Biden ofrecerá un estatus legal a los cónyuges e hijos indocumentados de ciudadanos

La actual Administración demócrata batalla con la cada vez mayor inquietud de los votantes independientes sobre la inmigración en la frontera con México

Los demócratas moderados y progresistas están en una trayectoria de colisión sobre cómo pagar la agenda económica del presidente Biden, un desacuerdo que tiene el potencial de paralizar la legislación o hundirla por completo.
Por Ellen Gilmer - Josh Wingrove
18 de junio, 2024 | 01:16 PM

Bloomberg — El presidente de EE.UU., Joe Biden, presentará una vía agilizada para que más de 500.000 inmigrantes accedan a un estado legal, lo que constituirá el mayor avance de su Administración hasta el momento en materia de protección frente a la deportación, a la vez que tratará de responder a las críticas de ciertos aliados sobre su reciente campaña de control fronterizo.

En virtud de esta política, los cónyuges e hijos de ciudadanos de Estados Unidos que reúnan los requisitos necesarios y que hayan permanecido en el país por lo menos durante diez años podrían solicitar su residencia legal permanente sin necesidad de tener que marcharse del país.

Los inmigrantes solicitantes de asilo esperan en fila para ser citados por el Servicio de Aduanas de Inmigración

Esto supone un cambio drástico para quienes en la actualidad deben salir de EE.UU., en algunos casos por espacio de varios años, hasta poder solicitar la residencia permanente y un permiso de trabajo.

Lea más: Trump asegura que perseguirá a inmigrantes indocumentados con el Ejército si vuelve a ser presidente

PUBLICIDAD

El presidente estadounidense prevé presentar esta medida este martes en un acto en la Casa Blanca con motivo del aniversario del programa de Obama de Acción Diferida para los llegados en la Infancia, dirigido a los inmigrantes indocumentados que ingresaron en EE.UU. siendo niños (DACA, por sus silgas en inglés).

Esta iniciativa constituye un contrapeso a la campaña de restricción de las solicitudes de asilo que se anunció a primeros de mes. Biden enmarcó la política como algo necesario una vez que las conversaciones sobre un acuerdo bipartidista de inmigración colapsaron ante las críticas del expresidente Trump.

La medida de Biden, que restringe la capacidad de los inmigrantes de solicitar asilo entre los puertos de entrada durante los periodos de mayor migración, provocó la reacción contraria de los progresistas y del jefe del Grupo Hispano del Congreso.

PUBLICIDAD
El presidente Joe Biden  tiene planeado la  presentación de la nueva medida migratoria en un evento en la Casa Blanca .Fotógrafo: Al Drago/Bloomberg

“El presidente ha sido muy claro al decir que necesitábamos una solución legislativa, pero también ha dicho cuando ha hablado de la acción ejecutiva que tomó recientemente que en las próximas semanas va a hablar de cómo podemos hacer que nuestro sistema de inmigración sea más justo y equitativo”, dijo el lunes a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Según la nueva política, los no ciudadanos que lleven en EE.UU. al menos 10 años a partir del 17 de junio y estén legalmente casados con ciudadanos estadounidenses pueden optar al estatus legal simplificado, sujeto a la aprobación caso por caso del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

Lea más: Un juez federal ratifica el programa de residencia para inmigrantes de Biden

Los aprobados tendrán tres años para solicitar la residencia permanente y podrán optar a permisos de trabajo durante ese tiempo. Quienes sean considerados una amenaza para la seguridad no podrán optar a ella.

La Casa Blanca calcula que la política protegerá a unos 500.000 cónyuges de ciudadanos estadounidenses. Se calcula que unos 50.000 hijos e hijastros menores de 21 años también serán elegibles. El DHS comenzará a aceptar solicitudes a finales de este verano.

Los funcionarios de la administración, que hablaron con los periodistas el lunes bajo condición de anonimato para discutir la política antes de su presentación, promovieron la medida como un esfuerzo para mantener unidas a las familias inmigrantes.

Bajo la ley actual, muchos cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses se ven obligados a abandonar el país y esperar en el extranjero, a veces indefinidamente, mientras buscan la residencia permanente. Esa barrera disuade a muchos de intentarlo, dijo un funcionario de la administración.

PUBLICIDAD

La administración también está revelando políticas este martes para ayudar a las personas en el programa DACA para obtener visas de trabajadores altamente calificados. Los funcionarios pidieron al Congreso que apruebe una legislación de inmigración que proporcione protecciones más amplias y a largo plazo.

Algunos republicanos atacaron los planes de la Casa Blanca antes del anuncio. Make America Great Again Inc, el comité de acción política alineado con Trump, calificó la política de “amnistía” que fomentaría más cruces ilegales de la frontera.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes aplaudieron la medida.

Lea más: Tyson está contratando inmigrantes en Nueva York para trabajos que nadie quiere

PUBLICIDAD

“Proporcionar protecciones temporales y autorización de trabajo a los cónyuges de ciudadanos estadounidenses sería un paso positivo para mantener unidas a estas familias”, dijo en un comunicado Jennie Murray, presidenta del Foro Nacional de Inmigración.

Biden está equilibrando lo que las encuestas muestran como una creciente preocupación entre los votantes independientes sobre el caos en la frontera contra su flanco progresista, así como los votantes latinos, un bloque con el que las encuestas muestran que Trump ha hecho incursiones.

PUBLICIDAD

El tema es especialmente destacado en Arizona y Nevada, dos estados clave en la contienda por la presidencia y el Senado, que cuentan con algunas de las mayores concentraciones de votantes hispanos del país, según el Centro de Investigación Pew.

Lea más en Bloomberg.com