Economía

2023 seguirá siendo un año costoso para los colombianos, al menos hasta junio

La inflación sigue afectando, mes a mes, el bolsillo de los ciudadanos, pero el descenso significativo de los precios aún tardaría un poco en llegar, ¿por qué?

2023 seguirá siendo un año costoso para los colombianos, al menos hasta junio
06 de diciembre, 2022 | 01:00 AM

Bogotá — La inflación sigue sin encontrar techo en Colombia, pues recientemente tocó niveles no vistos desde marzo de 1999, tras treparse al 12,53% anual en noviembre de este año.

Según el Dane, los alimentos están entre los grandes protagonistas del alza de precios en el país. A esto hay que agregar que “la depreciación del peso colombiano y la dificultad por el invierno hicieron que algunos perecederos subieran demasiado y adicionalmente la comida por fuera del hogar y el transporte también ayudó bastante a que la inflación fuera tan alta”, comentó Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Con una inflación catalogada por expertos como “atípica para un noviembre”, los colombianos se preguntan hasta cuándo y cuánto seguirán aumentando los precios en el país, pues llevan más de 15 meses consecutivos de ascensos.

¿Cuándo vendrá un alivio en los precios?

Los expertos consultados por Bloomberg Línea creen que entre diciembre y enero podría haber una moderada caída de la inflación, sin embargo, sería hasta después de mitad de año que se sentiría con más fuerza el descenso de los precios.

“Esperamos que el pico de la inflación se alcance en diciembre de este año, cediendo lentamente en la primera mitad del 2023, a pesar de las presiones de la inflación básica. Sin embargo, la desaceleración más marcada se verá hacia la segunda mitad del año, en la que una dinámica menos fuerte de la economía favorecerá el alivio en el nivel de precios”, comentó Laura Peña, economista de BBVA Research.

PUBLICIDAD

Olarte, de Scotiabank, también dijo que “para diciembre ya vamos a tener un pico de la inflación y se va a comenzar a desacelerar de manera muy lenta, entre otras cosas, por una base estadística muy alta pero adicionalmente porque de todas formas la parte de los aranceles cero va a comenzar a pegarle a los alimentos, las negociaciones de las tarifas de energía también y todo esto a pesar de la subida en los precios de la gasolina”.

Para Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, “la inflación continuará elevada hasta el primer semestre de 2023 debido a que la gasolina continuará subiendo, el dólar se mantiene elevado, la reforma tributaria elevará el precio de alimentos procesados y porque el precio de los bienes y servicios indexados aumentarán al mismo tiempo del aumento del salario mínimo y la inflación del cierre del año en curso”.

Así las cosas, dijo Ballén, “se espera que la inflación descienda desde el segundo semestre de 2023 como consecuencia de la recesión económica que se presente a nivel local y global, lo cual afectaría el consumo y demanda de los hogares”.

Por último, Juan Pablo Espinosa, director de investigaciones económicas de Bancolombia, expuso que en enero la inflación mostraría su primer declive anual después de 21 meses consecutivos de ascensos. “No obstante, anticipamos que las correcciones serán ligeras y solo hasta abril del siguiente año se registre una inflación anual por debajo del 12%, una vez los efectos de indexación se mitiguen y el bajo dinamismo económico se consolide como un factor clave para la desaceleración de los precios”.

PUBLICIDAD