Negocios

De emprendimiento a unicornio: cinco consejos para dar el salto

En Colombia, y en particular América Latina, hay mucho talento emprendedor, por lo cual conocer algunos consejos sobre cómo lograr ese salto es clave

Emprendimiento
20 de febrero, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bogotá — Cada vez son más comunes las empresas que quieren aportarle algo al mundo a través del uso de la tecnología. Cuando se une la innovación empresarial con el talento tecnológico muchas veces el resultado puede terminar siendo un unicornio, firmas con una valuación de US$1.000 millones.

Las empresas unicornio dejaron de ser inalcanzables y se multiplican con mayor velocidad en el mundo digital tras la pandemia del coronavirus. Aunque China y Estados Unidos se han coronado como los países con más unicornios a nivel mundial, según el Índice Global Unicornio 2021 (Instituto de Investigación Harun), América Latina no se queda atrás.

Ver más: Unicornios latinoamericanos impulsan contrataciones en la región

PUBLICIDAD

Actualmente Brasil lidera en número de unicornios con 18, equivalente a un 60%; Argentina con 11 y México, con 8, de acuerdo con el Informe Sling Hub Latam. En el caso colombiano destaca Rappi, aunque hay algunas en el radar que podrían entrar al club de los US$1.000 millones próximamente.

Colombia, y en particular América Latina, es un territorio en el que hay mucho talento emprendedor por lo cual conocer algunos consejos sobre cómo lograr pasar de emprendimiento a unicornio es clave para muchos. Silvina Moschini, presidente y cofundadora de TransparentBusiness, el primer unicornio liderado por una mujer latinoamericana, CEO y fundadora de SheWorks!, comparte cinco recomendaciones:

  • Desarrollar una propuesta innovadora que resuelva una necesidad universal. Una buena idea no es suficiente, se requiere una estrategia novedosa, como Uber, que cambió la forma en la que la gente viaja o Airbnb que revolucionó el mercado del hospedaje. Por ello, un negocio disruptivo tendrá más posibilidades de triunfar. Asimismo, el producto o servicio debe ser deseado por un gran segmento de personas.
  • Analizar la escalabilidad. Actualmente hay un total de 984 empresas unicornios en todo el mundo, de acuerdo con la lista de CB Insights. Detrás de estos casos de éxito se encuentra la respuesta a una pregunta clave: ¿el tamaño del mercado justifica la creación de la compañía? En algunos casos, el negocio tiene un horizonte prometedor y el optimismo queda fuera de discusión. Incluso, hay proyectos innovadores que además de ser escalables resuelven demandas urgentes en contextos muy específicos. Apostar por la internacionalización y contar con un modelo escalable son fundamentales para lograr crecimiento.
  • Buscar capital social y redes. El ecosistema emprendedor es un deporte de contacto en el cual se requieren redes que ayuden tanto en la generación de confianza como en la atracción de talentos. En ese sentido, es muy importante construir capital social, relaciones y aliados que puedan ayudarlo a llegar más lejos. ¿Cómo? A través de networking, alianzas y cooperando con tus colegas en lugar de competir con ellos para llegar más lejos. Es fundamental democratizar el acceso a oportunidades y sumar el poder de los otros: el activo más valioso de un emprendedor es la capacidad de que otros crean y apoyen su propuesta.
  • Ganar visibilidad y protagonismo es el escalón crucial del acceso a capitales. Es muy poco probable que alguna compañía alcance el rango de unicornio sin ayuda externa, generalmente proveniente de inversiones privadas. Se trata de buscar escenarios estratégicos para conectarse con los inversores adecuados y con las oportunidades que necesitan.
  • Construir una narrativa sólida. Después de encontrar su idea de negocio, un emprendedor tiene que trabajar en su narrativa y pensar en las plataformas que va a usar para amplificar su mensaje de manera asertiva. Es importante ofrecer valor para la audiencia: un mensaje verdadero, a través de los canales correctos, será una ventaja competitiva porque transmite credibilidad.
PUBLICIDAD