Startups

Es el mejor momento para emprender, según el CEO de la startup latina más valiosa

Roger Laughlin, cofundador de Kavak, dice a Bloomberg Línea que la salida a bolsa de la empresa está “un poco lejos” y que el ritmo para alcanzar los objetivos ha cambiado

Roger Laughlin, cofundador y CEO de Kavak, durante el evento Web Summit Rio a principios de este mes (Foto: Sam Barnes/Web Summit Rio via Sportsfile)
22 de mayo, 2023 | 01:48 PM

Lea esta historia en

Portugués

Bloomberg Línea — Kavak, que opera una plataforma digital de compra y venta de autos usados y es actualmente la startup con mayor valor de mercado de América Latina, está priorizando la rentabilidad y ajustando la ejecución de su estrategia a las condiciones de mercado más duras y con mayor costo de capital.

VER +
CEO de Kavak regresa a dirigir la startup en México tras despido de country manager

“Las decisiones que hemos tomado son tener un infinite runway [tiempo de efectivo de la startup sin necesidad de capital externo] y no necesitar más capital”, dijo a Bloomberg Línea el cofundador de Kavak, Roger Laughlin, en una entrevista durante Web Summit Rio a principios de mayo.

Laughlin también dijo que la ambición de la empresa no ha cambiado, pero que la velocidad con la que alcanzará sus objetivos puede ser más lenta. “Hay varias formas de maximizar el capital que tenemos, reduciendo la estructura de costos, buscando más rentabilidad, captando otras líneas de capital, apalancando activos, como ya hemos hecho, y simplemente adaptando nuestra estrategia al momento actual”.

El empresario también analizó el momento que viven los emprendedores en América Latina.

PUBLICIDAD

“Pongo en duda que el momento actual sea peor para el empresario. Creo que en realidad es mejor. Porque hay más emprendedores, más capital, más casos de éxito, más casos de fracaso que también sirven para aprender lo que funciona y lo que no funciona”.

La empresa de origen mexicano anunció recientemente su expansión a Turquía y Medio Oriente, pero con operaciones más ágiles basadas en su experiencia en otros mercados.

Kavak opera en seis mercados de América Latina: Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Perú y México, donde lleva más tiempo y espera alcanzar antes la rentabilidad.

PUBLICIDAD

Según él, la relación con los inversores tampoco ha cambiado, pero las conversaciones se centran ahora en cómo ayudar a la empresa a ser rentable más rápidamente. Preguntado si una salida para los inversores a través de una OPI (oferta pública inicial de acciones) llegaría sólo después de alcanzar beneficios, Laughlin dijo que “no necesariamente”.

“Veo un poco lejos una OPI porque hay que ser una empresa muy estable con una capacidad de proyección muy precisa. Y todavía somos una empresa en crecimiento”, afirmó.

VER +
Startups latinas captarán menos mega rondas y más deuda en 2023

Kavak utiliza datos de mercado en tiempo real para ofrecer a los vendedores una oferta instantánea por sus coches y también presta servicios como entrega a domicilio y financiación a los compradores.

La startup fue valorada en US$8.700 millones en una ronda de Serie E en septiembre de 2021. Según Laughlin, la valoración no cambió aunque la empresa no participo de otra ronda ni cambió los precios. Kavak cuenta con SoftBank y Olam Capital entre sus inversores de capital riesgo.

Auditada desde su segundo año de funcionamiento por E&Y, Kavak recaudó US$810 millones en financiación con HSBC, Santander y Goldman Sachs en septiembre del año pasado.

A continuación, la entrevista con el cofundador de Kavak, Roger Laughlin, editada para mayor concisión y claridad:

El mercado ha cambiado con la subida de los tipos de interés. ¿Qué ha cambiado para Kavak?

PUBLICIDAD

Lo que cambia principalmente es el enfoque y dónde invertimos nuestro tiempo y nuestros recursos y cuáles son las prioridades que ponemos en el negocio.

