Six Flags abre un lujoso hotel que incluye un safari cerca de Nueva York

La empresa espera atraer a sus parques temáticos a los viajeros de mayor poder adquisitivo con experiencias que se encuentran en Kenia o Botsuana

La empresa Six Flags Entertainment Corp. se adentra en la hostelería de lujo con un hotel de 20 habitaciones y un safari cuya apertura está anunciada para el 14 de junio.
Por Carlye Wisel
15 de junio, 2024 | 09:00 AM

Bloomberg — Un encuentro con jirafas en una plataforma elevada. El rugir de los leones desde una veranda privada. Safaris por la mañana temprano entre elefantes y rinocerontes.

Este tipo de experiencias, típicamente reservadas a los safaris por el vasto continente de África, se podrán disfrutar pronto en un parque de atracciones de Nueva Jersey, que además ofrece acceso a la montaña rusa más alta del planeta.

Montaña rusa en Six Flags

La empresa Six Flags Entertainment Corp. se adentra en la hostelería de lujo con un hotel de 20 habitaciones y un safari cuya apertura está anunciada para el 14 de junio.

Lea más: Cedar Fair comprará Six Flags por US$1.900 millones

PUBLICIDAD

Ubicado a solo 24 kilómetros de Nueva York, en el interior del parque safari de Six Flags Great Adventure, encontramos el Savannah Sunset Resort & Spa que ofrecerá a sus huéspedes la posibilidad de disfrutar del ganado Ankole, los ñus y los osos negros que habitan en las 350 hectáreas de la atracción, de temática africana.

Esta incursión por primera vez en hoteles de lujo se enmarca en su proyecto de adquisición por US$1.880 millones por parte de Cedar Fair LP, dueña de diecisiete parques temáticos y once hoteles, entre los que se encuentran Carowinds, a las afueras de Charlotte, y Cedar Point, en Sandusky, Ohio.

Las habitaciones del Savannah Sunset comienzan en US$599 la noche durante la temporada de verano, con una estancia mínima de 2 noches, cifra que lo equipara a algunos de los hoteles más lujosos de Walt Disney World.

PUBLICIDAD

El precio incluye comodidades modernas, como tostadas de aguacate y café con leche chai de Starbucks para el desayuno en su carpa de lona, además de entradas para los parques de Six Flags.

Eso se suma a las atracciones que ya atraen a los buscadores de emociones a este rincón de Nueva Jersey, donde Six Flags explota 510 acres repletos de 14 espeluznantes montañas rusas, el parque acuático Hurricane Harbor y el ya mencionado Wild Safari Adventure. En este último, los huéspedes realizan safaris de 45 minutos para ver 1.200 animales de seis continentes.

Aunque Six Flags no publica los datos de visitas a sus parques individuales, la investigación de AECOM que rastrea la asistencia a las atracciones mundiales muestra que el complejo de Nueva Jersey acogió a un récord de 3,5 millones de huéspedes en 2019; en 2022, el año más reciente del que se dispone de datos de AECOM, esa cifra fue de más de 2,1 millones.

El nuevo hotel es una forma de aprovechar el parque de safaris existente para conseguir estancias más largas y caras, lo que a su vez impulsaría el gasto en el resto de los parques. Aunque las suites siguen el modelo de los campamentos de, por ejemplo, el delta del Okavango en Botsuana o el Serengeti en Tanzania, las distribuciones cuentan con cocinillas y cafeteras Keurig para atender a las familias estadounidenses.

“Necesitábamos ofrecer realmente cosas que fueran especiales”, dice Edithann Velez Ramey, directora de marketing de Six Flags.

Lea más: Disney invertirá US$8.000 millones en parques y complejos turísticos: ¿qué planea hacer?

Este nuevo hotel de lujo, el primero de la compañía se encuentra dentro de su parque Safari Six Flags Great Adventure. .Fotógrafo: Mario Tama/Getty Images North America

Una empresa en transición

La expansión hotelera de Six Flags llega en un momento crítico. Este año, una encuesta realizada por Bloomberg Intelligence a 3.491 viajeros residentes en EE.UU. mostró que más de la mitad planeaba visitar los parques temáticos en viajes de al menos tres días, la segunda opción vacacional más popular, después de los complejos turísticos con todo incluido.

PUBLICIDAD

Cortejar a los visitantes durante varios días es una ventaja que empresas como Walt Disney Co. (DIS) y Universal de Comcast Corp. (CMCSA) han mantenido durante mucho tiempo sobre Six Flags, que históricamente se ha centrado casi exclusivamente en los visitantes de un día.

La brecha no ha hecho más que aumentar, ya que Universal Orlando Resort prepara un trío de nuevos hoteles en torno al debut en 2025 de su parque temático Epic Universe, y Disney sigue reformando y lanzando nuevos alojamientos para sus fieles miembros del Disney Vacation Club.

