Colombia

Los tres caminos de Gilinski para controlar el GEA ante revés en Asamblea de Sura

Bloomberg Línea conoció las alternativas que evalúan los banqueros caleños para avanzar en su estrategia

Jaime Gilinski Bacal
Por Andrés Garibello y Daniel Guerrero
24 de junio, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — Este jueves tuvo lugar en Medellín la segunda Asamblea Extraordinaria de Accionistas del Grupo Sura en la que se rechazó la reforma estatutaria propuesta por Jaime Gilinski para que quedara en manos de la Asamblea la decisión de si participan o no en la OPA que lanzó la familia del banquero caleño por las acciones del Grupo Argos.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Esa era la vía que los Gilinski veían como ideal para llegar al control del Grupo Empresarial Antioqueño, sin embargo, no contaban con el desenroque que se dio durante los últimos días con el cual cambiaron los directivos del Grupo Sura, y se anunciaron las renuncias de lo de Nutresa y Argos.

PUBLICIDAD

Para los abogados de la familia Gilinski hoy Grupo Argos estaba inhabilitada para votar sobre la reforma estatutaria. Uno de los asesores dijo que al hacerlo violó la ley de pasividad (que determina que no puede haber movimientos que afecten la OPA) a la que están sometidos por cuenta de la OPA que se formuló por parte de JGDB Holdings y que al hacerlo se exponen a una acción judicial para que revise esa decisión.

Al respecto, Bloomberg Línea les preguntó a asesores jurídicos de Grupo Sura, Grupo Nutresa y Grupo Argos y manifestaron que ese punto, el que Argos no podía votar por la ley de pasividad, fue desvirtuado en la misma asamblea, se aceptaron los argumentos y se dio paso a la votación.

Primer movimiento

Es precisamente ese uno de los caminos que el equipo jurídico de los Gilinski. Sobre la mesa está el acudir a la Superintendencia de Sociedades y demostrar, con lo que ha sucedido desde el 10 de noviembre del 2021 hasta a hoy, que las compañías del GEA están actuando como grupo económico. Cabe recordar que el Jaime Gilinski, en las primeras asambleas del GEA, habló públicamente del tema.

PUBLICIDAD

A su juicio, en un proceso en la Supersociedades, que podría durar un año, terminaría obligando a vender algunas de las empresas en las que hoy participan directa o indirectamente.

Sin embargo, también advierte que ese camino también podría ser el más largo porque se realizará por vía administrativa e involucrará la defensa del GEA para demostrar lo que ellos consideren sustenta como válidas las movidas que hasta hoy han hecho.

Segundo movimiento

Aunque la movida del GEA de hoy, es decir, la votación de Argos, no cayó bien entre los Gilinski, la idea es dejar el escenario legal como última opción. Por ello siguen revisando qué alternativa resulta más eficiente para llegar al control del grupo.

Aunque actualmente está en curso una OPA por las acciones del Grupo Argos, el inicio de las aceptaciones avanza muy despacio. Por tanto, los Gilinski no descartan, al igual que pasó con Nutresa en la tercera OPA, declarar desierta la oferta en caso de no lograr el mínimo que buscan.

Esto les permitiría destinar los recursos que no usarán en la OPA por Argos en una nueva OPA por las acciones del Grupo Sura. La diferencia es que ya no buscarán una participación muy grande sino apenas un 10% o 12% con lo cual alcanzarían el control de esa compañía y a partir de allí podrá avanzar en la toma de las demás empresas.

Los abogados explican que esa OPA que podría darse buscaría hacerse a un precio lo suficientemente elevado para que la junta de Nutresa ya no pueda argumentar diferencia con el valor fundamental de la empresa.

PUBLICIDAD

Además, dice que tras el desenroque que realizó el GEA ya no habrá impedimentos para que los directivos tomen una decisión de venta y dado el precio que se tiene en mente negarse a vender podría, ahí sí, desencadenar en acciones legales que desemboquen en que los directivos opositores a la venta respondan a los accionistas con su patrimonio.

La tercera vía

Miembros del grupo de asesor de los Gilinski le dijeron a Bloomberg Línea que los fondos de pensiones podrían estar tentados a no vender en la OPA por Grupo Argos dado los antecedentes de Sura y Nutresa en los que hubo segunda y tercera OPA.

No obstante, responden que solo los Gilinski saben cuál es el siguiente paso, pero que no se puede deducir que seguirán haciendo OPA porque cada movimiento es diferente al otro.

PUBLICIDAD

También aseguran que esa decisión de no vender llevaría la acción del Grupo Argos muy por debajo del nivel actual que incorpora la posible venta en favor de los Gilinski.

Ese momento en el que los precios caigan lo suficiente podría ser lo que motivara una segunda OPA por Argos, pero por un precio menor al que están pagando hoy, es decir, no vender ahora, en criterio de los asesores de los Gilinski, les resultaría adverso a los fondos de pensiones.

PUBLICIDAD

Insistencia en juntas

Uno de los escenarios que se contempla es que, a pesar de proponer un precio muy elevado en una nueva OPA de Grupo Sura, la junta del Grupo Nutresa insista en que no venderá su participación.

Ese escenario, dicen los asesores, desataría la batalla legal de parte de los Gilinski, quienes por ahora confían en que con una de estas tres estrategias podrán hacerse al control del GEA.

Por su parte, desde el GEA dan por hecho que con los cambios de directivos ya no tendrán problemas, al menos en el corto plazo, para resolver en su favor los conflictos de interés que surjan en el marco de futuras ofertas.

PUBLICIDAD