Las fuerzas israelíes liberan a cuatro rehenes tras un ataque en el centro de Gaza

Al menos 94 palestinos, incluidos niños, murieron en los intensos combates, según informó la oficina de prensa del gobierno dirigido por Hamás

08 June 2024, Israel, Kiryat Ono: Relatives of released hostages arrive to Tel Hashomer (Sheba) hospital. The Israel Defense Forces (IDF) said on Saturday that it had rescued four Israeli hostages in a "complex special daytime operation" in Nuseirat, a refugee camp in the central Gaza Strip. Photo: Ilia Yefimovich/dpa (Photo by Ilia Yefimovich/picture alliance via Getty Images)
Por Fadwa Hodali - Ethan Bronner
08 de junio, 2024 | 11:59 AM

Bloomberg — El ejército israelí liberó el sábado a cuatro rehenes retenidos por Hamás en Gaza como parte de un gran asalto a la ciudad central de Nuseirat. Al menos 94 palestinos, incluidos niños, murieron en los intensos combates, según informó la oficina de prensa del gobierno dirigido por Hamás.

Los rehenes rescatados -una mujer y tres hombres- se encontraban en buen estado de salud y habían sido trasladados a un hospital israelí para someterse a nuevos controles, según el ejército. Fueron identificados como Noa Argamani, de 25 años, Almog Meir Jan, de 21, Andrey Kozlov, de 27 y Shlomi Ziv, de 40.

"Noa, Almog, Andrei y Shlomi, qué alegría teneros de vuelta con nosotros", escribió en X el ministro de Defensa, Yoav Gallant. "En una heroica actividad operativa, nuestros combatientes consiguieron liberar a cuatro rehenes del cautiverio de Hamás y traerlos a casa, a Israel".

VER MÁS: Israel dice que no habrá alto al fuego permanente si no se destruye a Hamás

PUBLICIDAD

Las fuerzas actuaron "bajo fuego intenso", dijo Gallant, prometiendo seguir luchando por el regreso de los rehenes restantes. La policía y la guardia fronteriza de Israel dijeron que había muerto un miembro de su unidad antiterrorista.

Ismail Hanieh, líder de Hamás, emitió un comunicado condenando las "masacres". En las redes sociales circulaban vídeos de cadáveres ensangrentados en un hospital cercano.

TE PUEDE INTERESAR: Israel prevé que le faltan siete meses más de combates en Gaza para derrotar a Hamás

PUBLICIDAD

Argamani era la rehén a la que se vio suplicando ayuda desde la parte trasera de una motocicleta en un vídeo ampliamente difundido de los ataques del 7 de octubre contra Israel. Su madre es china y el primer ministro Benjamin Netanyahu había hecho un llamamiento al gobierno chino para que interviniera en su favor.

Los cuatro fueron secuestrados en un festival de música en el sur de Israel cuando miles de operativos de Hamás atravesaron la frontera, matando a 1.200 personas y secuestrando a otras 250. La operación del sábado marcó el primer rescate de rehenes vivos desde febrero, cuando las fuerzas israelíes trajeron a casa a dos hombres mayores, mientras que un intercambio en noviembre liberó a más de 100.

No está claro cuántos de los rehenes restantes están vivos. Se cree que se cuentan por docenas.

El sábado, los cuatro rehenes habían sido rescatados en asaltos a dos edificios diferentes en un barrio residencial, dijo el portavoz militar Daniel Hagari. La operación llevaba semanas planeándose y en ella participaron cientos de soldados y miembros de los servicios de inteligencia y de la policía, respaldados por las fuerzas aéreas y navales israelíes, añadió.

Israel libra una guerra contra Hamás en Gaza desde hace ocho meses y el número de muertos supera los 36.000, según Hamás, que no distingue entre civiles y combatientes. El grupo está considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

Tras la liberación de los cuatro rehenes, Benny Gantz, líder de la oposición que se unió al gabinete de guerra de Netanyahu, dijo que retrasaría hacer una declaración después de haber amenazado previamente con abandonar el gabinete de guerra el sábado, aliviando la presión sobre Netanyahu en un momento crítico para su coalición.

Miles de israelíes que acudían a las playas de Tel Aviv se enteraron del rescate en los anuncios de los puestos de socorrismo, lo que provocó vítores y bailes espontáneos.

PUBLICIDAD

El contralmirante Daniel Hagari, portavoz militar israelí, dijo a los periodistas que las fuerzas que llevaron a cabo el rescate habían practicado con maquetas de los dos edificios.

“Tenía que ser como una operación cerebral, muy precisa”, dijo. “Fue en una calle civil con camiones y coches y muchos civiles”.

Dijo que los planificadores decidieron llevar a cabo la operación a la luz del día para maximizar la sorpresa, ya que lo esperado sería un asalto nocturno.

Hagari dijo que los tres hombres estaban retenidos en un edificio y Argamani en otro separado a 200 metros (656 pies) de distancia. Estaban vigilados por guardias armados y retenidos en edificios civiles para que fuera imposible rescatarlos sin causar víctimas civiles.

PUBLICIDAD

Cuando las fuerzas israelíes salieron de los edificios con los rehenes, dijo, se vieron sometidas a un intenso fuego de civiles que se encontraban en el exterior, lo que provocó que la aviación israelí y otras fuerzas devolvieran el fuego. Reconoció que las bajas ascendían a un centenar pero dijo que no se sabía cuántos eran civiles.

Hagari dijo que la mayoría del resto de los rehenes no están retenidos en condiciones que permitan una operación de este tipo y que la forma de devolverlos será a través de un acuerdo con Hamás que se está negociando con la ayuda de EE.UU., Egipto y Qatar. Se espera que las conversaciones sobre ese acuerdo se reanuden en los próximos días.

PUBLICIDAD

--Con la colaboración de Galit Altstein

Lea más en Bloomberg.com