Las marcas premium de China caen en desgracia entre los inversores bursátiles

El consumo se ha mantenido tibio a pesar de los esfuerzos de Pekín por impulsar el gasto, que incluyen desde el canje de electrodomésticos y coches hasta la relajación de las normas de préstamo para automóviles

Los antaño poderosos compradores chinos se han convertido en gastadores reticentes ante la desaceleración económica.
Por Bloomberg News
15 de junio, 2024 | 04:13 PM

Bloomberg — Los antaño poderosos compradores chinos se han convertido en gastadores reacios ante la desaceleración económica, un cambio que está resultando especialmente doloroso para los valores relacionados con las marcas de primera calidad.

El fabricante de licores de gama alta Kweichow Moutai Co., el concesionario de coches de lujo Zhongsheng Group Holdings Ltd. y el distribuidor de Nike Topsports International Holdings Ltd. han caído alrededor de un 10% o más este año, resistiendo a las ganancias de los índices de referencia. Los analistas atribuyen el bajo rendimiento a la tendencia a la baja del consumo en China, evidenciada por el deslucido gasto durante el Festival del Bote del Dragón y los primeros signos de debilidad en el actual evento de compras 618.

Ver más: Marcas de lujo ofrecen ofertas de hasta un 50% para atraer a recelosos compradores chinos

El consumo se ha mantenido tibio a pesar de los esfuerzos de Pekín por impulsar el gasto, que incluyen desde el canje de electrodomésticos y coches hasta la relajación de las normas de préstamo para automóviles. Aunque las empresas que ofrecen productos asequibles han obtenido mejores resultados que sus homólogas de lujo en el mercado, las dudas sobre la solidez de la recuperación económica de China están haciendo que los inversores se acobarden ante los valores de consumo en general.

PUBLICIDAD

“Esta tendencia a la baja de los nombres premium aún no ha tocado fondo”, afirmó Xiang Xiaotian, director de Shanghai Chengzhou Investment Management Co. “Sólo veremos cierta mejoría si la economía y el mercado inmobiliario empiezan a estabilizarse en 2025″.

 Fuente: Fuente: Bloomberg, HKEX

Las marcas chinas de primera calidad han tenido dificultades para encontrar una estrategia viable a medida que los consumidores bajan de precio. La demanda de una mayor rentabilidad contrasta fuertemente con la de hace unos años, cuando la floreciente clase media del país suscitó esperanzas de una mejora del consumo que impulsaría las ventas de artículos de lujo.

Las acciones de Kweichow Moutai, cuyas emblemáticas bebidas baijiu suelen venderse al por menor por encima de los 2500 yuanes (US$344,58 dólares) la botella, han caído un 9,9% en 2024, frente a una subida del 3,2% del índice CSI 300 de acciones continentales. Budweiser Brewing Co APAC, que comercializa cervezas premium en China, es uno de los valores con peores resultados del año en el índice Hang Seng, junto con Zhongsheng Group. Ambas acciones perdieron cerca de un tercio de su valor.

PUBLICIDAD

No son sólo las empresas locales las que están sufriendo. Algunas marcas de lujo extranjeras han tenido que ofrecer fuertes descuentos en China en medio de un retroceso del gasto.

Los analistas de Jefferies Financial Group Inc. señalaron la ralentización de las ventas de ropa y electrodomésticos en mayo, a pesar de que los minoristas adelantaron 618 promociones. La correduría señaló cautela para los distribuidores de Nike Topsports y Pou Sheng International Holdings Ltd. en China, ya que la estrategia de precios de la marca puede ser “demasiado premium” para los consumidores.

Los operadores esperan medidas más contundentes para revitalizar el consumo en el tercer pleno de julio, uno de los acontecimientos políticos más importantes de la nación en el que los máximos dirigentes trazan planes económicos a largo plazo y señalan posibles giros políticos. Los datos de la próxima semana pueden reforzar esa necesidad, con una encuesta de Bloomberg que apunta a un modesto crecimiento del 3% en las ventas minoristas de mayo.

El mayor catalizador del gasto “sería la relajación continuada de las medidas inmobiliarias y los esfuerzos por estimular el consumo”, según David Chao, estratega de Invesco Asset Management en Singapur. Es posible que salgan más cosas del pleno para impulsar el sentimiento, lo que puede llevar a una mejora del gasto minorista, dijo.

Aunque las marcas más caras se han llevado la peor parte de las recientes ventas, los valores de consumo en general se han quedado rezagados respecto al rebote del mercado. Un subíndice MSCI China de bienes de consumo básico ha caído casi un 12% este año, frente a una ganancia de más del 6% en el índice de referencia.

Los estrategas de UBS Group AG cambiaron este mes su preferencia de los valores de consumo interno a los de semiequipamiento e inmobiliarios, citando factores como el tibio crecimiento de los ingresos y los elevados costes de los servicios públicos.

Ver más: Mercado chino del lujo no se recupera y deja a tiendas dependiendo de la demanda de EE.UU.

PUBLICIDAD

Las salvajes oscilaciones de PDD Holdings Inc, cuyas acciones fueron una de las apuestas más populares en 2023, ya que su estrategia de precios reducidos ganó adeptos, muestran cómo la intensificación de la guerra de precios preocupa a los inversores. Sus acciones, que cotizan en EE.UU., han fluctuado tras dispararse un 79% en 2023. Las acciones de Miniso Group Holding Ltd., con sede en Guangzhou y minorista de bajo presupuesto, apenas han variado en Hong Kong durante el año a pesar de sus planes de expansión en el extranjero.

“Existe un sentimiento general de espera, ya que las incertidumbres en torno a la situación económica son significativas”, afirmó Shen Meng, director de Chanson & Co, con sede en Pekín. “Las marcas chinas de gama media y alta han aumentado su capacidad de producción sólo para ver cómo se debilita la demanda, y es probable que ese desfase afecte a los márgenes y presione los precios de las acciones.”

-- Con la colaboración de Jeanny Yu, Zhu Lin, Mengchen Lu, Sangmi Cha y Aya Wagatsuma.

Lea más en Bloomberg.com