Negocios

La caída de los bonos de Ecopetrol podría presagiar un mayor golpe económico

Incluso en comparación con otras compañías petroleras de mercados emergentes, la caída de los bonos de Ecopetrol sobresale

Si bien Petro ha dicho que los planes para eliminar gradualmente la dependencia de la economía en el petróleo y el carbón tomarán aproximadamente una docena de años, los administradores de dinero se han vuelto cautelosos.
Por Oscar Medina y Andrea Jaramillo
10 de octubre, 2022 | 04:20 PM

Lea esta historia en

Inglés

Bloomberg — Quizás ningún líder que preside una nación productora de petróleo tenga planes más audaces para alejarse de los combustibles fósiles que el colombiano Gustavo Petro.

Es un impulso con el que, en abstracto, pocos tendrían problemas. La pregunta clave es si Petro puede ejecutarlo de una manera que mitigue las consecuencias financieras infligidas a los colombianos. De lo contrario, la viabilidad política del plan probablemente colapsará. La respuesta no llegará hasta dentro de meses o incluso años. Pero en un rincón del mercado de bonos, donde operadores compran y venden deuda emitida por Ecopetrol, la gigante petrolera estatal, se están gestando los primeros signos de problemas.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Desde que Petro asumió el cargo en agosto como el primer líder de izquierda en la historia del país, los US$11.000 millones de bonos en dólares de Ecopetrol han perdido casi un 8%, más del doble de la caída promedio entre las empresas en el índice US High Yield Energy de Bank of America Corp. Los problemas de los tenedores de bonos, por supuesto, no son exactamente los mismos que los de la gente común. En este caso, sin embargo, la caída del mercado bien podría presagiar un mayor golpe económico en un país que todavía obtiene más de la mitad de todos los ingresos por exportaciones del petróleo y el carbón.

“Tiene que ser un proceso muy lento, no se puede hacer de la noche a la mañana”, dijo Jaimin Patel, analista sénior de crédito de Bloomberg Intelligence. “La mayor preocupación es que la producción comenzará a estabilizarse y disminuirá durante un período de tiempo si el Gobierno implementa su plan”.

Los bonos de Ecopetrol han caído desde que Gustavo Petro asumió la Presidencia de Colombia.dfd

Un representante del Ministerio de Minas y Energía de Colombia dijo que el plan de transición energética del Gobierno incluye un papel protagónico para Ecopetrol.

PUBLICIDAD

La “prioridad es intensificar la producción de energías renovables y acelerar la transición energética justa, segura y gradual en el país”, dijo el vocero.

Un representante de Ecopetrol declinó realizar comentarios.

Por supuesto, el aumento de las tasas de interés de Estados Unidos y las preocupaciones por la recesión han afectado ampliamente los activos de renta fija, especialmente la deuda de mayor duración, los créditos de grado especulativo más riesgosos y los bonos de economías de países en desarrollo que se perciben como más susceptibles a una recesión económica mundial.

Pero incluso en comparación con otras compañías petroleras de mercados emergentes, la caída de los bonos de Ecopetrol sobresale, superando la baja del 6,6% en el índice Emerging Markets Corporate Plus Energy de BofA desde que Petro asumió.

Si bien Petro ha dicho que los planes para eliminar gradualmente la dependencia de la economía en el petróleo y el carbón tomarán aproximadamente una docena de años, los administradores de dinero se han vuelto cautelosos.

Daniel Guardiola, analista de Banco BTG Pactual, estima que Ecopetrol es demasiado importante para Colombia y, dado que el petróleo corresponde al 40% de las exportaciones, al 15% de los ingresos fiscales y al 30% de la inversión extranjera, es un sector demasiado grande para descarrilarlo.

PUBLICIDAD

Además de detener las nuevas licencias de exploración, en su primer día en el cargo, Petro cumplió una promesa de campaña al enviar una legislación al Congreso que aumenta los impuestos a las exportaciones de energía. Su Gobierno también ha dejado claro que tiene la intención de prohibir la fracturación hidráulica, o fracking, que requiere grandes cantidades de agua y se ha relacionado con terremotos. Como resultado, Ecopetrol descartó dos de esos proyectos piloto.

“A medida que Petro comienza a revelar más y más de sus planes desde el principio, continúa creando una gran cantidad de incertidumbre en la mente de los inversionistas sobre cuál es el futuro de esta empresa”, dijo Jorge Ordóñez, estratega de crédito corporativo de BBVA Securities.

‘Rendimiento jugoso’

A Ordóñez le gustan los bonos a más corto plazo de Ecopetrol dado el compromiso del Gobierno de respetar los contratos de exploración y producción que ya existen.

PUBLICIDAD

Los rendimientos de los US$1.200 millones en notas de la compañía con vencimiento en enero de 2025 han subido al 7,09%, según datos de Trace. Los bonos tienen calificación Baa3 de Moody’s Investors Service, y BB+ de S&P Global Ratings y Fitch Ratings, en línea con la deuda soberana.

“Es un rendimiento muy jugoso”, dijo Ordóñez. “Definitivamente soy un comprador” en la parte delantera de la curva de los bonos, dijo, y agregó que Ecopetrol es “una buena empresa en el código postal equivocado”.

PUBLICIDAD

Incluso antes de que Petro fuera elegido, Ecopetrol se había comprometido a reducir las emisiones netas de carbono a cero para 2050, como parte de un impulso global de las compañías petroleras para limitar su huella en el cambio climático.

Pero debido a la interrupción causada por la guerra en Ucrania a los mercados energéticos internacionales y a que Europa enfrenta una escasez potencial este invierno, la presión para mantener las luces encendidas tiene prioridad. Si bien pocos cuestionan la necesidad de una transición a largo plazo, algunos observadores del mercado dicen que Ecopetrol corre el riesgo de perder una oportunidad lucrativa.

El plan de Petro “en muchos sentidos tiene un efecto de señal significativa para la región”, dijo Henning Gloystein, director de energía, clima y recursos de Eurasia Group. “Pero debe tener mucho cuidado de no convertir ese carácter de señal en una alerta roja. Colombia tiene un papel importante que desempeñar para ayudar a Europa a eliminar gradualmente los combustibles fósiles rusos. Esta es una oportunidad estratégica para que Colombia mejore sus ingresos y los lazos geopolíticos con socios importantes”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD