Cripto

El oscuro primer año de las criptomonedas tras el desplome de FTX

Las operaciones de capital riesgo dirigidas a proyectos de criptomoneda y blockchain se han reducido a unos US$7.300 millones en total este año, aproximadamente una cuarta parte del total de todo el año en 2021 y 2022

FTX Founder Sam Bankman-Fried Attends Court
Por Michael P. Regan y Anna Irrera
29 de septiembre, 2023 | 10:13 AM

Bloomberg — Sara Feenan dio el salto en 2017, dejando una carrera en finanzas por el nuevo mundo de las criptomonedas.

Feenan, que a lo largo de los años ha trabajado en una empresa de tecnología blockchain y en la bolsa Binance, estaba entusiasmada por formar parte de un movimiento que prometía rehacer y mejorar aparentemente todo. Incluso bautizó a su perro con el nombre del inventor de bitcoin. Luego llegaron las convulsiones de 2022, culminadas por la espectacular explosión de la bolsa FTX el pasado noviembre. Cuando las consecuencias se extendieron en los meses siguientes, Feenan, cuyo último trabajo era en una startup, se quedó sin trabajo. Después dejó las criptomonedas.

“Me desilusioné un poco”, dice Feenan, que ahora trabaja en una startup fintech no criptográfica en Londres. “Había un poco de exasperación con cosas como FTX. Si le dices a la gente que trabajas en cripto y eso acaba de ocurrir, es muy difícil decir que no todo el mundo está ahí para estafar a la gente”.

VER +
FTX demanda a Bankman-Fried y alega más de US$1.000 millones en negocios dudosos

Aunque esa nube de escepticismo y sospecha se ha cernido sobre la clase de activos desde el principio, quizá nunca haya sido tan densa como en los meses transcurridos desde la caída de FTX y su enigmático líder Sam Bankman-Fried. No es probable que la nube desaparezca pronto, ya que Bankman-Fried se prepara para ser juzgado la próxima semana por lo que los fiscales alegan que fue uno de los mayores fraudes financieros de la historia de Estados Unidos. Se ha declarado inocente de todos los cargos que se le imputan.

PUBLICIDAD

Por supuesto, nada afecta más al estado de ánimo de los mercados que el precio. Aunque el bitcoin ha repuntado un 60% este año hasta cotizar en torno a los 27.000 dólares, sigue estando muy por debajo de su récord de 69.000 dólares alcanzado en noviembre de 2021, y ha estado sumido en un rango de cotización durante la mayor parte del año. Lo que una vez fue un mercado de casi 3 billones de dólares ahora vale alrededor de 1 billón de dólares. Y cualquier sueño de que bitcoin o cualquier otra criptomoneda sirva como una verdadera moneda alternativa se ha quedado en eso.

El comercio se ha secado, y los rincones del mercado que alguna vez fueron populares, como los tokens no fungibles, ahora se parecen a los bulbos de tulipanes digitales que los críticos siempre dijeron que eran. Alrededor del 95% de las más de 73.000 colecciones de NFT carecen esencialmente de valor, según los investigadores de dappGambl. El valor negociado semanal de los NFT rondó los 80 millones de dólares en julio, apenas un 3% del máximo registrado en agosto de 2021, escriben los investigadores, citando datos del Block. ¿Recuerdas NBA Top Shot, el publicitado proyecto NFT de Dapper Labs que convirtió los mejores momentos del baloncesto en tokens negociables, algunos de los cuales se vendieron por más de 200.000 dólares en 2021? Ahora hay cientos de ellos languideciendo a la venta con precios de venta de 1 dólar.

Y, lo que es más importante, las otrora holgadas riendas del mundo del capital riesgo se han tensado considerablemente. Las operaciones de capital riesgo dirigidas a proyectos de criptomoneda y blockchain se han reducido a unos 7.300 millones de dólares en total este año hasta el 19 de septiembre, aproximadamente una cuarta parte del total de todo el año en 2021 y 2022, según datos de Pitchbook. Y los puestos de trabajo en la industria están desapareciendo. Mientras que la fuerza de trabajo de criptomonedas creció a un ritmo de más del 18% a principios de 2022, el empleo ha estado disminuyendo durante todo el año, más recientemente a un ritmo de más del 5%, según datos de la empresa de inteligencia de fuerza de trabajo Revelio Labs basados en 35 grandes empresas.

PUBLICIDAD
Crypto's Shrinking Workforce | Once a booming source of jobs, employment has been falling in 2023dfd

“Seré sincero y diré que ha sido miserable”, afirma Nico Cordeiro, director de inversiones del fondo de cobertura de criptomonedas Strix Leviathan. “Los ingresos son mínimos debido a las condiciones del mercado. No hay nuevos inversores porque nadie invierte en el sector. Los actores del sector están en una especie de modo de supervivencia: Mantener las operaciones durante el tiempo necesario para que el capital empiece a volver al espacio”.

