Economía

Inflación colombiana tocaría nuevo pico en marzo, pero se acercaría un alivio

Así lo expresan los analistas. Los alimentos seguirán dando de qué hablar, pero pronto mermarían los precios. ¿Cuándo se sentiría el alivio en los bolsillos?

Inflación colombiana tocaría nuevo pico en marzo, pero se acercaría un alivio
05 de abril, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — La inflación apunta a tocar el 8,5% en el tercer mes de 2022 y mantendría esos niveles en abril, según los expertos consultados por Bloomberg Línea. Aunque el ritmo al que están aumentando los precios se moderaría desde el segundo trimestre del año, eso no compensaría del todo la subida que ya se ha venido viendo, añaden algunos.

Para marzo los analistas esperan que la inflación anual llegue a 8,45% en promedio, según la encuesta de Citibank que consulta a más de 25 expertos del sector financiero y económico. El máximo esperado es de 8,64% y el mínimo de 8,15%. Sobre la variación mensual estiman que el indicador se ubique en 0,92%. Las cifras oficiales de marzo las dará a conocer el Dane esta noche del martes.

VER +
Inflación anual en Colombia: Minhacienda espera que empiece a caer en mayo

Para el cierre de año los expertos consultados en la encuesta del Citi esperan que la inflación termine 2022 en 6,66% en promedio, que si bien resultaría ser más baja que la actual (8,01% en febrero), seguiría casi 3 puntos arriba del tope máximo del rango meta del Banco de la República que es 4%.

Los alimentos seguirán dando de qué hablar

Desde hace unos meses, principalmente después de mediados de 2021 cuando se dio el paro nacional, los alimentos han sido protagonistas en la inflación colombiana. Para poner un ejemplo, en febrero -el último dato que se conoce hasta esta noche- la inflación anual fue de 8,01%, mientras que los alimentos aumentaron sus precios 23,3% anual en febrero, siendo este el grupo que más variación presentó.

PUBLICIDAD

Aunque los precios de los alimentos están altos, Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, dijo que este rubro habría continuado presentando presiones al alza en marzo, pero luego comenzaría a bajar.

Camilo Durán, economista de Credicorp Capital, agregó que el principal factor que habría impulsado la inflación en marzo fue los alimentos debido al aumento en el costo de insumos clave para la producción como es el caso de los fertilizantes. Inicialmente las disrupciones generadas por la pandemia impactaron los costos y dado que Colombia los importa, “la guerra en Ucrania también ha ejercido presiones adicionales sobre ese importante insumo”.

VER +
Colombia busca reducir costo de los alimentos bajando aranceles a más productos

Durán agregó que también habrá presiones importantes en otros grupos o en general en el agregado de la canasta, principalmente en casos por indexación, “por ejemplo los arriendos, algunos servicios públicos y eso causa alguna inercia que hemos observado sobre todo en los últimos 2 o 3 meses y seguramente se seguirá observando en marzo”.

PUBLICIDAD

Desde la visión de Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, en lo que resta del año la inflación se mantendría alta, entre 8% y 9%, “ya que es posible que las próximas cosechas de alimentos comiencen a reflejar el incremento en el precio de los insumos y abonos asociados a la crisis Ucrania - Rusia”.

¿Cuándo mermará la inflación en Colombia?

Aunque la inflación bordearía el 8,5% en marzo, Olarte dijo que “a partir de mayo vemos una convergencia lenta de la inflación para terminar el año alrededor de 6,4%”.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, confía en lo mismo. “Más que un dato puntual, lo importante es que se han venido tomando medidas para proteger de las expectativas de precios y con ello más o menos en mayo deberíamos comenzar a ver un descenso en la tasa de inflación anual”, dijo el ministro este lunes durante el Capital Markets Forum organizado por Bloomberg.

Sin embargo Durán, de Credicorp Capital, comentó que aunque después de abril podría haber algo de desaceleración en la inflación, “eso no quiere decir que los precios vayan a bajar per sé, sino que el ritmo en el que están aumentando se puede moderar y eso empieza a ser tendencia de alivio, pero no compensa totalmente el aumento que se ha visto porque no es que los precios caigan, sino que la desaceleración podría empezar ahora, sobre todo en el segundo semestre del año, y para eso va a ser muy importante que los precios de los fertilizantes globales se moderen para que así lo puedan hacer la producción agrícola local”.