Veníamos en un contexto de mucho capital, un apetito muy fuerte del mercado por crecer, una demanda muy alta también, y ahora estamos en un escenario ligeramente diferente en el que tenemos que ajustar cuentas y perseguir más rentabilidad. Ser un poco más prudentes.

La ambición de Kavak y lo que queremos construir no ha cambiado. Lo que ha cambiado es probablemente la velocidad con la que vamos a conseguirlo.

VER +
Las startups más afectadas por la crisis del venture capital en 2022

¿Ha cambiado algo en la relación con inversores?

PUBLICIDAD

No sé si ha cambiado la forma de cobrar, no creo que hayamos tenido nunca una relación de cobro. Siempre tuvimos una gran relación de colaboración con nuestros inversores, que siempre han estado muy implicados en la estrategia, pero mucho más desde el punto de vista de la resolución de problemas. Creo que realmente entienden el desafío de construir un negocio como el de Kavak en América Latina.

Y creo que no sólo Kavak, sino la dificultad de construir un negocio en los países emergentes. Ellos siempre han ayudado. La conversación antes era sobre cómo nos ayudarían a crecer, ahora es sobre ayudarían a ser rentable más rápido.

PUBLICIDAD

En esta propuesta de rentabilidad, ¿ha alcanzado el break-even?

Cada país tiene un objetivo diferente. Por ejemplo, México es un país más desarrollado. Estamos allí hace más tiempo, es una escala diferente. Entonces allí encontraremos la rentabilidad más rápidamente que, por ejemplo, en Brasil, que sigue siendo un mercado en el que todavía tenemos que crecer. Tenemos que alcanzar un volumen para poder alcanzar la rentabilidad.

Hay otros países que nacieron muy estrechos y que alcanzarán la rentabilidad mucho más rápido, pero también por el tamaño. Creo que será relativo a cada mercado.

PUBLICIDAD
VER +
¿Por qué grandes startups en Latinoamérica retrasaron sus planes de llegar a bolsa?

Ustedes se han expandido a algunos países de Medio Oriente, como Arabia Saudita. ¿Cómo concilian la expansión en un momento en que busca la rentabilidad?

Las expansiones se producen con varios meses de antelación. Una cosa es cuando anunciamos la expansión y otra cuando llegamos a un mercado y empezamos a sentar las bases.

Cuando empezamos a llegar a Medio Oriente y Turquía, ya empezábamos a percibir un nuevo momento en el mercado. Ya estábamos ajustando nuestra estrategia, que es mucho más sencilla y ya trae mucho de lo que aprendemos en Brasil y Argentina. No es que llegamos a estos países y ahora tenemos que invertir más para crecer, no, la inversión ya se hizo.

Pero todos nuestros planes en cada país fueron adaptados según el momento actual, pero también según el momento de ese país, así como con el contexto que hay detrás. Esto significa que un país como Brasil, donde llegamos con más inversiones, más infraestructura y más ambición de crecer, tuvimos que tomar decisiones diferentes en comparación con Turquía, Colombia, Perú y Chile.

PUBLICIDAD

Kavak obtuvo US$810 millones en préstamos a finales de 2022. ¿Por qué asumir la deuda y cómo fue posible conseguirla con grandes bancos siendo una startup?

Sabíamos desde el principio que nuestro negocio requeriría mucho capital y que necesitaríamos recaudar capital de inversión y de deuda. Nuestro negocio tiene una particularidad, como cualquier concesionario, pero lo hacemos con una escala diferente. Tenemos un activo y un inventario para conseguir ese capital circulante con líneas de crédito.

Construimos nuestra trayectoria sabiendo que llegaría este momento. La primera decisión que tomamos fue la primera inversión que hicimos en México, en un sistema ERP para controlar nuestro inventario y nuestras finanzas y ser una empresa auditable. Kavak ha sido auditada por una Big Four desde el segundo año.

