Colombia

En mayoristas ya comenzó el descenso de los precios de los alimentos en Colombia

Los principales productos de la canasta familiar tuvieron precios más bajos durante mayo en las principales centrales de abasto del país.

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
01 de junio, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — La inflación en Colombia alcanzó en abril el 9,23%, nivel más alto en dos décadas, pero los alimentos han sido el principal motor de la escalada de precios. Sin embargo, en las principales centrales mayoristas del país ya comenzó a verse un descenso de los productos más consumidos por los hogares del país.

El dato de inflación de mayo se conocerá solamente hasta el próximo 5 de junio, pero en primera instancia se espera que el dato de inflación de alimentos comience a mostrar un descenso.

Luis Hernando Ríos, gerente de Mercadeo de la Central de Abastos de Bogotá, aseguró que en la mayorista de la capital del país se comenzó a ver una caída en los principales productos de la canasta familiar.

PUBLICIDAD

“Lo que hemos visto es que mejoró el abastecimiento de los productos de consumo alto como la papa que durante marzo y abril estuvieron con precios altos y hoy están en la mitad de lo que estuvieron a lo largo de los meses anteriores”, dijo Ríos.

De acuerdo con el funcionario de la central mayorista de Bogotá los precios del bulto de papa en Corabastos estuvieron durante abril en $120 mil y para el quinto mes de 2022 estuvo alrededor de los $60 mil.

Entre tanto, el presidente de la Sociedad de Agricultores e Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, reconoció que “en los canales mayoristas hemos visto algunas tendencias a la baja de algunos productos”, no obstante, antes de asegurar que la inflación de alimentos comenzará a bajar asegura que “hay que esperar a ver el reporte oficial que haga el Dane sobre el IPC”.

PUBLICIDAD

Aunque falta la oficialización de la información estadística del Dane, la entidad reportó que durante la última semana del mes “cayeron las cotizaciones de las verduras, las frutas y los tubérculos”.

En el grupo de las verduras se destacó la reducción de los precios de los tomates chonto y larga vida, la arveja verde en vaina, la cebolla cabezona roja, el pepino cohombro y el fríjol verde cargamanto.

Ríos, de la central mayorista de Bogotá, dijo que productos de menor peso en el IPC, como el limón Tahití, también cayó de precio con fuerza en alrededor del 67%.

Sin embargo, aclaró Ríos que no en todos los productos de consumo masivo hubo caída de precio. “El arroz se mantiene estable por las reservas de Corabastos y las distribuidoras. En julio inicia la cosecha arrocera, de haber cambios serán en junio”, explicó Ríos.

Otro de los productos que aún no muestra señales de recuperación es la carne de res, la cual ha sido uno de los que más ha aportado al IPC de alimentos en los últimos 12 meses. No obstante, se destaca que se detuvo el aumento de precio de otras proteínas como el huevo, aunque se sigue esperando una reducción en el precio.

Ríos también destacó que “productos como el tomate, que alcanzó a tener un precio de $6.000 el kilo hoy está a $3.000. Esto fue por las lluvias que aceleraron la recolección de la cosecha porque si no la hubieran adelantado la habrían terminado perdiendo. Eso hizo que llegara buena cantidad oferta al igual que pasó con el apio, coliflor y hortalizas de la sabana”.

PUBLICIDAD

Otro de los productos muy importantes dentro de la canasta del IPC es la cebolla, la cabezona, que viene de Santander y Cundinamarca hacia Bogotá se mantuvo estable, pero, explica Ríos, “la junta proveniente de Aquitania, en Boyacá, tuvo una subida de precio que estuvo ligada a problemas de transporte desde el departamento hacia la capital del país”.

En síntesis, para Ríos hubo un buen número de productos que bajaron de precio, en donde también se destacaron la zanahoria, la remolacha y la arracacha.

Hay que decir también que el Dane reportó que en la recta final del mes en el caso de la arveja verde en vaina, el descenso de la cotización se debió a las mayores recolecciones en Santander, Nariño, Norte de Santander, Cundinamarca, Antioquia y Boyacá.

PUBLICIDAD

Por su parte, en las frutas se registró una caída de las cotizaciones mayoristas del aguacate papelillo, el kiwi, el tomate de árbol, el limón Tahití, la uva red globe nacional, la mora de castilla y la manzana roja importada.

Llegó más cantidad de aguacate papelillo desde Huila, Quindío, Valle del Cauca, Risaralda y Caldas y de tomate de árbol desde Antioquia, Nariño y Boyacá, lo que se tradujo en un descenso de sus precios mayoristas.

PUBLICIDAD