ONU: El 40% de menores muertos en conflictos armados en el mundo está en Gaza

Un informe de la ONU incluye a Israel y Hamás en la denominada lista negra de actores que “cometen graves violaciones” contra niños

El asesinato de más de 2.000 niños palestinos y 40 israelíes contribuyó a elevar la violencia contra los niños a “niveles extremos” en 2023.
Por Augusta Saraiva
12 de junio, 2024 | 05:02 PM

Bloomberg — Los niños de Gaza representaron casi el 40% de los menores muertos en conflictos en todo el mundo el año pasado, según un próximo informe de Naciones Unidas sobre casos que dice haber verificado, culpando tanto a Israel como a Hamás del aumento de muertes.

El asesinato de más de 2.000 niños palestinos y 40 israelíes contribuyó a elevar la violencia contra los niños a “niveles extremos” en 2023, según afirma el Secretario General, Antonio Guterres, en el informe, revisado por Bloomberg News y cuya publicación está prevista para finales de este mes.

Lea también: Consejo de Seguridad de la ONU aprueba resolución de EE.UU. que respalda la tregua en Gaza

Los datos sólo incluyen las muertes que la ONU puede verificar, dijo, añadiendo que todavía está tomando determinaciones sobre miles de muertes palestinas denunciadas adicionalmente en los tres primeros meses de la guerra. También está investigando los informes sobre unos 3.900 niños heridos cuando Hamás, designado grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, atacó Israel el 7 de octubre, dando comienzo a la guerra.

PUBLICIDAD

El número de muertos de la guerra entre Israel y Hamás, sobre todo en Gaza, ha galvanizado los esfuerzos mundiales para detener los combates, algo que no han conseguido mediadores como EE.UU., Qatar y Egipto. Los detalles de las muertes, incluida la exactitud del recuento realizado por el Ministerio de Sanidad de Gaza, dirigido por Hamás, y si incluye a los militantes, han sido controvertidos y difíciles de confirmar mientras continúan los combates.

Vea más: Las fuerzas israelíes liberan a cuatro rehenes tras un ataque en el centro de Gaza

La guerra entre Israel y Hamás “presenta una escala y una intensidad sin precedentes de graves violaciones contra los niños, ya que las hostilidades han provocado un aumento de las violaciones graves del 155%”, escribió Guterres en el informe. La ONU afirmó que tanto el ejército israelí como el ala militar de Hamás, así como la Yihad Islámica Palestina, no están haciendo lo suficiente para proteger a los niños en Gaza.

PUBLICIDAD

La ONU señala que el informe “no representa toda la escala de violaciones contra los niños, pero proporciona tendencias verificadas por Naciones Unidas”. Para examinar las violaciones denunciadas, la ONU se basa en un mecanismo de supervisión y presentación de informes que requiere que los supervisores locales verifiquen de forma independiente las denuncias.

El informe anual de la ONU examina los casos de violencia contra menores de 18 años en conflictos de todo el mundo. Esta es la primera vez que Israel y Hamás han sido incluidos en la denominada lista negra de actores que “cometen graves violaciones” contra los niños en los más de 20 años que lleva presentándose el informe al Consejo de Seguridad.

¿Cómo ha respondido Israel?

El embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, que se ha mostrado muy crítico con la organización, dijo la semana pasada que incluir a Israel en el informe era una “decisión inmoral”.

Israel había manifestado en los días previos a que se le informara de la decisión que tenía la intención de cooperar con la ONU en la prevención de la violencia contra los niños, según un alto funcionario de la ONU que pidió no ser identificado describiendo conversaciones privadas. Desde entonces, ha guardado silencio sobre el asunto, dijo la fuente. La misión israelí ante la ONU no respondió el miércoles a una solicitud de comentarios.

Vea más: Hamás envía su respuesta a la propuesta de alto al fuego respaldada por Biden

La ONU también incluyó en su lista negra a las fuerzas armadas sudanesas por matar y herir a niños y por atacar escuelas y hospitales. También se movió para hacer lo mismo con las Fuerzas de Apoyo Rápido rivales por las mismas razones, así como por reclutar a niños y por llevar a cabo actos de violencia sexual.

La ONU verificó el asesinato de unos 500 niños en Sudán el año pasado. El funcionario de la ONU dijo que la organización teme que surjan “decenas de miles” de casos más de violencia contra los niños una vez que los expertos puedan verificar los informes pendientes.

Lea más en Bloomberg.com