Materias primas y minerales críticos ayudan a Latinoamérica a evitar mayor caída de inversión extranjera

Grandes proyectos en sectores de materias primas y minerales críticos contribuyeron con las cifras de inversión extranjera en Latinoamérica y el Caribe. Estados Unidos, España, Países Bajos y Luxemburgo son los principales inversores

Operaciones en el Salar de Uyuni: Bolivia aspira a convertirse en el mayor exportador mundial de litio
20 de junio, 2024 | 12:10 PM

Bloomberg Línea — Las materias primas y los minerales críticos ayudaron a Latinoamérica y el Caribe a evitar una mayor caída de inversión extranjera (IED), que se ubicó en el 2023 en los US$193.000 millones, lo que significó un leve retroceso del 1%, de acuerdo a un reporte ONU Comercio y Desarrollo (Unctad, en inglés).

El año pasado, la región atrajo 19 megaproyectos valorados en más de US$1.000 millones cada uno, 17 de ellos emprendidos por inversores de fuera de la región, de acuerdo al documento titulado 2024 World investment report.

En 2021, la los flujos de inversión extranjera se habían ubicado en los US$140.00 millones y en el 2022 en los US$196.000 millones.

Estados Unidos, España, Países Bajos y Luxemburgo son los principales inversores en Latinoamérica.

PUBLICIDAD

“El número de anuncios de financiación de proyectos internacionales y de inversiones en nuevas instalaciones disminuyó, pero el valor de estas últimas aumentó debido a grandes proyectos en sectores de materias primas y minerales críticos, así como en energías renovables, hidrógeno verde y amoníaco verde”, dice el documento.

Las materias primas y los minerales esenciales para las tecnologías de energías limpias contribuyeron con un 23% del valor de los proyectos en los dos últimos años.

Ver +: ¿En qué invertir en Latinoamérica? Este es el panorama que ve Citi para renta fija, acciones y el dólar

PUBLICIDAD

Según ONU Comercio y Desarrollo, este porcentaje es más del doble que en otras regiones en desarrollo (equivalen a menos del 10%).

Latinoamérica y el Caribe también experimentó una interesante dinámica en la inversión en energías renovables, con cuatro de los diez principales proyectos anunciados (por valor) relacionados con la producción de hidrógeno verde o amoníaco verde.

Proyectos greenfield y la financiación internacional se contraen en Latinoamérica

Grandes proyectos en Brasil y Chile impulsaron las inversiones extranjeras directas en nuevas instalaciones, es decir, cuando una empresa establece nuevas operaciones en el extranjero.

No obstante, el año pasado, los proyectos greenfield en Latinoamérica y el Caribe se contrajeron un -4%, mientras que la financiación internacional de proyectos se desplomó un 30%.

En financiación de proyectos, el sector de las energías renovables fue el más afectado, puesto que presentó un un 40% menos de operaciones y US$16.000 millones menos en valor en comparación con 2022.

Entre tanto, “las fusiones y adquisiciones transfronterizas, que suelen representar una parte menor de la IED en la región, vieron caer su valor global en un 26%, hasta los US$11.000 millones”, agrega el documento.

Los sectores de las tecnologías de la información y la comunicación y de los productos químicos registraron el mayor descenso de transacciones, mientras que se produjo un aumento en la industria de metales básicos y productos metálicos.

PUBLICIDAD

La inversión extranjera por subregiones

Inversión extranjera directa en Latinoamérica y el Caribe

ONU Comercio y Desarrollo indica que en Sudamérica las inversiones extranjeras llegaron a los US$143.000 millones en 2023, lo que significó una contracción del 2%.

“La aceleración de los flujos hacia Argentina, Chile y Guyana compensó la disminución de los valores en Brasil y Perú”, dijo.

Brasil siguió siendo el mayor receptor de IED en esta subregión.

Del lado de Centroamérica, México abarca la mayor parte de la inversión extranjera, “con cifras estables a pesar del menor valor de los proyectos”.

PUBLICIDAD

Y en el Caribe la inversión aumentó un 6% (excluidos los centros financieros extraterritoriales), con el impulso de mercados como República Dominicana, en donde los flujos presentaron aumento interanual del 7%.

Según ONU Comercio y Desarrollo, “en los últimos cinco años, las inversiones extranjeras se han expandido en las principales agrupaciones económicas de la región, y los flujos hacia la Comunidad del Caribe se triplicaron en comparación con 2018″.

Ver +: ¿Cuáles serán los países más atractivos para invertir en LatAm y el Caribe en 2024?