Colombia

Colombia sigue por debajo del grado de inversión: S&P afirmó BB+

Espera que Colombia lleve a cabo una consolidación fiscal gradual mientras el déficit de cuenta corriente sigue siendo grande y la inflación relativamente alta

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
05 de mayo, 2022 | 03:25 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — Standard and Poor’s Global Ratings confirmó sus calificaciones de crédito soberano a largo plazo en moneda extranjera ‘BB+’ y en moneda local ‘BBB-’ para Colombia.

La perspectiva de las calificaciones a largo plazo se mantiene estable. También afirmó sus calificaciones de ‘B’ a corto plazo en moneda extranjera y ‘A-3′ a corto plazo en moneda local.

La perspectiva estable indica la expectativa de que el crecimiento económico sostenido ayudará a reducir los déficits fiscales y a estabilizar la deuda neta de las administraciones públicas en torno al 60% del PIB en los próximos dos o tres años.

PUBLICIDAD

Además, espera que el endurecimiento monetario ayude a contener la inflación. Su escenario base también asume una amplia continuidad en las políticas fiscales, monetarias y económicas a favor del crecimiento después de la transición presidencial en agosto de 2022.

Advierte que podría rebajar las calificaciones durante los próximos dos años si el crecimiento económico está por debajo de sus expectativas, lo que podría indicar una menor resistencia económica en el contexto de unas condiciones financieras mundiales y nacionales más estrictas, o si la capacidad del gobierno para mantener el consenso político sobre las políticas para sostener las perspectivas de crecimiento se debilita inesperadamente.

También podría rebajar la calificación si se deterioran los grandes déficits por cuenta corriente (CAD), lo que daría lugar a un aumento de la deuda externa y a un deterioro inesperado de las condiciones de financiación exterior.

PUBLICIDAD

Así mismo, dice que, por el contrario, podría elevar las calificaciones en los próximos 24 meses si el crecimiento económico es consistente y significativamente más rápido de lo esperado, junto con medidas estructurales que reduzcan el déficit fiscal de Colombia, disminuyan la carga de su deuda y fortalezcan las finanzas públicas.

Un sector exportador más amplio y diverso, que contribuya a reducir la vulnerabilidad externa y a reforzar la resistencia económica, también podría conducir a una mejora.

Las calificaciones de Colombia se basan en su democracia estable y en sus instituciones políticas, que han mantenido políticas económicas predecibles y una gestión macroeconómica prudente durante muchos años a pesar de las crisis económicas.

Espera que estas fortalezas de la calificación persistan después de las elecciones presidenciales de mayo de 2022, junto con el continuo pragmatismo en las políticas económicas tanto del Congreso como del ejecutivo.

Colombia también tiene un tipo de cambio flexible y una política monetaria flexible, que siguen siendo amortiguadores económicos clave contra los choques externos.

Igualmente, dice S&P que las calificaciones se ven limitadas por un perfil externo débil, que refleja la elevada deuda externa y la volatilidad de los términos comerciales.

Sin embargo, estos riesgos están parcialmente mitigados por los activos externos de los fondos de pensiones del sector privado de Colombia y el acceso del gobierno a la Línea de Crédito Flexible del FMI.

PUBLICIDAD