¿Por qué los colombianos están comprando más café a pesar del aumento de precios?

En el primer semestre del año, cada hogar colombiano destinó un 17% adicional de su presupuesto al café, lo que se traduce en un promedio de $62.646 gastados en esta aromática bebida

¿Por qué los colombianos están comprando más café a pesar del aumento de precios?
01 de octubre, 2023 | 01:00 AM

Bogotá — A pesar del aumento de precios, los hogares colombianos están destinando más presupuesto al café, al tiempo que están comprando este producto con una mayor frecuencia.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

Así lo revela un reciente estudio de Kantar división Worldpanel, que tuvo en cuenta una muestra de 6.000 hogares en Colombia, y que que indica que en el primer semestre del año, cada hogar colombiano destinó un 17% adicional de su presupuesto al café, lo que se traduce en un promedio de $62.646 gastados en esta aromática bebida.

Las razones

Cuando el gasto de los hogares crece en cualquier categoría, varias variables pueden contribuir a este efecto. En este caso, dos factores han contribuido a este aumento:

PUBLICIDAD

-Ha habido un aumento en las visitas al canal de compra, lo que significa que los colombianos están comprando café con mayor frecuencia. La frecuencia de compra de café aumentó un 6%, con un promedio de 8,8 visitas en el período analizado, lo que estimula el crecimiento de las compras.

-Detrás de este crecimiento en el gasto es el aumento de los precios por gramo promedio que los hogares están dispuestos a pagar. Estos precios han subido un 15%, lo que significa que, aunque estemos comprando café con más frecuencia, también estamos dispuestos a invertir más en cada compra.

Por lo que se destacan dos conclusiones relevantes: la primera, que el aumento en el gasto en café está relacionado con el incremento de los precios en Colombia, lo que muestra una conexión evidente.

PUBLICIDAD

Y la segunda, que los hogares colombianos no solo siguen disfrutando del café a pesar de los incrementos de precio, sino que también han aumentado significativamente la frecuencia con la que lo compran, lo que resalta la importancia del café en la cultura y la vida cotidiana colombiana.

“En un contexto económico volátil, muchas categorías y marcas han experimentado una disminución en la frecuencia de compra debido a las dificultades actuales. A pesar de los desafíos económicos, el café sigue ocupando un lugar especial en la vida de las familias, mostrando una resiliencia admirable. Cabe mencionar que, de acuerdo a nuestro más reciente estudio 80% de los colombianos toman café en la semana, y 53% considera que el café es esencial en el desayuno”, manifestó Julián Forero, account manager de Kantar división Worldpanel.

A lo que agregó que en Colombia el café no es solo una bebida sino una parte fundamental de identidad y vida cotidiana. “A pesar de los aumentos de precio, este elixir oscuro sigue encontrando su camino a nuestros hogares, y lo hace de manera más frecuente. Exploraremos las razones detrás de este crecimiento en el gasto en café en el país y cómo ha llegado a convertirse en un elemento esencial de nuestros presupuestos familiares”.

El llamado del gerente de la Federación Nacional de Cafeteros

Durante el Swiss Coffee Trade Association, la organización que representa a las compañías suizas, las compradoras del más del 50% del café verde en el mundo, el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Germán Bahamón, dijo que no iba a vender pesares de Colombia y que por el contrario fue a anunciar que los cafeteros colombianos quieren ser socios en la cadena de valor para generar riqueza en el país, generar empleos y trabajar por la industrialización de Colombia.

VER +
Gobierno Petro alista decreto para establecer arancel de 0% a estas importaciones

“Vamos a capacitar a los jóvenes en agronomía, en cata, como baristas, como tostadores y desarrollar la experiencia en taza, que al final significa una estrategia de generación de demanda que los beneficiará a todos”, enfatizó.

El dirigente no dejó escapar su postura frente a la exigencia que hacen los países desarrollados a las 548.000 familias cafeteras colombianas, con no más de 1,5 hectáreas cada una; quienes por estándares mundiales y para poder exportar café, deben dejar de usar pesticidas, algunos fertilizantes y cuidar el medio ambiente; cuando en realidad, dice Bahamón, “somos los cafeteros quienes estamos poniendo especial cuidado en cultivar y mantener 2.700 millones de árboles que capturan la contaminación generada por alguien más, en los países desarrollados”.

Bahamón fue enfático en destacar que Colombia seguirá construyendo la mejor y más admirada marca del sector cafetalero (Café de Colombia): “ésta es la única manera de asegurar el progreso económico, la sostenibilidad empresarial y el desarrollo social”.