Misión histórica: la nave china que trae muestras de la cara oculta de la Luna

Esta fue la segunda misión de China a la parte más distante de la Luna a donde ningún otro país ha llegado

Esta misión fue la segunda de China a la parte más distante de la Luna, tras el alunizaje de Chang’e-4 en 2019.
Por Bruce Einhorn
25 de junio, 2024 | 12:46 PM

Bloomberg — Una nave espacial china que transportaba muestras recogidas en la cara oculta de la Luna regresó a la Tierra este martes, un hito importante en el camino de China hacia una futura exploración lunar.

La nave Chang’e-6 aterrizó en una región de praderas de Mongolia Interior alrededor de las 14:00 hora local, según un vídeo transmitido por los medios estatales.

En la primera misión de retorno desde la cara oculta de la Luna, donde las comunicaciones son más difíciles porque nunca está orientada hacia la Tierra, Chang’e-6 debía transportar unos 2 kilogramos de material recogido en la cuenca del Polo Sur-Aitken, uno de los cráteres de impacto más antiguos del sistema solar.

Lea más: El cohete gigante de SpaceX sobrevive a la inmersión en la Tierra en su cuarta prueba

PUBLICIDAD

Esta misión fue la segunda de China a la parte más distante de la Luna, tras el alunizaje de Chang’e-4 en 2019. Ningún otro país ha enviado una nave espacial a la cara oculta, aunque la NASA tiene previsto apoyar allí misiones de naves estadounidenses.

Tanto China como EE.UU. quieren enviar astronautas a la Luna para finales de la década y están ansiosos por saber más sobre las posibles reservas de hielo de agua, que potencialmente podrían utilizarse para fabricar oxígeno y combustible para cohetes para la habitación humana a largo plazo.

Casualmente, Chang’e-6 aterrizó justo cuando la NASA y Boeing Co. han experimentado más problemas con la problemática misión Starliner a la Estación Espacial Internacional. Tras numerosos contratiempos que retrasaron siete años su primera misión tripulada, la Starliner se lanzó finalmente el 6 de junio y desde entonces ha incumplido varios objetivos para el regreso de su tripulación de dos astronautas.

PUBLICIDAD

La agencia estadounidense desechó la fecha de regreso prevista para el 26 de junio y aún no ha fijado una nueva hora para su regreso.

Chang’e-5, la anterior sonda lunar china, fue una misión de retorno de muestras de la cara cercana que trajo de vuelta a la Tierra unos 1,7 kilogramos de regolito en 2020.

¿Cómo es la cara oculta de la luna?

La superficie de la cara oculta de la Luna es muy diferente, sin las zonas lisas conocidas como mares lunares que se encuentran en la cara oculta y son visibles desde la Tierra. Por ello, las muestras recogidas por Chang’e-6 podrían ayudar a los científicos a conocer mucho mejor la Luna, según Quentin Parker, director del Laboratorio de Investigación Espacial de la Universidad de Hong Kong.

Lea además: EE.UU. investiga los servicios en la nube de tres grandes empresas de telecomunicaciones chinas

La cara oculta “tiene un perfil de edad diferente que podría corresponder a una época mucho más temprana de la formación de la Luna y, potencialmente, de la formación de la Tierra”, afirmó. “Será una auténtica cornucopia de maravillas geológicas lunares”.

El laboratorio de Hong Kong firmó el mes pasado un acuerdo preliminar con la Asociación Internacional del Observatorio Lunar de Hawai para colocar un telescopio especialmente diseñado en la próxima misión lunar china, Chang'e-7, prevista para 2026.

Lea más en Bloomberg.com