Qué pasa con la crisis de la vivienda en Colombia: banqueros y Gobierno la explican

Desde el sector público y el privado se detallaron los motivos detrás del bajo desempeño de uno de los sectores que se espera contribuya en la reactivación de la economía en lo que resta del Gobierno Petro

.
07 de junio, 2024 | 12:00 AM

Bogotá — El sector de la vivienda en Colombia ha concentrado las miradas de los expertos, siendo su bajo dinamismo una de las principales razones para que la expansión del PIB en 2023 apenas fuera de 0,6% y para que este año se proyecte un crecimiento similar.

Ver más: Precios de la vivienda en Colombia: ¿qué explica que estén entre los de mayor crecimiento mundial?

En el marco de la 58 Convención Bancaria se recopilaron las posiciones tanto del Gobierno de Gustavo Petro, en cabeza de la ministra de Vivienda, Catalina Velasco Campuzano, como del sector bancario, como Luis Carlos Sarmiento, presidente de la Junta Directiva del Grupo Aval.

¿De qué tamaño es la crisis?

El más reciente reporte del DANE muestra que el sector de la construcción creció 0,7% en primer trimestre, pero que, dentro de este, las edificaciones, en el que se mide el comportamiento de la construcción de vivienda, decreció 2,5%.

PUBLICIDAD

Para Sarmiento Gutiérrez una muestra clara de la profundidad de la crisis del sector vivienda es que “en el 2023, cerca de 40.000 personas que estaban en proceso de compra de casa desistieron, la cifra más alta desde que tenemos registro”.

Para el directivo de Grupo Aval, el mayor conglomerado financiero de Colombia, ese hecho es la respuesta “a un entorno de tasas de interés altas”. De hecho, pidió a la Junta Directiva del Banco de la República que en las reuniones que quedan de 2024, los recortes sean de 75 puntos básicos.

Pero para Sarmiento, otra explicación para los desistimientos de compra por parte de los colombianos está ligada “a la reducción en los subsidios concurrentes a los que puede acceder la gente. Prefieren arriesgar la cuota inicial que han aportado con tal de no asumir un compromiso de largo plazo en la compra de vivienda”, dice.

PUBLICIDAD

Ante ello, la ministra de Vivienda Catalina Velasco, asegura que “no había suficientes subsidios. Los subsidios no son infinitos. En el año 2021 se otorgaron 67 mil solamente, y sabemos la situación fiscal que tenemos, tener un ritmo de 50 mil al año y lo informamos, 50 mil en el 2023, en el 2024, en el 2025, en el 2026″.

De hecho, para Velasco Campuzano solamente los actores políticos ven una crisis en el sector vivienda. “No hay crisis del sector de la vivienda, sino que estamos en la estabilización del impacto de la pandemia en el sector de la vivienda, puede ser otra manera de entender un sector donde me parece indispensable que eliminemos la variable política y empecemos a ver cómo trabajamos juntos”.

Incluso, para evidenciar que la crisis no es real, aseguró que han sido los medios de comunicación los que la han planteado, pero que, en las regiones, la realidad es distinta “En materia de vivienda, lo vivo todo el tiempo, una cosa es lo que se ve en los titulares, pero también veo la realidad en las regiones, en la industria de vivienda, una situación diferente”, pero también aseguró que “no pasa nada si hay gremios que hacen oposición al Gobierno, pero hay un sector industrial que está interesado en poner ladrillos y es lo que yo veo en las regiones y es lo que yo veo en las empresas”.

Ver más: ¿Invertir la prima en compra de vivienda? Esto dicen los expertos

Dificultades desde la oferta de vivienda

A juicio de Luis Carlos Sarmiento, uno de los puntos que dejan ver que en efecto existe una crisis asociada al sector, es que se ha visto impactado el empleo.

“Hay señales preocupantes como la caída, en los dos primeros meses de este año, en el empleo asociado a la construcción, por debajo de 1,5 millones de personas”, sostuvo.

Pero agregó que adicionalmente, en el sector bancario se está empezando a ver estrés financiero creciente en las firmas de construcción y algunos casos de empresas entrando a reestructuración económica.

PUBLICIDAD

Baruc Saez, presidente de Itaú, confirmó eso y sostuvo que en el banco que lidera, “nos han preocupado la cartera del sector constructor porque está muy ligado a vivienda social y a las tasas de interés. Ahí todavía es un sector que está impactado, algunos de los constructores, no los grandes, pero algunos constructores sí afectados todavía”.

Agregó que ha habido una contracción importante en la demanda de crédito desde los subsidios. “El año pasado hubo una caída importante en los subsidios que se fue normalizando a finales del año y este año todavía va muy lento”.

Del mismo modo, el ejecutivo de Itaú Colombia agregó que la realidad más allá es que con tasas de interés la demanda de vivienda, tanto no VIS y como VIS, es no se está recuperando todavía.

Concluyó explicando que “la mora todavía en el sector construcción es alta y no vemos todavía que se estabilice. Ojalá lo haga en el segundo trimestre”.

PUBLICIDAD

Por ello, para Sarmiento Gutiérrez estas dos señales son preocupantes porque la actividad de construcción tiene un ciclo de dos o tres años.

“Es decir, aquellos proyectos que no se están construyendo hoy nos van a hacer falta dentro de dos años, y el déficit de 2026 no será remediable sino varios años después”.

Y agregó que, en lugar de proveer soluciones de vivienda futuras, se pudiera estar gestando un incremento futuro en el precio de la vivienda y una escasez de oferta.

Receta para salir de la crisis

El directivo de Grupo Aval explicó que, para él, parte de la solución para la crisis está relacionada con el nivel de las tasas de interés.

PUBLICIDAD

“Un panorama de tasas de interés decrecientes sería el arranque necesario para la reactivación de este importante sector”, dijo Sarmiento.

Ver más: Colombianos piden más crédito para vivienda a pesar de las altas tasas de interés

Para este año hay previstos 50.000 subsidios de MiCasaYa, pero dice Sarmiento, “es probable que estos se agoten en o antes de octubre”; por ello, pide que “ojalá se pudiera complementar desde ya esta oferta de subsidios para cerrar el año con 10.000 subsidios adicionales y así no perder la dinámica y crear un buen impulso para el inicio de 2025″.

Pero también, dice que “es importante no descuidar la oferta” y alertó que “la salud promedio del sector constructor se ha deteriorado”.