Actualidad

El plan de Zuckerberg para que Washington comience a abrazar el metaverso

Su estrategia es comenzar con una campaña para atraer expertos antes de que los legisladores, profundamente escépticos, comiencen a debatir el próximo paso de la controvertida empresa

Visitantes toman fotografías en frente del logo de Meta en Menlo Park
Por Anna Edgerton
06 de febrero, 2022 | 07:58 AM
Tiempo de lectura: 7 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — Mark Zuckerberg tiene un problema que el dinero no puede solucionar: convencer a los legisladores de EE.UU. de que el metaverso, sea lo que sea, no es maligno.

Su estrategia es comenzar con una campaña suave para atraer a los expertos de Washington antes de que los legisladores profundamente escépticos comiencen a debatir el próximo paso de la controvertida empresa. Este es un cambio de marcha para un gigante de Silicon Valley cuyo lema inicial era “moverse rápido y romper cosas” y que gastó más que todos sus pares para defenderse de la legislación para frenar el dominio de grandes tecnológicas.

Una denunciante criticó a la compañía y a su fundador en una audiencia en el Senado en octubre, denunciando la enorme influencia de Zuckerberg y pidiendo más regulación para evitar que el gigante de la red ponga las ganancias por encima del bien público. Inmediatamente después de esa controversia, Facebook (FB) fue rebautizado como Meta Platforms Inc, y su equipo de Washington ya está trabajando para sentar una base favorable para impulsar este panorama potencialmente lucrativo antes de que los legisladores y los reguladores analicen qué tipo de daño podría causar.

PUBLICIDAD

Los equipos de productos y políticas de Meta están introduciendo este futuro mundo virtual a grupos de expertos y organizaciones sin fines de lucro, según personas familiarizadas con las discusiones, que realizaron conferencias telefónicas en los últimos meses para exponer la visión de la compañía.

“Hay mucho escrutinio sobre ellos y están tratando de mudarse a un nuevo espacio y bajar la temperatura al mismo tiempo”, dijo Neil Chilson, quien ha participado en las llamadas de Meta y es miembro principal de Stand Together, una organización sin fines de lucro asociada con el industrial Charles Koch.

Zuckerbergdfd

Por ahora, el esfuerzo se centra en grupos externos, especialmente en organizaciones de libre mercado y de tendencia libertaria, muchas de las cuales Meta apoya financieramente. Las llamadas se centran en debates sobre políticas, según las personas que han participado, a medida que la empresa trata de anticipar los problemas que podrían surgir cuando los usuarios socializan, trabajan, compran y juegan en nuevos mundos virtuales. Todo es parte de un “empujón suave” para superar las controversias del año pasado, dijo Wayne Brough, experto en tecnología del R Street Institute, un grupo de expertos sobre libre mercado.

PUBLICIDAD

Según Brough, quien fue invitado a participar de las llamadas, “quieren separar el metaverso” del bagaje político de la empresa.

Zuckerberg también ha estado preparando el mercado para el compromiso financiero que implicará el paso al metaverso, advirtiendo que la iniciativa reduciría las ganancias operativas de 2021 en US$10.000 millones.

Un portavoz de Meta confirmó que la compañía está liderando las discusiones sobre el metaverso, pero se negó a proporcionar detalles y dijo que el equipo está trabajando en problemas que están a años de distancia. Un objetivo principal es garantizar que las características sean “apropiadas para las nuevas tecnologías y efectivas para mantener a las personas seguras”, dijo la portavoz de Meta, Kristen Morea.

El equipo de Meta también está recibiendo comentarios, según Will Duffield , analista de políticas del libertario Instituto Cato. “Han sido más abiertos de lo que son con sus productos principales, solo para solicitar consejos sobre los nuevos problemas para el nuevo medio”, dijo Duffield, quien también participó en las llamadas.

Las conversaciones muestran cuán lejos ha llegado Facebook, ahora Meta, desde sus primeros días en Washington cuando la compañía envió personal a las oficinas del Congreso para mostrar a los legisladores cómo abrir cuentas y usar la plataforma de redes sociales para llegar a los electores.

Hoy, una de las pocas cosas compartidas por demócratas y republicanos es su inquietud por el manejo de la desinformación, el discurso de odio y la protección de los niños en línea por parte de Facebook, todos problemas que se trasladarían al metaverso. Abordar estos sería aún más difícil en un espacio virtual donde las interacciones fugaces son mucho más difíciles de monitorear e informar.

PUBLICIDAD

Los legisladores a lo largo de todo el espectro ideológico ya sospechan. A la senadora de Tennessee Marsha Blackburn, una republicana conservadora, no le convenció el cambio de nombre de Facebook. La representante de Nueva York, Alexandria Ocasio Cortez, una demócrata progresista, comparó a la compañía y sus planes futuros con un cáncer metastásico.