Strix Leviathan, que había utilizado la bolsa extraterritorial de FTX para negociar los criptofuturos perpetuos que no están disponibles en las bolsas de EE.UU., todavía tiene fondos bloqueados, a través de un corredor principal, en la bolsa en quiebra. Desde entonces, ha dejado de negociar futuros perpetuos por temor a que no haya lugares seguros para hacerlo, ya que el principal rival de FTX, Binance, está sometido a un creciente escrutinio regulatorio.

Para quienes han logrado lanzar con éxito una empresa relacionada con las criptomonedas en la era posterior a FTX, el camino ha sido duro. Hilal Diab puso en marcha en enero su empresa Market Mapper, con sede en Tel Aviv, una plataforma de análisis de cadenas de bloques para operadores. Pero enseguida tuvo problemas para encontrar una gran plataforma de publicidad en línea que aceptara su negocio. Y dice que cuando intentó registrarse con Mailchimp para distribuir boletines informativos de Market Mapper, la empresa les dijo que buscaran otro proveedor de servicios porque no quería asociarse con el sector de las criptomonedas. Incluso sus amigos y familiares desconfían.

“En cuanto le digo a alguien que mi startup está relacionada con las criptomonedas, se cierran en banda. Esa es la primera reacción que tengo”, afirma. “También tienes inversores que son muy escépticos a la hora de darnos dinero, sobre todo después de la mierda del FTX. Tienen miedo a las demandas”.

VER +
El bitcoin vuelve a ser refugio ante perspectivas de cierre del gobierno de EE.UU.

Esas demandas y otros casos variados se han acumulado tras el colapso de FTX y el colapso de las criptomonedas que lo precedió el año pasado. Además de la propia liquidación de FTX y el próximo caso penal de Bankman-Fried, las empresas de criptomonedas Genesis Global, Voyager Digital y BlockFi Inc. se han visto envueltas en procedimientos de quiebra. Coinbase Global Inc. está luchando contra la SEC por las acusaciones de que muchas de las criptomonedas negociadas en su bolsa son valores no registrados, al tiempo que presiona sin descanso al Capitolio y hace incursiones en el extranjero.

Binance, por su parte, está inmersa en acciones de ejecución por parte de la Commodity Futures Trading Commission y la SEC. Incluso los padres de Bankman-Fried están siendo arrastrados a un litigio con una demanda destinada a recuperar el dinero que recibieron de FTX.

Sin embargo, sorprendentemente, los tribunales también han sido una rara fuente de optimismo que probablemente ha ayudado a los precios de las criptomonedas a encontrar un suelo, según la profesora de finanzas de la Universidad de Georgetown Reena Aggarwal. Aggarwal citó la sentencia de un tribunal de apelaciones que el mes pasado anuló la decisión de la SEC de bloquear el fondo de intercambio de bitcoins al contado propuesto por Grayscale Investment LLC, y la sentencia de otro juez que dictaminó que el token XRP de Ripple Labs no es un valor cuando se vende al público en general.

PUBLICIDAD

“La SEC ha intentado imponer y decir que las criptomonedas son el Salvaje Oeste y que hay que regularlas, pero los tribunales han dado marcha atrás”, explica. “En cierto sentido, eso ha dado una nueva vida al sector”.

A continuación llegará el turno de Bankman-Fried en los tribunales y la reedición de los trapos sucios de FTX. Muchos en la industria seguirán de cerca el juicio para ver si se revelan nuevos detalles, según Brian Mosoff, director ejecutivo de Ether Capital Corp, con sede en Toronto, que invierte en proyectos de criptomonedas y blockchain. Sin embargo, para Mosoff, los retos a los que se enfrenta el sector en la era post-FTX también pueden marcar un importante punto de inflexión.

“El lado positivo aquí es que simplemente avanza esa conversación en todas las jurisdicciones a nivel mundial porque todos se dan cuenta de que esta industria no va a desaparecer”, dijo. “Se puede imaginar que hay un sector de activos digitales anterior al FTX y otro posterior. Y creo que esto pasará potencialmente a la historia como un punto de referencia para cuando el sector se institucionalizó, se hizo creíble y se reguló”.

De hecho, con BlackRock Inc, Fidelity, Franklin Templeton y otros esperando la eventual aprobación de sus ETF de bitcoin al contado, y las empresas tradicionales de Wall Street ocupadas con proyectos de blockchain destinados a convertir los activos tradicionales en tokens digitales, el futuro de la criptoinnovación posiblemente nunca ha parecido más institucionalizado.

PUBLICIDAD

En cuanto a Feenan, la criptoexiliada en Londres cuyo perro Toshi lleva el nombre de Satoshi Nakamoto, el misterioso inventor de Bitcoin, no está dispuesta a descartar para siempre el sector de los activos digitales.

“Las criptomonedas pueden pasar rápidamente de lo más profundo a lo más absurdo”, afirma. “Volvería si surgiera algo interesante, si creo que este proyecto va a ayudar a mover la aguja”.

--Con la colaboración de Stephanie Davidson y Jody Megson.