Inegi: 4 de cada 10 mexicanos viven con altos niveles de estrés financiero

La preocupación y ansiedad por las dificultades financieras también tiene repercusiones en el estado de salud como dolores de cabeza o gastritis, reveló la primera Encuesta Nacional Sobre Salud Financiera

INEGI: 4 de cada 10 mexicanos viven con altos niveles de estrés financiero
25 de junio, 2024 | 02:32 PM

Ciudad de México — El estrés financiero, que se refiere a la preocupación y ansiedad que generan las dificultades o incertidumbre financiera, afecta a la mayor parte de los mexicanos, de acuerdo con la primera Encuesta Nacional Sobre Salud Financiera (Ensafi) 2023.

El 36,9% de la población se encontraba en un nivel alto de estrés financiero y 34,6% en un nivel moderado, de acuerdo con los datos reportados por la encuesta que elaboró el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en colaboración con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La situación afecta en mayor proporción a las mujeres, ya que el 74,4% de las encuestadas reportó niveles de estrés financiero alto y moderado, contra el 68,1% de los hombres entrevistados.

Ver más: Pobreza en México baja a 46,8 millones de personas en 2022, pero suben carencias

PUBLICIDAD

Este asunto también tiene repercusiones en el estado de salud de las personas, el 34,9% reportó consecuencias físicas como dolores de cabeza, gastritis o colitis; mientras 30,7% mencionó impactos psicológicos, como problemas de sueño o alimentación.

Los principales motivos de preocupaciones financieras fueron los gastos imprevistos, pagos de alimentación, gastos escolares, así como las deudas con instituciones financieras, familiares o amigos.

En cuanto a bienestar financiero, solo 17,8% de la población en México alcanzó un nivel alto, mientras 31,4% se ubicó en un nivel medio alto, y 50,8% en medio bajo o bajo.

PUBLICIDAD

Ahorro y deudas

El INEGI identificó que el ahorro, nivel de endeudamiento, deudas, ingresos, el presupuesto, inversiones y otros son algunas prácticas que inciden en el bienestar financiero de la población.

Respecto al ahorro, el 52% de la población mayor de 18 años dijo contar con esta reserva de dinero, aunque en su mayoría (57,3%) es un ahorro equivalente a una quincena de sus percepciones, mientras solo 10,3% contaba con un fondo mayor a tres meses de lo que ganaba.

El 36,2% de los encuestados dijo tener algún tipo de deuda. La mayoría de los entrevistados consideró que su nivel de endeudamiento es entre moderado (49%) y bajo (34,9%). Solo 11,1% lo ve como alto y 5% como excesivo.

Durante la presentación de la encuesta, el presidente de la Condusef, Óscar Rosado Jiménez, mencionó que los hallazgos desmienten algunas premisas sobre educación financiera y el buen manejo del dinero, como que el estrés financiero no necesariamente disminuye a medida que incrementan los ingresos o el nivel educativo.

“El estrés financiero es originado básicamente por desempleo, bajos ingresos o precariedad laboral, pero ahora podemos afirmar que hay causas conductuales y del comportamiento humano que llevan a las personas a compras impulsivas, sobreendeudamiento, en resumen, a vivir más allá de sus posibilidades”, dijo Rosado Jiménez.

El titular de Condusef recomendó a la población acercarse al buen manejo del dinero, que las familias hablen el tema con los menores; a los bancos y otras entidades empaquetar la educación financiera en los productos que ofrecen y al Gobierno poner énfasis en políticas públicas de educación financiera y que los contenidos formen parte de la educación desde nivel básico al superior.

Al respecto, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, mencionó que en 2019 recibieron la autorización para incluir este tipo de contenidos en los libros de texto gratuitos que se distribuyen en las escuelas y están trabajando en los enfoques didácticos para añadirlos a los libros, lo que estima se concretará en la siguiente administración.