Con China como contrapunto, Perú ofrece un nuevo puerto a inversores estadounidenses

El puerto de Chancay ha preocupado a los funcionarios estadounidenses, que critican abiertamente las inversiones chinas en América Latina

Puerto chino de Perú enfrenta desafío por su modelo de negocio antes de ser inaugurado
Por Antonia Mufarech
13 de junio, 2024 | 10:05 PM

Bloomberg — Perú está ofreciendo un nuevo proyecto portuario a los inversores estadounidenses, describiéndolo como un potencial equilibrio a la creciente influencia china sobre el comercio marítimo en la nación sudamericana.

Lea más: Banco Central de Perú mantiene tasa de interés en 5,75%, contrario a proyección de analistas

La naviera estatal china Cosco Shipping tiene previsto inaugurar a finales de este año el puerto de Chancay, valorado en 1.300 millones de dólares, que probablemente trastornará el comercio sudamericano con Asia. Ahora, las autoridades peruanas intentan utilizar el ejemplo de Chancay para seguir aumentando el potencial del país como centro de comercio regional, con la geopolítica en mente.

“Sería un puerto que podría servir de contrapeso al proyecto chino de Chancay”, dijo a Bloomberg Alfredo Ferrero, embajador de Perú en EE.UU., en una entrevista tras una presentación a ejecutivos en Nueva York.

PUBLICIDAD

El puerto de Chancay ha preocupado a los funcionarios estadounidenses, que critican abiertamente las inversiones chinas en América Latina, que empequeñecen las de las empresas estadounidenses. Perú espera que el presidente chino Xi Jinping viaje a Perú para la inauguración de Chancay en la conferencia del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Aunque Chancay está llamando la atención ahora, es sólo el último ejemplo de inversiones chinas en Perú.

"El cien por cien de la electricidad de Lima es propiedad de China, muchos de los proyectos mineros de cobre son propiedad de China. China tendrá el mayor puerto de Sudamérica", dijo Ferrero. "Objetivamente, esa es la situación y Estados Unidos se ha dado cuenta de ello. Pero no basta con notarlo, hay que actuar".

Ferrero es un exministro de comercio peruano que negoció un acuerdo de libre comercio con EE.UU. que sigue vigente. Fue nombrado embajador en EE UU a principios de este año y se ha propuesto atraer nuevas inversiones.

PUBLICIDAD

El nuevo proyecto portuario que está presentando, conocido como Corio, se encuentra a casi 700 millas al sur de Chancay. También está al sur del Callao, donde DP World y APM operan terminales. La zona de Corio también está cerca del puerto de Matarani, que ya es un centro clave de exportación de cobre. La autoridad portuaria peruana anunció recientemente la realización de un estudio para conocer cómo sería la demanda de carga en Corio.

Ferrero es consciente de que la idea del puerto de Corio se encuentra en una fase muy incipiente. Pero afirma que el proyecto tiene potencial por su proximidad a Chile, Argentina y Bolivia, que están intentando aumentar la producción de litio debido a la demanda de vehículos eléctricos.

Ferrero está trabajando para dar a conocer el proyecto del puerto de Corio en Estados Unidos con el fin de atraer a inversores privados. “La idea es que el gobierno estadounidense convoque a posibles interesados para que realicen la inversión”, dijo.

Sin embargo, eso no significa que Perú sólo esté pidiendo a los inversores estadounidenses que consideren el proyecto portuario de Corio. Pero Ferrero espera que los inversores americanos lo estudien. “Esperemos que sea de EE.UU., pero puede ser de cualquier país que esté interesado”.

Lea más en Bloomberg.com