Riesgo de represión en China resurge con investigación a imperio de Jack Ma

Los eventos de las últimas 48 horas son una llamada de atención de que la regulación no ha terminado, según un analista

Alibaba
Por Coco Liu - Zheping Huang - Vlad Savov
22 de febrero, 2022 | 04:35 PM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Desde Alibaba (9988) hasta Tencent (0700), las empresas más grandes de China están una vez más en el centro de una tormenta en el mercado, impulsada por la especulación de que Pekín está preparando otro asalto en el escenario de Internet más grande del mundo.

Tres de las empresas más valiosas de China, Alibaba Group Holding Ltd., Tencent Holdings Ltd. y Meituan (3690), han perdido más de US$100.000 millones en el lapso de tres días turbulentos. Es un cambio notable con respecto a hace solo una semana, cuando los inversores como Charlie Munger vieron gangas entre China Tech Inc. después de una venta masiva de US$1,5 billones en 2021. Macquarie emitió un informe este mes titulado “represión máxima”.

Ahora, los inversores intentan frenéticamente analizar una serie de eventos que sugieren que Pekín se está preparando una vez más para controlar su gigantesco sector privado. Cuando Alibaba informe sus ganancias el jueves, sus ejecutivos nuevamente enfrentarán preguntas sobre las intenciones de Pekín para un sector sujeto el año pasado a restricciones y castigos regulatorios sin precedentes, luego de que la administración del presidente Xi Jinping lanzara una campaña de “prosperidad común” para frenar los excesos del sector tecnológico y obligarlos a compartir la riqueza.

El derramamiento de sangre comenzó el viernes, cuando el principal planificador económico del estado exigió a Meituan y sus pares que redujeran las tarifas que cobran a los restaurantes en las regiones afectadas por la pandemia. El lunes, un par de publicaciones en línea no verificadas que se volvieron virales sugirieron que Tencent, que resistió mejor que la mayoría el embate de 2021, enfrentaba una importante ofensiva regulatoria, lo que obligó a su jefe de relaciones públicas a negarlo de manera inusualmente agresiva.

PUBLICIDAD

Más tarde ese día, Bloomberg informó que Pekín había ordenado a las empresas estatales que informaran su exposición a Ant Group Co. de Jack Ma, la empresa más golpeada en una campaña gubernamental de un año contra el “capital desordenado”.

“Los eventos de las últimas 48 horas son una llamada de atención de que la regulación no ha terminado”, dijo Michael Norris, analista de la consultora AgencyChina con sede en Shanghái. “Vamos a estar en una situación en la que la regulación y la desaceleración de la economía de China van de la mano. Va a ser un desafío para las empresas que dependen de los consumidores y la publicidad de los comerciantes poder llegar a las cifras de este año”.

Crecimiento lentodfd

Si bien muchos inversores contaban con el fin de la implacable presión regulatoria, quedaban preguntas fundamentales sobre la capacidad de los gigantes tecnológicos de China para reanudar el crecimiento que habían disfrutado durante una década de expansión casi sin restricciones. Ya se esperaba que Alibaba y Tencent registraran su ritmo más lento de aumento de ingresos trimestrales desde que comenzaron su cotización en bolsa.

PUBLICIDAD

Se esperaba que la conmocionada industria actuara este año con más cautela que nunca, reduciendo la contratación y adquisición de años anteriores, por ejemplo. Didi Global Inc. (DIDI) se está preparando para reducir la plantilla hasta en un 20% antes de su salida a bolsa en Hong Kong, informó Bloomberg News la semana pasada. Weibo Inc. (9898), similar a Twitter (TWTR), ha comenzado a reajustar sus negocios desde principios de año, asignando parte del personal a nuevos roles antes de despedirlos, dijo la compañía en un comunicado la semana pasada, en respuesta a publicaciones en línea que alegan que la firma está despidiendo a un ola de empleados.

“El período dorado de Internet en China probablemente ya haya quedado atrás”, dijo Jessica Tea de BNP Paribas Asset Management (BNP). “Dicho esto, creemos que el pico de la intensidad regulatoria probablemente haya quedado atrás en este ciclo, a medida que pasamos de la normalización de las políticas a la normalización del crecimiento”.

Ahora, las últimas demandas impuestas a Meituan y a sus pares de la industria como la firma de entrega de alimentos Ele.me de Alibaba, sugieren que también están siendo presionados en el servicio nacional, con inciertas implicaciones a largo plazo. La medida para reducir las tarifas de entrega de alimentos muestra que Pekín reclutará firmas privadas ricas para aliviar la carga de las empresas más pequeñas, gravemente afectadas por la desaceleración económica de China y su estrategia Covid-Cero, escribieron esta semana analistas de Goldman Sachs (GS) dirigidos por Ronald Keung.

Su objetivo es “ayudar a las empresas de las industrias afectadas a superar el impacto de los desafíos relacionados con Covid-19 al reducir sus costos”, dijeron. Si bien puede afectar la rentabilidad a corto plazo de Meituan y Ele.me, que genera pérdidas, los analistas “no ven un impacto a largo plazo en el negocio de Meituan”.

Los riesgos para el crecimiento son especialmente prominentes en Alibaba, que el año pasado recibió una multa récord de US$2.800 millones después de que los reguladores la obligaron a poner fin a ciertas prácticas de exclusividad comercial que supuestamente la ayudaron a superar a sus rivales. El asalto regulatorio ha reducido el valor de mercado de la compañía de US$858.000 millones en octubre de 2020 a aproximadamente US$310.000 millones.

Su perspectiva ya es desafiante. Los analistas pronostican que los ingresos aumentaron solo un 11% en el trimestre de diciembre, por mucho la tasa de crecimiento más lenta desde que salió a bolsa en 2014. El margen operativo de Alibaba cayó del 30.4% en 2017 al 10.7% en los doce meses que terminaron en septiembre, presionado por nuevos competidores y debilitando el crecimiento económico. La firma ha visto que las plataformas de transmisión de video Douyin, el hermano nacional de TikTok de ByteDance Ltd., y Kuaishou Technology (1024) alejan el negocio de sus mercados de Taobao y Tmall. Para empeorar las cosas, su principal influencer-comerciante en línea, Viya, se vio envuelto en un escándalo de evasión de impuestos .

Lo que dice Bloomberg Intelligence

El panorama macroeconómico oscurecido y el entorno desafiante general para las acciones globales siguen siendo vientos en contra para Tencent y sus pares de Internet de China que buscan un repunte de la derrota de 2021, pero las tendencias podrían mejorar a medida que se acerca el segundo semestre de 2022. El estímulo económico chino, junto con la relajación de los comparables de hace un año, podría ser suficiente para provocar un repunte después de junio.

PUBLICIDAD

--Matthew Kanterman y Tiffany Tam, analistas de BI

En 2020, Alibaba contrató a más personas que los gigantes de Silicon Valley Alphabet Inc. (GOOGL), Meta Platforms Inc. (F), Microsoft Corp. (MSFT), Netflix Inc. (NFLX) y Tesla Inc. (TSLA) juntos. Y más que duplicó su número de empleados en el año que finalizó en marzo de 2021 a 251.462, pero luego agregó apenas 7.000 en los siguientes seis meses. El informe más reciente de Tencent en junio también mostró que su ritmo de contratación se está desacelerando.

Contrataciones de Alibabadfd

Las fortunas menguantes de los gigantes de Internet de China coinciden con una reevaluación ahora en curso en Silicon Valley, a medida que la pandemia se desvanece y se lleva consigo el aumento de la actividad de Internet impulsado por el Covid-19. La matriz de Facebook publicó su primera disminución en el número de usuarios, mientras que Shopify Inc. advierte sobre una desaceleración .

En Tencent, se espera que los ingresos crezcan un 9 % en el cuarto trimestre, el ritmo más lento desde su salida a bolsa en 2004. Eso es después de que el apetito por los anuncios se vio afectado por reglas de privacidad más estrictas y una suspensión de las aprobaciones de nuevos juegos que se prolongó durante más de seis meses. Los márgenes de la empresa ya están bajo presión, pues el operador de WeChat (TCEHY) ahora cuenta con los mercados extranjeros para estimular el crecimiento de los juegos mientras dedica más recursos a áreas como la nube y la tecnología financiera.

PUBLICIDAD

“En pocas palabras, este giro de política es real”, dijo Wai Ho Leong, estratega de Modular Asset Management en Singapur, “y es poco probable que se suavice pronto”.

Con la ayuda de Ishika Mookerjee y Jeanny Yu.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

China pide a bancos y empresas estatales informen vínculos con fintech de Jack Ma

China promete lucha “sin piedad” contra corrupción y grandes tecnológicas

PUBLICIDAD

Miles de personas huyen a China continental tras brote de Covid-19 en Hong Kong

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar