Mercados

Jefe de SEC pone en duda acuerdo para evitar exclusión de acciones chinas

La SEC sigue firme en su exigencia de que los reguladores estadounidenses tengan pleno acceso a las auditorías de las empresas chinas cuyas acciones cotizan en EE.UU.

Gary Gensler, SEC
Por Robert Schmidt y Ben Bain
30 de marzo, 2022 | 10:16 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — El presidente de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos, Gary Gensler, reprimió las especulaciones de que se está gestando un acuerdo para evitar que unas 200 acciones chinas dejen de cotizar en bolsa, lo que indica que solo el cumplimiento total de las inspecciones de auditoría permitirá a las empresas seguir cotizando en los mercados estadounidenses.

“Ha habido conversaciones reflexivas, respetuosas y productivas, pero no sé dónde terminará esto”, dijo Gensler en una entrevista, refiriéndose a las negociaciones en curso. “Depende de las autoridades chinas y, francamente, podría ser un conjunto de opciones difíciles para ellas”.

Las duras palabras del jefe de la SEC muestran que EE.UU. sigue firme en su exigencia de que los reguladores estadounidenses tengan pleno acceso a las auditorías de las compañías. Gensler también subrayó que la ley de EE.UU. le da poco espacio para negociar y se avecina una fecha límite fijada por el Congreso, en 2024, para sacar a las empresas de la Bolsa de Nueva York y el Nasdaq a menos que China acceda.

PUBLICIDAD

“Si estamos en el mismo lugar dentro de dos años”, muchas empresas “serían suspendidas”, dijo.

Los comentarios de Gensler siguen a las declaraciones recientes del gobierno chino de que ha hecho propuestas para permitir algunas revisiones de auditoría por parte de EE.UU. Los países han estado en desacuerdo durante dos décadas por el requisito legal, que tiene como objetivo proteger a los inversionistas de los fraudes contables y otros delitos financieros. El problema escaló al final de la administración Trump cuando los legisladores aprobaron una ley que retiraría de la bolsa a las empresas extranjeras que se nieguen a cumplir.

A principios de este mes, la SEC comenzó a publicar una “lista provisional” de empresas que podrían enfrentar la eliminación. Si bien la medida se había insinuado durante mucho tiempo, provocó una fuerte caída en las acciones estadounidenses de empresas con sede en China y Hong Kong.

PUBLICIDAD

La última actualización de la lista se conoció el miércoles y en ella la SEC señaló a Baidu Inc. (BIDUN), Futu Holdings Limited (FUTUN), Nocera Inc. (NCRA), iQIYI Inc. (IQ) y CASI Pharmaceuticals Inc. (CASI) como firmas adicionales en riesgo.

Docenas de otros países permiten las inspecciones de auditoría de EE.UU., dando a los funcionarios estadounidenses el visto bueno para entrevistar a los contadores locales y examinar la documentación subyacente a su trabajo. China y Hong Kong se han negado, citando leyes de confidencialidad y preocupaciones de seguridad nacional.

Sin embargo, Gensler argumentó que los llamados documentos de trabajo de auditoría rara vez contienen información confidencial.

“Probablemente por eso otras 50 jurisdicciones se han sentido cómodas con esto a lo largo de los años”, dijo. “Los papeles de trabajo son cosas que confirman los ingresos y los gastos”.

El gobierno chino dijo este mes que se estaba avanzando en las conversaciones con los reguladores estadounidenses.

Un posible compromiso que está discutiendo la Comisión Reguladora de Valores de China permitiría a los inspectores estadounidenses del Consejo de Supervisión Contable de Empresas Públicas revisar los papeles de auditoría de algunas empresas tan pronto como este año, informó Bloomberg News a principios de este mes. Sin embargo, según el plan, la CSRC seguiría tratando de conservar cierta capacidad para retener datos sensibles.

PUBLICIDAD

Aunque no comentó alguna propuesta concreta, Gensler indicó que tal opción era inviable en los términos establecidos en la ley de 2020, denominada Holding Foreign Companies Accountable Act.

Los inspectores estadounidenses, dijo Gensler, deben poder entrar en una empresa de contabilidad extranjera y elegir las auditorías de las empresas que cotizan en bolsa en EE.UU. que quieran ver. Además, señaló que la ley estadounidense se centra en los países que incumplen y no en empresas concretas. Por tanto, si se bloquea una solicitud, significa que no se está cumpliendo el requisito. Por supuesto, si China quisiera blindar los documentos financieros de una empresa, podría simplemente trasladar la cotización a una bolsa no estadounidense.

Desde que se incorporó a la SEC el año pasado, Gensler ha adoptado una línea dura en relación con el requisito de auditoría y ha impulsado más protecciones para los inversores en acciones chinas. También ha suspendido las nuevas ofertas públicas iniciales (OPI) chinas hasta que las empresas proporcionen una mejor información sobre sus posibles trampas.

PUBLICIDAD

Los inspectores del PCAOB (por sus siglas en inglés9 no han podido revisar las auditorías de unas 200 empresas con sede en China o Hong Kong, incluidas Alibaba Group Holding Ltd. (BABAN) y Baidu.

Una de las claves de las negociaciones es que tanto la Cámara de Representantes como el Senado de EE.UU. han aprobado disposiciones separadas que piden que se acelere el proceso de exclusión de la lista. Si esas medidas se convierten en ley, las empresas de auditoría chinas tendrían menos de un año para cumplirlas.

PUBLICIDAD

Por su parte, Gensler señaló que los gobiernos de EE.UU. y China han estado en desacuerdo sobre el requisito de inspección de las auditorías desde que se impuso en 2002.

“Han pasado 20 años, así que es un tema difícil”, dijo.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD