Senado aprobó la reforma tributaria: estas son las modificaciones

Las actividades comerciales de las iglesias no pagarán impuestos y la cárcel para evasores pasó pero con condiciones. Hoy continúa la discusión en la Cámara

discusión de la reforma tributaria en la Cámara de Representantes
03 de noviembre, 2022 | 12:52 AM

Bogotá — Luego de una jornada de más de 14 horas de discusión, hacia la media noche de este miércoles, el Senado de la República aprobó la reforma tributaria con varias modificaciones. Al proyecto todavía le espera culminar su discusión en la Cámara de Representantes, que fue suspendida hacia las 10:40 de la noche y será reanudada este jueves.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

“Comienzo agradeciéndole al presidente del Congreso y a toda la mesa directiva, así como a los ponentes que nos han ayudado y a las comisiones por su arduo trabajo. Esperamos que termine su proceso en la Cámara”, dijo el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, una vez terminó la discusión.

Entre los cambios con los que fue aprobado el principal proyecto económico del Gobierno Petro están: no habrá impuesto para las actividades comerciales de las iglesias; se aprobaron los impuestos saludables: las bebidas empezarán a pagar desde julio de 2023 y los alimentos ultraprocesados desde septiembre de 2023. De este impuesto se salvaron el pan, la leche, el yogur, el salchichón, la butifarra, la mortadela, el bocadillo, la miel y las obleas.

PUBLICIDAD

La cárcel para evasores, uno de los artículos más polémicos que ha defendido el Gobierno a capa y espada se mantiene, pero con condiciones, principalmente que solo hasta la tercera vez que alguna persona sea descubierta evadiendo la obligación del pago de impuestos, irá a la cárcel.

En esa línea, incurrirá en prisión de entre 4 y 9 años quien omita activos o declare un menor valor o pasivos inexistentes para defraudar o evadir por un monto igual o superior a 1.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Al sector minero-energético se le pondrá una sobretasa de renta en función del precio internacional de los últimos 10 años. Para el petróleo esta sería progresiva: de 5%, 10% y 15%; y para el carbón de 5% ó 10%. Y otro punto importante: no habrá deducibilidad de las regalías en el impuesto de renta.

PUBLICIDAD

La anterior es una medida que ha sido criticada por las empresas del sector de hidrocarburos, que han manifestado que no tener este beneficio provocaría el cierre de empresas ante la supuesta inviabilidad del negocio.

Frente a este debate, el ministro Ocampo resaltó en el Congreso que siempre que hubo bonanzas cafeteras el café contribuía extra a las finanzas públicas. “No se entendería que el petróleo y el carbón ahora no lo hagan. El impacto es mucho más bajo de lo que se piensa”.

Dentro de lo aprobado también está un régimen de transición para que paguen impuestos las empresas ubicadas en el exterior que prestan servicios digitales a clientes colombianos: esa tarifa obedece al 3% de sus ingresos en el país. Aquí hay condiciones específicas en caso de que esas compañías consoliden filiales en Colombia.

También sigue con vida la sobretasa de renta para los bancos y las electrificadoras, el pago de impuesto de renta con tarifa más alta a personas naturales con más de $10 millones de ingresos mensuales, el impuesto a los dividendos y el impuesto al patrimonio. Las zonas francas tendrán el 20% del impuesto sobre el valor que exporten, mientras que deberán asumir el 35% cuando sus productos se distribuyan en el mercado nacional.

Entre las reacciones a la aprobación del proyecto está la del director de la Dian, Luis Carlos Reyes, quien manifestó a través de su cuenta de Twitter: