Uno de cada cuatro votantes rechaza por partida doble a Trump y a Biden

Biden y Trump se están llevando más o menos a partes iguales a estos votantes desilusionados en los estados disputados

Votantes que dicen que no les gusta ninguno de los dos candidatos presidenciales de los principales partidos han alcanzado un máximo histórico y constituyen una cuarta parte del electorado.
Por Gregory Korte
15 de junio, 2024 | 03:27 PM

Bloomberg Línea — Las filas de los que odian por partida doble -votantes que dicen que no les gusta ninguno de los dos candidatos presidenciales de los principales partidos- están en un máximo histórico y constituyen una cuarta parte del electorado, según un nuevo análisis del Pew Research Center.

Eso es casi el doble que a estas alturas de 2020.

 Fuente: Fuente: Centro de Investigación Pew

Los que odian por partida doble fueron un factor clave en la sorprendente victoria de Donald Trump en 2016, cuando se decantaron por el candidato republicano frente a la demócrata Hillary Clinton. Pero el presidente Joe Biden se ganó a muchos de esos votantes en su camino hacia la Casa Blanca en 2020.

Biden y Trump se están llevando más o menos a partes iguales a estos votantes desilusionados en los estados disputados, con Biden ganando el 25% frente al 22% de Trump, según muestra una encuesta de mayo de Bloomberg News/Morning Consult.

PUBLICIDAD
 Fuente: Fuente: Encuesta de Bloomberg News/Morning Consult

Pero la mayor amenaza para Biden y Trump es que los votantes apagados por ellos simplemente se queden en casa - o encuentren refugio en un candidato independiente como Robert F. Kennedy Jr., que obtiene un 24% entre esos votantes en la encuesta de Bloomberg/Morning Consult. Otros candidatos de terceros partidos se llevan un 12% combinado.

La creciente polarización política está impulsando la impopularidad. El análisis de Pew descubrió que los candidatos presidenciales son sólo ligeramente menos populares dentro de su propio partido que hace tres décadas, pero que los votantes del partido contrario son mucho más negativos.

Lea más en Bloomberg.com