El fondo de inversión que prohibía el uso del baño cuando había que vigilar acciones

Declaraciones de un exoperador de Archegos Capital Management durante un juicio por fraude

Bill Hwang sale del tribunal federal de Nueva York el 10 de junio.
Por Chris Dolmetsch - Bob Van Voris
16 de junio, 2024 | 12:59 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — En los meses previos a la implosión de Archegos Capital Management en marzo de 2021, las operaciones eran casi incesantes. Uno de los operadores de Bill Hwang cometió el error de apartarse para ir al baño cuando una acción que estaba vigilando empezó a moverse.

Lea también: Inversionistas internacionales inundan los mercados de EE.UU. en busca de seguridad

"Bill nos gritó", recordó el ex operador jefe de Archegos, William Tomita, en el estrado de testigos el martes en el juicio por fraude de Hwang. "Levantó la voz y nos gritó que no podíamos ir al baño".

En su segundo día de testimonio como testigo estrella de la acusación contra Hwang, Tomita describió a su antiguo jefe no sólo como un manipulador del mercado, sino como un microgestor que supervisaba cada detalle de las operaciones en su oficina familiar y reprendía con frecuencia a su equipo.

PUBLICIDAD

Tomita era más cercano a Hwang que cualquiera de los que han subido al estrado, incluido el otro testigo colaborador, el ex jefe de riesgos Scott Becker. Su testimonio, que se espera que continúe durante varios días, es clave para conectar al fundador de Archegos con las acusaciones del gobierno de fraude, conspiración de crimen organizado y manipulación del mercado.

Le recomendamos: Apple supera a Microsoft en valor tras la mejor racha de tres días desde 2020

El martes, el fiscal Matthew Podolsky paseó a Tomita por varias operaciones supuestamente manipuladoras. Tomita también ofreció testimonio de cómo Hwang dirigía a sus operadores. En aquel momento, la mayoría de ellos trabajaban desde casa debido a la pandemia. Pero pasaban sus días en una llamada continua de Zoom con Hwang, que dictaba sus compras y ventas desde un apartamento corporativo en Central Park South.

PUBLICIDAD

Fue a través de este Zoom como Hwang se dio cuenta de que el operador Peter DeSanto no estaba en su mesa cuando una acción que estaba vendiendo en corto, Rocket Cos (RKT), empezó a moverse en la dirección equivocada. DeSanto estaba en el baño.

Las pausas inoportunas no eran la única razón por la que Hwang gritaba a su equipo, dijo Tomita. También les criticaba con frecuencia cuando no conseguían que los precios de determinadas acciones alcanzaran su precio límite.

William Tomita sale del tribunal federal de Nueva York el 10 de junio.

“Recuerdo que con la acción Viacom, me gritó porque no era lo suficientemente agresivo”, dijo Tomita. “No estaba comprándola de forma que moviera el precio de las acciones tan alto como él quería”.

Los operadores a menudo podían saber cuándo Hwang estaba a punto de reprenderles, dijo. "A veces ni siquiera necesitaba vocalizar porque en el Zoom se limitaba a mirar, y esa mirada por sí sola significaba que estábamos a punto de recibir un grito o que estaba molesto", testificó Tomita.

Hwang también sabía repartir elogios. Tomita pasó gran parte de la mañana del martes testificando sobre lo que su jefe calificó de “defensa hercúlea” de uno de los mayores valores de la cartera de Archegos, la empresa china de educación en línea llamada entonces GSX Techedu Inc. en octubre de 2020. En aquel momento, GSX estaba en el punto de mira de vendedores en corto como Muddy Waters Research.

Le puede interesar: Inversores extranjeros han impulsado el mercado de bonos estadounidense este año

Archegos quemó efectivo y liquidó sus participaciones en empresas como Amazon.com Inc. (AMZN) y Microsoft Corp. (MSFT) para conseguir dinero con el que apuntalar GSX. Tomita dijo que operó con GSX en un porcentaje muy alto del volumen, ajustando algoritmos para evitar que las acciones cayeran más.

PUBLICIDAD

GSX se convirtió en una especie de modelo para Archegos, y Tomita dijo que empezó a operar de una forma diseñada para manipular las acciones "a diario". Para facilitar más operaciones, Tomita dijo que él y Hwang hablaron de diferentes formas de aumentar su capacidad en los bancos de contrapartida.

70% del volumen

Esto coincide con testimonios anteriores de Becker en el sentido de que las operaciones casi ininterrumpidas de Archegos estaban cada vez más limitadas. En febrero de 2021, la family office había alcanzado su capacidad de negociación de GSX en Credit Suisse Group AG (CS), Nomura Holdings (NMR) y Barclays Plc. (BCS). Esto creó un incentivo para mentir a los bancos, dijo Becker, para conseguir que aumentaran los límites de crédito de Archegos.

Tomita guio a los miembros del jurado a través de varios mensajes de texto en los que Hwang daba instrucciones a los operadores. Una “operación en firme” significaba “negociemos las acciones a ese precio y no dejemos que cotice por debajo”, testificó Tomita. “Vamos a subirlo, por favor” significaba comprar acciones a ese precio.

En la negociación del minorista en línea Farfetch Ltd. (FTCH), Hwang guió a uno de sus operadores durante la tarde, pidiéndole que subiera el precio límite 59 segundos antes del cierre. El operador consiguió llevar la acción al objetivo de Hwang de US$62, dijo Tomita. En ese momento, Archegos representaba el 70% del volumen, con un volumen total de órdenes de US$175 millones.

PUBLICIDAD

“Fueron unos US$46 millones que generamos en el último minuto de negociación”, dijo Tomita.

‘Gracias a nosotros’

Viacom también subió en la negociación de Archegos, y Tomita dijo que él y Hwang charlaron sobre ello después de la llamada sobre los resultados del primer trimestre de la compañía de medios de comunicación, el 8 de marzo de 2021. Los ejecutivos en la llamada habían cacareado la subida de las acciones, pero Tomita dijo que Hwang sabía quién era el verdadero responsable.

PUBLICIDAD

"Me dijo que era gracias a nosotros", declaró Tomita.

Tomita dijo que bromeó con Hwang sobre el hecho de que Meghan Markle pensara que su exitosa entrevista del 7 de marzo con Oprah Winfrey hizo subir las acciones de Viacom, cuando en realidad fue Archegos.

Dos semanas más tarde, una oferta secundaria mal recibida por Viacom haría caer las acciones. Al igual que con GSX, Archegos intentaría defender las acciones, pero esta vez fracasaría, con la consiguiente derrota condenando a Archegos y costando a sus bancos de contrapartida unos US$10.000 millones.

PUBLICIDAD

Está previsto que Tomita vuelva al estrado el viernes para un nuevo interrogatorio por parte de la acusación, con el tribunal en receso durante los próximos dos días. Es probable que la defensa comience a interrogarle la próxima semana.

Lea más en Bloomberg.com