Colombia

BanRepública comenzará a quitar velocidad a la economía para atajar los precios

Con la subida que está proyectada para este viernes la tasa se volverá contractiva y eso será clave para desincentivar el consumo de los hogares en el país

Sede del Banco de la República en Bogotá
Por Daniel Guerrero
29 de julio, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — La economía colombiana es una de las más fuertes de América Latina durante el 2022, pero así mismo, la inflación en el país también es una de la que más fuera de control está, por eso desde este viernes se espera que la Junta Directiva del Banco de la República tome medidas que le quiten velocidad a la actividad productiva como sacrificio para poder atajar la escalada de precios.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Hasta ahora la Junta del Emisor colombiano ha elevado los tipos de interés desde el 2% hasta el 7,5% y la expectativa del mercado es que este viernes se produzca otro incremento de 150 puntos básicos para llevarla al 9%, lo que a juicio de expertos comienza a ser una tasa de interés contractiva.

Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital asegura que “con expectativas de inflación de 5,5% o máximo 6% a un plazo de 12 meses estaríamos hablando de que una tasa neutral sería del 8% así que el 9% ya sería una tasa contractiva para la economía colombiana”.

PUBLICIDAD

Hay que tener presente que las estimaciones del Marco Fiscal de Mediano Plazo hablan de un crecimiento del 6,5% para 2022, sin embargo, cálculos internos del Ministerio de Hacienda aseguran que la economía podría expandirse tanto como 8% durante este año.

Sobre el nivel contractivo de la tasa de interés (si llega al 9%), Sergio Olarte, director de Estudios Económicos en el Scotiabank Colpatria, asegura que “la tasa sí comenzaría a ser contractiva porque con inflación del 5% y tasas al 9% la dejaría en ese nivel, pero yo siento que el banco es consciente de eso y la necesita para desacelerar el consumo”.

Entre tanto, Felipe Campos, analista jefe de Alianza valores, asegura que este viernes habrá un aumento de “150 puntos básicos y será una decisión unánime. La idea sería que el Banco de la República pueda dar señales de que terminan las subidas fuertes y que de ahí en adelante revisarán reunión por reunión la senda adicional. Creemos que aún hay presiones inflacionarias fuertes y una economía que sigue fuerte”.

Aclara que si bien una subida de esa magnitud buscaría enviar el mensaje de que con esta termina la senda alcista, no descarta que en el futuro sean necesarios ajustes adicionales que serían mucho más moderados, eventualmente de 25 puntos base y no necesariamente consecutivos.

PUBLICIDAD

Sobre la magnitud del aumento previsto para este viernes Velandia asegura que “estamos esperando una subida de 150 hasta el 9% porque la inflación da muestras de ser algo bastante generalizado en la economía y la reciente subida del dólar fortalece las expectativas al alza de la inflación, al menos en el corto plazo y eso llevaría a que la inflación cierre 2022 entre 9,5% y 10% limitando la posibilidad de que las expectativas bajen pronto”.

Además, asegura que “la actividad económica sigue sólida y el déficit de cuenta corriente seguirá siendo alto, así que no vemos nada para que la tasa del banco se vuelva contractiva y una alza hasta el 9% cumple con ese objetivo”.

PUBLICIDAD

Olarte sostiene que “todavía tenemos una posibilidad importante de que la subida sea de 100% al 8,5%, pero los eventos recientes de posible crecimiento en segundo trimestre mayor al 12% y una tasa de cambio muy afectada con una inflación que ha demostrado que desancla las expectativas hace que sea muy probable la subida de 150 básicos con el propósito de mandar un mensaje al mercado de que no solo se está comprometido con la inflación sino que están urgidos por disminuir las expectativas de inflación del 2023″.

Pero Olarte dice que sobre todo, el alza de 150 básicos es posible porque “la brecha del producto está muy positiva y yo creo que el Banco de la República está preocupado por un recalentamiento del crédito de consumo y del consumo privado como un todo”, concluyó.

Los tres expertos consideran que la reciente escalada del dólar no sería todavía motivo de una intervención por cuenta del Emisor y aseguran que hacerlo ahora podría ser ineficiente.

PUBLICIDAD