Economía

Confianza del consumidor colombiano amplió su retroceso en marzo

Los colombianos son menos optimistas frente a las condiciones económicas que se avecinan en los próximos 12 meses, según Fedesarrollo

Confianza del consumidor en Colombia amplió su retroceso en marzo
11 de abril, 2022 | 09:40 AM

Bogotá — De acuerdo con la más reciente encuesta del centro de pensamiento, en el tercer mes de 2022 los colombianos fueron menos optimistas sobre las expectativas económicas dentro de un año. Así, la confianza del consumidor amplió su caída en marzo y se ubicó en -17,8%.

Dicho resultado representa una disminución de 0,3 puntos porcentuales (pps) en el índice respecto al resultado del mes anterior cuando este registró (-17,5%). Vale recordar que la confianza del consumidor tuvo un retroceso significativo arrancando 2022 pues esta había cerrado 2021 en -7%. El alza en la inflación, entre las razones del pesimismo de los consumidores colombianos, según expertos.

VER +
Consumidores colombianos confían menos, el indicador cayó por cuarto mes seguido

“Este resultado obedeció principalmente a un incremento de 4,5 pps en el índice de condiciones económicas (-32,3%) y a una caída de 3,5 pps en el índice de expectativas del consumidor (-8,2%)”, explicó Fedesarrollo.

Con base en lo anterior vale recordar que el índice de expectativas del consumidor abarca las expectativas de los hogares dentro de un año, mientras que el índice de condiciones económicas hace alusión a la percepción de los consumidores acerca de la situación económica actual.

PUBLICIDAD
VER +
Inflación en Colombia: el índice del corrientazo, ¿dónde está más caro comerlo?

En línea con lo expuesto hasta ahora, Fedesarrollo dijo que “la confianza de los consumidores disminuyó únicamente en el nivel socioeconómico medio, mientras que aumentó en el bajo y el alto”. Además, indicó que con respecto a las cinco ciudades analizadas, frente al mes anterior, el indicador cayó en tres: Bucaramanga, Bogotá y Cali, mientras que subió en Medellín y Barranquilla.

Por último el centro de pensamiento expuso que “la disposición a comprar vivienda disminuyó frente al mes pasado, aunque la disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos aumentó”.

.