Supersalud revela ‘jineteo’ de la Nueva EPS y las millonarias irregularidades de Sanitas

El superintendente de Salud, Luis Carlos Leal, reveló qué se ha encontrado tras la intervención que comenzó hace algunas semanas

Sistema de salud en Colombia
06 de junio, 2024 | 09:07 AM

Este seis de junio, el superintendente de Salud, Luis Carlos Leal, dio a conocer los primeros hallazgos a las EPS intervenidas desde hace algunas semanas, concretamente Nueva EPS, con más de diez millones de afiliados, y Sanitas, con más de cinco millones de afiliados.

El anuncio fue dado en conversación con la prensa, un día después de que Salud Bolívar, con alrededor de 3.500 afiliados en Bogotá, se sumara a EPS como Sura y Compensar pidiendo el retiro voluntario del sistema de salud.

Leer más: “El 30% de lo que se paga por un tiquete es impuestos”: aerolíneas piden bajar IVA

Entre las irregularidades sobresalen el destino de recursos del sistema de salud para adecuaciones de centros médicos, por ejemplo, así como el ocultamiento de facturas. A continuación, los hallazgos:

PUBLICIDAD

Supersalud y los hallazgos en Sanitas

El superintendente de Salud afirmó que en Sanitas se encontró un incrementos en los gastos operativos que no tienen justificación, entre ellos, el pago de COP $104.000 millones en operación de centros médicos, aun cuando los hospitales y clínicas tienen la responsabilidad de autogestionarse y generar sus gastos administrativos, según explicó.

Sanitas además habría destinado recursos del sistema de la salud al pago de 64 contratos de arrendamiento por COP $4.666 millones mensuales, lo que equivale a COP $56.000 millones anuales, así como mejoras en infraestructura por un rubro de COP $800 millones.

“Encontramos que en esta EPS no hay una descripción ni un análisis de la población afiliada (...) cuando no se hace esta caracterización adecuada, no hay como elaborar un plan para incidir en que la población tenga un adecuado estado de salud, por eso también encontramos que la razón de morbilidad materna extrema se encontraba en una tasa de 65, aun cuando la meta es de 35″, agregó el Superintendente de Salud.

PUBLICIDAD

La intervención a Nueva EPS

El principal hallazgo en la intervención a Nueva EPS fue el ocultamiento de facturas, de acuerdo con Luis Carlos Leal, mediante una modalidad denominada ‘jineteo’, en la que se ocultan facturas del año anterior para registrarlas como si fuesen del año siguiente.

Lo que comprobó la Supersalud es que tal ‘jineteo’ venía sucediendo desde 2019, aunque están indagando si ocurría incluso antes, y que las facturas ocultadas sumaban COP $5 billones.

Inside Clinic Hospital ICU

“De la nueva EPS se ha hablado recientemente de distintos hallazgos, y el más relevante es el hallazgo financiero, frente al ocultamiento de facturas que se encontraban engavetadas y que no habían sido legalizadas el interior del sistema, que generan múltiples dudas frente a cómo fue el manejo oportuno, adecuado, en materia financiera en los balances presentados a la junta directiva”, expuso el superintendente de Salud.

Leer más: Exclusiva: En Bancolombia preocupa el deterioro del déficit fiscal y su posible impacto

Debido al ocultamiento de facturas, la Fiscalía General de la Nación está investigando a la Nueva EPS para revelar el porqué del ocultamiento financiero y establecer a los responsables, según Luis Carlos Leal. Eso sí, aclaró que la última junta directiva de esta EPS negó la aprobación de dichos estados financieros, al parecer maquillados, y ejecutó una investigación interna, que detonó en la intervención de la Superintendencia de Salud.

Un día después del retiro de Salud Bolívar

La rueda de prensa en la que se reveló lo encontrado en la intervención a las EPS se llevó a cabo un día después de que Salud Bolívar decidiera solicitar el retiro del sistema de salud, debido a los desafíos que viene presentando este sector, y se comprometiera a seguir prestando este servicio mientras el proceso de retiro culmina.

Salud Bolívar pide su retiro del sistema de salud colombiano.

“Queremos manifestarle que los trámites, autorizaciones, procedimientos, citas, tratamientos, medicamentos y demás atenciones se seguirán prestando de manera habitual y sin ninguna afectación, hasta tanto el proceso de retiro no haya sido debidamente autorizado por la Superintendencia de salud“, se lee en el comunicado que emitió.