Colombia

BlackRock analiza los “vientos de cola y de frente” que tendrá el Gobierno Petro

Bloomberg Línea habló con los directores para Colombia y de Estrategia de la firma para analizar los puntos a favor y en contra que tendrá el Gobierno Petro

Gustavo Petro, presidente electo de Colombia.
Por Daniel Guerrero
28 de junio, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — Con mucha volatilidad concluyó la primera semana tras la elección del líder de izquierda Gustavo Petro como presidente de Colombia para el periodo 2022 a 2026.

Para entender el panorama al que se enfrentará el próximo presidente de los colombianos Bloomberg Línea habló con el director general de BlackRock para Colombia y Centroamérica, Diego Mora, y con Axel Christensen, director de estrategia de Inversiones para América Latina de la misma firma.

Para iniciar, dice Christensen, hay que entender el contexto en el que llega el nuevo presidente. “Llega en un contexto de alza de tasas de interés, no en Colombia nada más, sino en el mundo. Incrementos en los tipos por un entorno con presiones de inflación marcadas tanto en económicas desarrolladas como emergentes”.

PUBLICIDAD

Advierte que dicho incremento en los tipos, encaminados al control de las proyecciones de inflación, también tendrán un efecto sobre el crecimiento económico.

Por su parte, el director general de BlackRock para Colombia y Centroamérica, Diego Mora, dice que “hay que entender a qué país se enfrenta el presidente electo. Tendrá algunos vientos de cola que favorecen y otros vientos de frente que son retadores. Yo creo los vientos de cola que lo favorecen están ligados a que recibe un país que se encuentra en una senda de crecimiento muy importante que inclusive lo resalta entre los países de la región con un PIB impulsado por el consumo de los hogares y con unas perspectivas importantes para que siga ese crecimiento en los próximos meses”.

Sin embargo, con respecto a los vientos de frente dice que están ligados a “los retos ya conocidos por todos. Dos de ellos que resaltan tienen que ver con los déficits gemelos a los que se enfrenta la economía colombiana que sabemos que vienen desde hace años, también hay retos importantes en lo fiscal y en la balanza de pagos, aunque este último se ha venido suavizando, en parte, por los elevados precios del petróleo que la terminan favoreciendo”, explicó Mora.

PUBLICIDAD

Dicho eso, dice Christensen que los cambios políticos son una más de las variables que se tienen en cuenta a la hora de definir una inversión y que para un asiduo participante de los mercados lo que sucedió en Colombia es “otro día en la oficina”.

“Los cambios políticos son parte del escenario usual que un inversionista que tiene tiempo invirtiendo en mercados emergentes, y en América Latina en especial, se enfrenta, es parte del trabajo. Se analiza qué impacto puede tener eso sobre la economía, el crecimiento, el marco regulatorio, y demás, pero partiendo de la base de que existan cambias políticos no es algo extraño, es algo que como inversionista uno lo pone en la ecuación como también pone el crecimiento económico, la inflación las perspectivas de las compañías o los escenarios regulatorios”.

Pese a ello, reconoce que el de Petro es un Gobierno atípico frente a lo que están acostumbrados a ver en Colombia. “Tiene una agenda más progresista de lo que estamos acostumbrados en Colombia con una agenda que apunta a temas de foco social y que tiene que ver con buscar ir a los temas de preocupación para los colombianos. Estamos atentos a ver cómo todo eso deriva en las condicione financieras”, puntualizó Christensen.

Con respecto a ello Mora sostiene que hay que darle tiempo al nuevo Gobierno para ver la línea que va tomando. “Diría sobre el nuevo gobierno que el pueblo colombiano tomó una decisión en democracia y lo prudente es esperar a ver los anuncios y lo que se implemente. Hay que tener en cuenta que una cosa es lo que se dice en campaña, otra cosa es lo que se le presenta al Congreso y otra es lo que aprueba el Congreso. Entonces toca ver cuáles son esas prioridades con las que llega el nuevo gobierno, cuál va a ser su nuevo equipo en las principales posiciones y qué cambios logra aprobar en la agenda legislativa”.

Sobre cómo ha reaccionado el Banco de la República a las presiones de inflación a las que está expuesto Colombia, Christensen dice que “el banco ha tenido que responder a las presiones inflacionarias por encima de lo que ellos consideran consistente con su meta de inflación dentro del objetivo de política. Da la impresión de que hasta el momento se sienten razonablemente cómodos con la velocidad de incrementos, pero a la vez muy atentos a lo que ocurre, han aparecido eventos, como la guerra en Ucrania, que han ocasionado remesones un tanto inesperados”. Pese a ello dice que está claro que queda camino por recorrer hasta que la inflación comience a ceder.

De otro lado, dice que el tipo de cambio podría ser, en los próximos meses, lo que haga modificar la decisión de tasas. “El banco también le pone atención al tipo de cambio, porque la inflación también se transmite por los productos importados, la evolución de la moneda respecto al dólar puede ser una campanada de atención para el banco. En lo que se refiere al tipo de cambio creo que pueda ser la variable que pueda modificar la decisión hacia adelante”, concluyó el director de estrategia de inversiones de BlackRock.

PUBLICIDAD