Negocios

¿Cerveza y autos caros? A los consumidores y a las ganancias les parece bien

El fabricante de Budweiser AB InBev, BMW y Stellantis registran mayores ventas

AB InBev, la mayor cervecera del mundo, informó el jueves de un crecimiento de las ganancias que casi duplicó las expectativas de los analistas.
Por Thomas Mulier y Elisabeth Behrmann
07 de mayo, 2022 | 07:57 PM
Últimascotizaciones

Bloomberg — Los consumidores parecen no desanimarse por los precios más altos de todo, desde autos de lujo hasta la cerveza, lo que permite que compañías como Anheuser-Busch InBev NV (ANB) y BMW AG (BMW) aumenten las ganancias a pesar de las amenazas económicas que van desde la inflación hasta la guerra y el brote de Covid-19 en China.

AB InBev, la mayor cervecera del mundo, informó el jueves de un crecimiento de las ganancias que casi duplicó las expectativas de los analistas. Los beneficios de BMW AG en el primer trimestre aumentaron un 12% gracias a la fuerte demanda de autos de lujo. Los ingresos de Stellantis NV (STLA), formada por la fusión de Fiat Chrysler y Peugeot, aumentaron gracias a la fuerte demanda de nuevos modelos de gama alta, como el Jeep Grand Cherokee.

Con los costos de muchas materias primas disparados en medio de cuellos de botella, las empresas han estado probando cuánto pueden subir los precios tras años de inflación contenida. La invasión rusa a Ucrania ha exacerbado la escasez, cortando el suministro de algunas piezas de automóvil y aceites de cocina, mientras que la política china de “cero-Covid-19” ha reducido la demanda y ha agravado los problemas de la cadena de suministro.

PUBLICIDAD
Europa sufre el mayor aumento de precios en añosdfd

Nestlé SA (NESNN) subió los precios al ritmo más rápido en más de una década durante el primer trimestre, elevando el costo de todo, desde las cápsulas de Nespresso hasta la comida para perros Purina, con el fin de mitigar el impacto de la creciente inflación de los alimentos en su rentabilidad. Procter & Gamble Co. (PG) y Danone SA (BNN) también comenzaron el año con aumentos de precios de alrededor del 5%.

Al igual que el propietario de Budweiser (BUD), AB InBev (ANB), las cerveceras Heineken NV (HEIAN) y Carlsberg A/S (CARL-B) han registrado un crecimiento de las ventas por encima de las estimaciones de los analistas, impulsado en gran medida por el aumento de precios. Hasta ahora, los bebedores que vuelven a los bares después de los cierres no se han dejado intimidar por tener que pagar más, ya que los costos de las materias primas de las cerveceras, como el aluminio y la cebada, se han disparado.

“La inflación sigue moviéndose muy rápido y lo hace por encima o más rápido de lo que se esperaba”, dijo por teléfono el CEO de AB InBev, Michel Doukeris. Es “un poco pronto” para calibrar la resistencia de la demanda de cerveza, dado que la mayoría de las subidas de precios de la cervecera se aplicaron a finales del año pasado, dijo.

PUBLICIDAD

Precios de las viviendas

Incluso el constructor de viviendas del Reino Unido Barratt Developments Plc (BDEV) dijo el jueves que ha sido capaz de subir los precios lo suficiente como para compensar los mayores costos de los materiales.

Los fabricantes de automóviles han aumentado considerablemente los precios tras un fuerte repunte de la demanda, ya que la escasez de semiconductores ha frenado la producción de vehículos. Como el número de compradores que buscan un juego de ruedas nuevas supera con creces la oferta, los precios de los vehículos nuevos y usados se han disparado.

Los fabricantes, como Volkswagen (VOW3N), BMW y Stellantis, también han desplazado la producción hacia sus modelos más rentables, como Porsche (PAH3) y Audi. Esta semana, el CEO de VW, Herbert Diess, dijo que el mayor fabricante de automóviles de Europa había agotado los autos eléctricos para el año en su región y en Estados Unidos debido a los cuellos de botella en el suministro.

Al mismo tiempo, los fabricantes de automóviles se enfrentan a un aumento de los precios de todo tipo de productos, desde las tarifas de transporte hasta las materias primas básicas, una situación que va a seguir siendo tensa, ya que la guerra en Ucrania dificulta la logística y la producción de componentes, y las políticas chinas de “cero” Covid cierran plantas. Trasladar esos aumentos a medida que la inflación vaya calando en los bolsillos de los consumidores será una ardua batalla.

“Los precios de los coches todavía tienen que subir entre un 5% y un 10%, y los de los autos eléctricos más de un 10%, para compensar la actual inflación de costes”, escribieron en una nota los analistas de Bank of America Corp. (BAC) entre los que se encuentra Horst Schneider. “Dada la creciente presión a la que se enfrentan los consumidores, esto puede resultar difícil”.

Algunas empresas han advertido de la aparición de tensiones. La semana pasada, Unilever Plc (ULN) pronosticó un crecimiento de los ingresos para todo el año en el extremo superior de su previsión, aunque dijo que la rentabilidad podría sufrir a medida que los consumidores empiecen a recortar sus compras. El fabricante de jabón Dove ha cubierto alrededor de dos tercios de los aumentos de costos a los que se ha enfrentado con subidas de precios, dijo entonces el director financiero Graeme Pitkethly.

PUBLICIDAD

En algunos rincones de la economía, los consumidores europeos ya están buscando gangas. Están comprando ropa más barata a medida que la inflación va mermando los presupuestos de los hogares, según Zalando SE, el mayor minorista de moda sólo en línea de la región.

Con la asistencia de Rafaela Lindeberg, Thomas Buckley, Wilfried Eckl-Dorna, Katie Linsell y Clara Hernanz Lizarraga.

PUBLICIDAD