Cuando vamos a un banco, llegamos como una startup con un historial diferente y logramos obtener estas líneas de crédito.

VER +
Kaszek levantó casi US$1.000 millones: ¿dónde y en qué startups piensa invertirlos?

¿Cuáles fueran las condiciones de esas líneas?

Las condiciones de estas líneas de crédito están totalmente relacionadas con el perfil de la empresa, el riesgo que supone para el banco y la garantía que la respalda.

¿Kavak considera una salida para los inversores a través de una OPI sólo después de lograr beneficios?

No necesariamente. Siempre juzgamos la oportunidad de hacer una OPI de la misma manera que analizamos una ronda: ¿tiene sentido para la empresa? ¿Es lo que necesitamos? ¿Estamos en una posición en la que el capital ofrecerá lo que necesitamos para la empresa? ¿Tiene sentido atraer a un inversor más? ¿Queremos un evento de liquidez para nuestros empleados e inversores que ya están en la empresa?

El contexto actual nos hace repensar todo esto, pero veo un poco lejos una OPI porque hay que ser una empresa muy estable y con una capacidad de proyección muy precisa. Y todavía somos una empresa que está creciendo, estamos descubriendo muchas cosas, entrando en nuevos mercados y seguimos construyendo muchas soluciones.

Pero no necesitamos necesariamente ser rentables para hacer una OPI.

¿Le preocupa la situación de Carvana en Estados Unidos?

Como benchmark, no es bueno que a una empresa comparable a Kavak no le vaya bien. Al mismo tiempo, creo que si estuviéramos en una fase inicial, recaudando capital de inversores globales, y nuestro mayor competidor fuera muy mal, obviamente eso nos perjudicaría.

Pero no en la situación en la que estamos. No estamos buscando capital y estamos muy tranquilos con nuestro efectivo. Nuestros inversores conocen la profundidad de nuestro negocio y las diferencias con Carvana.

El valor que aportamos a nuestros mercados emergentes es mucho más profundo. Somos el mayor originador de crédito automotriz en México. Lo hacemos con nuestra propia financiera. No tendríamos que hacerlo en Estados Unidos porque allí todo el mundo tiene acceso al crédito.

VER +
Startups se enfocaron en venture capital, pero se olvidaron de esta fuente millonaria

¿Cuáles son los principales objetivos para este año?

Consolidar los mercados donde estamos y tomar decisiones para acelerar y ejecutar el plan que hemos diseñado para cumplir con esa rentabilidad en cada uno de los mercados.

¿Cómo evalúa el escenario actual para los emprendedores en América Latina?

Me convertí en emprendedor en 2016 en México en un contexto muy desafiante porque no había startups comparables o exitosas en las que pudiéramos reflejarnos.

Mirábamos mucho a Estados Unidos y Europa y es una comparación muy injusta. Los fondos no miran a América Latina de la misma manera que miran a estos países y regiones.

Pongo en duda que el momento actual sea peor para el empresario. Creo que en realidad es mejor. Porque hay más emprendedores, más capital, más casos de éxito, más casos de fracaso que también sirven para aprender lo que funciona y lo que no funciona.

Lo que los fondos van a pedir ahora, y lo que van a analizar, es un negocio saludable, con una idea muy clara de cómo va a ser rentable, con un product-market-fit muy claro y con una estrategia muy clara. Y van a pedir que se tomen las medidas necesarias para expandirse según necesario, con valoraciones que tengan sentido, sin presionar para que se tire capital donde no se necesita.

Creo que, aunque cueste verlo, para mí el ecosistema actual es el mejor momento para América Latina. Y creo que los emprendedores de la región tienen más resiliencia porque los latinoamericanos están en una situación adversa desde que nacen, son países más complejos. Creo que estamos más preparados para surfear esta ola que viene ahora.

Te puede interesar

Nuevas medidas económicas: acordarían con bancos aumento en límite de tarjetas de crédito