Políticas de Sunak aumentan el costo de comer fuera y beber en el Reino Unido

El gobierno conservador ha subido los impuestos sobre el alcohol y ha incrementado el salario mínimo con el objetivo de frenar la inmigración

Los pubs, restaurantes, hoteles y teatros representaron alrededor del 70% de la tasa anual de inflación en mayo.
Por Irina Anghel
19 de junio, 2024 | 04:00 PM

Bloomberg — Las propias políticas del primer ministro Rishi Sunak están haciendo subir el costo de comer fuera y de beber en los pubs, manteniendo una presión al alza sobre la inflación británica que el Banco de Inglaterra intenta frenar.

El gobierno conservador ha subido los impuestos sobre el alcohol y ha incrementado el salario mínimo al tiempo que intentaba frenar la inmigración, obligando a los pubs y restaurantes a subir sus precios para pagar los salarios y gastos más elevados.

Eso ha dejado a la hotelería como una de las principales fuentes de subida de precios en el sector servicios. Aunque la tasa general de inflación volvió a caer hasta el objetivo del 2% el mes pasado por primera vez en casi tres años, los precios elevados en el sector servicios siguen preocupando al banco central, que sopesa si puede recortar los tipos de interés.

 Fuente: Fuente: ONS

Sunak se atribuyó la victoria en el esfuerzo del Reino Unido por frenar la compresión del costo de la vida provocada por el crecimiento de los precios de dos dígitos tras la guerra de Ucrania y el fin de las restricciones por pandemia. Pero los consumidores siguen notando los precios más altos cuando salen a bares y restaurantes, lo que reduce las posibilidades de que el Partido Conservador en el poder pueda capitalizar unas tendencias generales más favorables sobre la inflación antes de las elecciones del 4 de julio.

PUBLICIDAD

“La trayectoria de la inflación puede volverse más accidentada después de las elecciones, ya que el aumento del Salario Nacional Vital y la escasa oferta de mano de obra probablemente aumenten la presión al alza sobre los precios, aunque en julio se produzca otra caída de las facturas energéticas”, declaró Suren Thiru, director económico del Instituto de Contables Colegiados de Inglaterra y Gales.

Lea además: El Partido Reformista de derecha del Reino Unido propone revisar el quantitative easing del BOE

Los pubs, restaurantes, hoteles y teatros representaron alrededor de 1,4 puntos porcentuales, o cerca del 70% de la tasa anual de inflación en mayo, más del doble que hace sólo dos años, según los datos oficiales publicados este miércoles. Estos son también los negocios que se vieron empujados al borde de la insolvencia después de que la caída de la demanda durante la pandemia fuera seguida de un aumento de los costes de los préstamos.

PUBLICIDAD

Aunque los precios de los bienes registraron la mayor caída desde 2016, la Oficina de Estadísticas Nacionales señaló que los restaurantes y los hoteles siguen aumentando los precios para repercutir los mayores costos de los alimentos y los salarios.

Se trata de un efecto directo de la subida del 9,8% del Salario Mínimo que el Gobierno puso en vigor en abril. El aumento se deja sentir de forma desproporcionada en los negocios de hostelería que emplean a más personal con salarios más bajos.

Vea también: Reino Unido destituye a embajador en México tras video con pistola en redes

Se suma a las presiones salariales existentes, ya que las empresas compiten por un grupo más reducido de trabajadores después de que alrededor de 800.000 abandonaran el mercado laboral durante el Covid. Un aumento del 50% en el salario requerido para recibir un visado de trabajo supuso que menos trabajadores del extranjero pudieran cubrir el vacío, presionando aún más al alza los salarios de los negocios de hotelería.

El gobierno también golpeó a los pubs y restaurantes cuando el Ministro de Hacienda, Jeremy Hunt, subió las tasas impositivas sobre el alcohol en el Reino Unido en línea con el Índice de Precios al Consumo a finales del verano pasado.

Esto disparó los precios de los licores, el vino y la cerveza, y el alcohol y el tabaco registraron su mayor contribución histórica a la tasa anual de inflación del IPCH en agosto. Hunt acabó congelando el impuesto en el presupuesto de primavera, admitiendo que estaba complicando la lucha contra la inflación.

Lea más en Bloomberg.com