Economía

Tributaria de Petro haría inviable el negocio petrolero en Colombia: ACP

“La carga fiscal del sector llegaría hasta el 80%, lo que comprometería la viabilidad de los proyectos de exploración y producción”, alerta el gremio petrolero

El mandatario ordenó a sus ministros eliminar los gastos suntuosos y superfluos del Estado.
17 de agosto, 2022 | 09:16 AM

Bogotá — La reforma tributaria de Gustavo Petro, que busca $25 billones a través de nuevos impuestos y eliminación de beneficios tributarios, ha puesto ha varios sectores a pronunciarse sobre el proyecto. De estos no escapa el sector extractivista, que jugará un papel importante pues los tributos relacionados al sector aportarían $7 billones del total, es decir, el 28%.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

Que las regalías no sean deducibles del impuesto de renta, crear un impuesto del 10% a las exportaciones extraordinarias de carbón, petróleo y oro, y aumentar el impuesto al carbono, son algunos de los cambios que asumiría el sector extractivista de Colombia en materia tributaria bajo la administración Petro.

PUBLICIDAD

Dado lo anterior, uno de los gremios en pronunciarse sobre la reforma tributaria de Petro fue la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas (ACP) quien alerta que el proyecto haría inviable el negocio petrolero en Colombia.

Preocupa el impacto de la reforma, dado que la carga fiscal del sector llegaría hasta el 80%, lo que comprometería la viabilidad de proyectos de Exploración y Producción (E&P), incluidos contratos existentes que requieren de inversión, sin perjuicio de la necesaria para una transición integral; vale la pena resaltar que las empresas privadas son responsables del 70% de la exploración ejecutada”, dice la ACP.

La Asociación continúa diciendo que “una disminución en la inversión y la cancelación de proyectos de E&P pondría en riesgo no solo la competitividad de proyectos fundamentales para la autosuficiencia energética y contar con precios razonables para los hogares, particularmente en gas y electricidad, sino que impactaría el desarrollo, el empleo y la contratación de bienes y servicios en 19 departamentos, yendo en contravía al espíritu de la reforma”.

PUBLICIDAD

Además, resaltan que “el sector de hidrocarburos ha sido y es uno de los grandes contribuyentes del país, una fuente determinante de divisas y de ingresos públicos a nivel nacional y regional, apalancando iniciativas estratégicas de desarrollo económico, social y ambiental”.

Cabe recordar que el proyecto de ley ya está en trámite en el Congreso, sin embargo aún no han iniciado sus debates. Es en esas discusiones en las que la propuesta puede cambiar significativamente, razón por la que habrá que esperar a ver cómo queda finalmente el proyecto, con qué impuestos y cuánto recaudará.

PUBLICIDAD