Bukele promete arreglar economía de El Salvador durante toma de posesión por segundo mandato

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo que se necesitan tres cosas para arreglar la economía: la guía de dios, trabajo “incansable” del Gobierno y que los ciudadaños defiendan cada una de sus decisiones

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele
01 de junio, 2024 | 02:43 PM

Ciudad de México — Nayib Bukele, presidente de El Salvador, prometió sanar la economía del país en un discurso por su segundo mandato para el periodo 2024-2029 desde el Palacio Nacional, ubicado en San Salvador.

Durante la toma de posesión como presidente, Bukele dijo que tras arreglar el problema más urgente, la seguridad, su Gobierno se enfocará “de lleno” en los más importantes, empezando por la economía.

“El país ya se curó de las pandillas y ahora quiere curarse de la mala economía”, comentó.

Bukele expresó que El Salvador necesita tres cosas para arreglar la economía: la guía de dios, trabajo “incansable” del Gobierno y que los ciudadaños defiendan “a capa y espada” cada una de las decisiones que tome su administración, sin precisar las medidas puntuales que tomará su gestión en materia económica.

PUBLICIDAD

“Quizá en este nuevo tratamiento para sanar la economía haya que tomar medicina amarga”, señaló.

Ver más: Los cinco retos de Nayib Bukele en su segundo mandato en El Salvador

Más de 1,8 milones de salvadoreños o 28,6% del total de la población viven en situación de pobreza sin acceso a necesidades básicas de alimentación, según el Banco Mundial.

PUBLICIDAD

La deuda pública total de El Salvador asciende a US$30.173 millones a marzo de 2024 e y equivale al 84% de su Producto Interno Bruto, de acuerdo con el Banco Central de Reserva salvadoreño.

La popularidad de Bukele se centra en el éxito de su estrategia de seguridad contra la delincuencia bajo un régimen de excepción, control territorial y una guerra contra las pandillas salvadoreñas, además de adoptar el bitcoin como moneda con resultados mixtos.

Pero la estrategia en seguridad, que incluye una megacárcel de alta seguridad, ha sido criticada por múltiples instituciones y mandatarios como los presidentes de Colombia y Chile, Gustavo Petro y Gabriel Boric, respectivamente, por violaciones a derechos humanos.

Ver más: Bukele vs Boric: nuevo cruce entre los presidentes de El Salvador y Chile