Hasta ahora, Six Flags sólo explotaba un hotel: Great Escape Lodge, con 200 habitaciones de temática Adirondack que rodean un parque acuático cubierto en Queensbury, Nueva York. Las habitaciones cuestan a partir de 340 dólares por noche durante los fines de semana de verano más concurridos.

La decisión de experimentar con el alojamiento de lujo fue impulsada por el CEO Selim Bassoul, que tomó el timón a finales de 2021. Es su movimiento más ambicioso mientras guía a la empresa antes de su fusión. (Se espera que el cierre tenga lugar a finales de junio, aunque algunos analistas y expertos antimonopolio prevén retrasos regulatorios).

PUBLICIDAD

La jefa de marketing, Ramey, afirma que el concepto de glamping (acampar con lujo) forma parte de una estrategia que fomenta un mayor gasto. La pregunta que se hacía Bassoul, dice, es: “¿Cómo hacemos cosas que nos permitan elevar el precio y, por extensión, los ingresos y los beneficios?”.

En lugar de competir con los parques de destino de Florida construyendo más atracciones, Six Flags está utilizando su proximidad al área metropolitana de Nueva York como una ventaja.

PUBLICIDAD

Ofrecer un alojamiento tipo safari sin tener que desplazarse al aeropuerto es algo único, pero como hotel único, es una gran idea que habla de las lagunas de rendimiento actuales de Six Flags.

Según un estudio de Bloomberg Intelligence, la generación de efectivo de la empresa cayó en 2023, ya que el gasto por persona en los parques descendió de US$66 a US$64, mientras que la asistencia se mantuvo por debajo de lo esperado. En sus 27 parques de todo el país, Six Flags vio 22,2 millones de visitantes el año pasado, todavía muy lejos de los 32,8 millones de 2019.

Lea más: ¿Cuánto dinero mueven los parques de diversiones?: Brasil y México sacuden el negocio con estas aperturas

PUBLICIDAD

Qué esperar de una estancia en Six Flags Safari

El Savannah Sunset Resort & Spa está cargado de características y comodidades intrigantes, y también de un pesado puñado de contradicciones.

En ningún otro lugar del noreste podrá encontrar habitaciones equipadas con auténticos muebles artesanales de madera africana y amplias vistas a la sabana. La alimentación diaria de las jirafas, disponible exclusivamente para los huéspedes del hotel, es el tipo de cosa que algunas personas asocian con un viaje a Nairobi en su lista de deseos.

Un restaurante in situ, Mahaba Grill, servirá desayunos y cenas. Las entradas, como los raviolis de langosta o el costillar asado a fuego lento, cuestan entre US$25 y US$40. Un spa in situ ofrece masajes de tejidos profundos con un palo de madera africano rungu.

Cada estancia incluye la entrada al parque, transporte privado a los parques y acceso acelerado sin esperar cola en las montañas rusas y los toboganes acuáticos. Los huéspedes del Animal Kingdom Lodge de Disney, de US$300 la noche, que presume de tener la mayor carta de vinos africanos fuera del continente y ofrece vistas en la habitación de los animales que deambulan cerca, tienen que pagar más por esas ventajas.

PUBLICIDAD

Pero hay retos importantes. Savannah Sunset exige que todos los huéspedes tengan 5 años o más, una seria advertencia para las familias con preescolares amantes de los animales, y una restricción que es casi imposible encontrar en ningún sitio en internet.

Six Flags también tiene que construir este nuevo negocio sin la ayuda de su grupo demográfico más importante: La mayoría de sus huéspedes son locales y llegan con los pases de temporada en la mano, lo que significa que no necesitan hotel.

Esta ubicación es también el único parque temático Six Flag que incluye un parque safari, por lo que no está claro si esta estrategia puede expandirse.

Y luego está el problema de que el personal más veterano de Savannah Sunset tiene poca experiencia en hoteles de lujo. A cargo está Elizabeth Bransky-Cannata, que hace poco ocupó el cargo de directora general interina itinerante de los establecimientos Holiday Inn Club Vacations.

Ella tendrá que establecer el hotel como un lugar de visita obligada rápidamente, dada su corta estacionalidad. Six Flags Great Adventure sólo abre todos los días en verano (es decir, hasta el Día del Trabajo), y el hotel sólo abrirá en determinadas fechas de la temporada baja.

Se trata de un problema logístico con el que no tienen que lidiar en sus complejos ni Disney ni Universal, que se benefician del soleado clima de Florida durante todo el año.

A pesar de esas salvedades, Six Flags sigue viendo enormes oportunidades.

"Es una de nuestras mayores y más grandes propiedades, así que sabíamos que queríamos invertir", dice Ramey. "Y estamos encantados de que ocurra en Nueva Jersey".

Lea más en Bloomberg.com