Pero Meta ha encontrado una afinidad ideológica con grupos influyentes que se inclinan por el conservadurismo, favorecen la regulación ligera y defienden la libertad de expresión. El equipo de políticas de Meta hizo todo lo posible para mantener contentos a los conservadores en su plataforma durante la administración Trump. No fue hasta que las publicaciones del expresidente se vincularon a un ataque al Capitolio que Facebook suspendió su cuenta durante dos años.

En la visión ideal del metaverso de Zuckerberg, los usuarios se ponen visores de realidad virtual para conocer a otras personas en lugares lejanos o imaginarios. Los temores de sus críticos son más distópicos: la difusión de información errónea, la polarización política y la distorsión de las interacciones humanas.

PUBLICIDAD

Zuckerberg ha enfatizado que Meta no será la única empresa que construya el metaverso. Microsoft Corp. (MSFT) y Apple Inc. (AAPL) también se están moviendo hacia esta frontera tecnológica.

La compañía todavía está trabajando para evitar otros desafíos en Washington, incluida la legislación antimonopolio centrada en la tecnología. Algunos de los mismos centros de pensamiento que participaron en las llamadas sobre el metaverso también se han opuesto a esas medidas, haciéndose eco de las advertencias de las empresas tecnológicas sobre el impacto en la innovación, la seguridad nacional y los productos de consumo populares. Hasta ahora, el Congreso ha tenido problemas para aprobar una legislación que controle las grandes plataformas de Internet y cualquier amenaza regulatoria para el metaverso es remota.

PUBLICIDAD

Meta incluye al American Enterprise Institute (Instituto Americano de la Empresa), Cato Institute y Taxpayers Protection Alliance (Alianza para la Protección de los Contribuyentes) entre sus socios externos , los cuales han estado en contacto con la empresa sobre el metaverso. El Instituto R Street ha recibido fondos para proyectos no relacionados de la Iniciativa Chan Zuckerberg en el pasado, pero actualmente Meta no lo apoya. El apoyo financiero para centros de pensamiento y organizaciones sin fines de lucro no está incluido en los más de US$20 millones que Meta gastó en cabildeo el año pasado.

Gastos de lobbydfd

Meta ya tiene estrechos vínculos con muchas de estas entidades.

Anne Hobson, gerente de políticas públicas de Meta centrada en la realidad virtual, trabajó anteriormente en R Street y en el Centro Mercatus de la Universidad George Mason, que adopta ideas de libre mercado. Lori Moylan, otra gerente de políticas públicas de Meta, pasó más de ocho años en R Street y también trabajó en el American Enterprise Institute y el Mercatus Center.

PUBLICIDAD

Una pregunta clave será cómo se mueven las identidades de los usuarios y los bienes digitales en el metaverso, dijo Mark Jamison, un experto en tecnología del American Enterprise Institute, de tendencia derechista. (Ha participado en las llamadas de Meta y la compañía le dio un auricular Oculus). Jamison y otros dijeron que las llamadas también cubrieron cómo brindar a las personas las herramientas para dar forma a su propia experiencia y protegerse de los intercambios dañinos. Otras preocupaciones importantes incluyen la privacidad y la seguridad.

“La gente tiene preocupaciones justificadas al ver la historia de Facebook”, dijo Kurt Opsahl, subdirector ejecutivo y asesor general de Electronic Frontier Foundation (Fundación Frontera Electrónica), un grupo centrado en las libertades civiles en línea.

Oculus Questdfd

Meta no tiene mucho tiempo antes de que el debate sobre el metaverso se vuelva hostil en el Congreso. Un asistente del senador demócrata Ed Markey dijo que su oficina está analizando activamente la realidad virtual y el metaverso, especialmente su impacto en los niños y adolescentes.

PUBLICIDAD

Y el senador Richard Blumenthal, el demócrata de Connecticut que dirigió la investigación de Facebook el año pasado, dijo que la indignación por los escándalos pasados de la compañía seguirá en los esfuerzos futuros.

“Está cambiando su nombre, pero su MO, su negocio básico sigue siendo el mismo”, dijo Blumenthal. “Puede cambiar de nombre y color, como un camaleón, pero sigue siendo el mismo animal”.

Con la ayuda de Kurt Wagner, Bill Alison y Daniel Flatley.

Le puede interesar:

Demandan a Meta y Snap por el suicidio de niña “adicta” a las redes sociales

Unidad Oculus de Meta enfrenta investigación sobre prácticas de competencia

Note to Zuckerberg: META Stock Ticker Will Soon Be Available

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD