Colombia

Para el FMI, la inflación en Colombia crecerá más que el PIB en 2022

Para la multilateral la economía colombiana tendrá un desempeño superior al potencial, no obstante, los precios terminarían el año alrededor del 6,75%

Fotógrafo: Samuel Corum/Bloomberg
Por Daniel Guerrero
28 de marzo, 2022 | 04:34 PM

Bogotá — El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la consulta del Artículo IV con Colombia y considera que si bien el desempeño esperado sobre la economía es positivo, los precios aumentarán más que el PIB.

El Fondo Monetario revisó al alza su proyección de crecimiento económico de Colombia para este año. Lo incrementó desde 4,5% hasta el 5,75%. No obstante, las proyecciones muestran que la inflación del 2022 aumentaría un punto porcentual más que el PIB.

En su análisis de la economía colombiana destacó que los marcos de política sumamente sólidos de Colombia y la respuesta integral del país en materia de políticas ante la pandemia apuntalaron la resiliencia de la economía.

PUBLICIDAD

Destacó también que el tipo de cambio flexible, la credibilidad del banco central en el marco del régimen de metas de inflación, la eficaz supervisión y regulación del sector financiero, una regla fiscal a mediano plazo y la solidez de las instituciones han ayudado al país a soportar los shocks externos y a promover el crecimiento económico.

Así mismo, señaló que en los últimos dos años, las autoridades han aprovechado la flexibilidad del marco macroeconómico para montar una respuesta coordinada y oportuna para mitigar el impacto de la pandemia.

Reconoció que la recuperación económica de Colombia en 2021 fue una de las más dinámicas en la región.

PUBLICIDAD

En esa misma línea considera que tras un fuerte repunte económico el año pasado, se prevé que el ímpetu económico de Colombia prosiga en 2022. Para este año el FMI espera que el crecimiento sea superior al potencial y se sitúe alrededor de 5,75%, impulsado por un firme consumo de los hogares y la continua recuperación de la inversión y las exportaciones.

Se proyecta, además, que gracias a una orientación monetaria aún acomodaticia, la brecha del producto se cierre en el primer semestre de 2022. A mediano plazo, se prevé que el crecimiento del PIB converja hacia su nivel potencial de aproximadamente 3,5%.

El alza proyectada de los precios de las principales exportaciones de materias primas permitiría una importante reducción del déficit en cuenta corriente, de -5,7% del PIB en 2021 a -3,3% y -3,4% del PIB en 2022 y 2023, respectivamente.

No obstante, alerta que la inflación continúa aumentando, empujada por shocks del lado de la oferta en un contexto de sólida demanda. Se prevé que la mayor inflación persista, y que probablemente permanecerá por encima del límite superior de la banda de tolerancia del banco central (4%) durante 2022, con riesgos al alza. Se proyecta que para finales de 2022 la inflación ronde 6,75%.

Advierte, también, que los riesgos para el crecimiento continúan inclinándose a la baja. Los riesgos externos permanecen elevados debido al intensificación de la actual guerra en Ucrania. Aunque los precios más altos de los hidrocarburos pueden beneficiar a Colombia, el aumento y la volatilidad de los precios internacionales de los alimentos y la energía, así como los trastornos más persistentes en las cadenas mundiales de abastecimiento, exacerbarían las presiones inflacionarias internas.

Concluye en su informe que la volatilidad en el mercado financiero mundial provocada por el conflicto o por el ciclo de contracción monetaria en las principales economías también podría generar shocks en los flujos de capital. Nuevos brotes de variantes del virus causante de la COVID-19 podrían dar lugar a un crecimiento inferior al esperado o volátil en los socios comerciales.

Con respecto de los riesgos internos dijo que también se inclinan a la baja, e incluyen la incertidumbre en torno a la evolución de la pandemia en el país y riesgos políticos relacionados con las próximas elecciones.

PUBLICIDAD