Colombia

“Con este Gobierno se ve un cambio positivo de tono y voluntad frente al cannabis”

En entrevista con Bloomberg Línea, el presidente de Asocolcanna, Miguel Samper, dijo que la industria está en cuidados intensivos y habló de lo que se requiere

Strouss es el presidente de Asocolcanna (Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis)
20 de diciembre, 2022 | 07:47 PM

Bogotá — Aunque la industria colombiana de cannabis no atraviesa su mejor momento, sí ha sentido un aire de esperanza con la llegada del Gobierno Petro, de la mano del que esperan lograr finalmente la regulación del uso adulto y la expansión del mercado en temas medicinales.

Así lo expresó en entrevista con Bloomberg Línea el presidente de la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis (Asocolcanna), Miguel Samper Strouss, quien manifestó que en esta administración “indudablemente hay un cambio de voluntad y hay un cambio de tono, de discurso y de narrativa”.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Frente a lo cual expresó que durante el Congreso del gremio, que ocurrió recientemente, se le pidió al Gobierno Nacional de forma unánime que regulara el uso adulto del cannabis, para que deje de estar en manos de organizaciones criminales.

“La respuesta fue muy positiva, tanto así que el director de Planeación Nacional (Jorge Iván González) dijo que se está evaluando la opción de regular algunos aspectos del uso adulto en el Plan Nacional de Desarrollo; y el ministro de Justicia (Néstor Osuna) dijo que el proyecto de acto legislativo lo iba a impulsar el Gobierno Nacional, también que los proyectos de ley para regular el uso adulto los va a impulsar el Gobierno Nacional, y que en caso de que no pasen los debates legislativos, los vuelven a presentar. Lo que quiere decir que van a insistir”, detalló el presidente de Asocolcanna.

Asimismo, señaló que en cuanto a los usos medicinales del cannabis, la ministra de Salud, Carolina Corcho ha manifestado toda su voluntad para permitirle a los pacientes el acceso a productos hechos en Colombia. “Lo paradójico es que los pacientes en el país solo pueden acceder a productos hechos por fuera, que son los únicos que tienen registro Invima; la Ministra también ha expresado la voluntad para estudiar el tema en alimentos y bebidas”.

PUBLICIDAD

Y agregó que hubo un cambio drástico entre la anterior administración y la actual frente al trato con las personas: “el ambiente es muy favorable y muy optimista porque el Minsalud acaba de mandar un mensaje absolutamente contundente para los pacientes: acaba de sacar el borrador de Resolución que regula los planes de beneficios de salud diciendo que los medicamentos a base de cannabis van a ser financiados a través del sistema de salud. Es una noticia positiva sobre la buena voluntad del Ministerio porque al haberlos excluido en el Gobierno anterior lo convirtieron en un medicamento de élites, solo la gente con recursos podía acceder a ellos”.

Vale resaltar que lo que se va a cubrir con el sistema de salud son las llamadas fórmulas magistrales, que son medicamentos que se hacen a medida de los pacientes.

“Entonces con este borrador de resolución se vuelven a poner en el centro de la discusión a los pacientes colombianos. Ese tipo de mensajes nos llegan de esperanza y optimismo para el mercado de uso medicinal. Sí hay un cambio de tono y de actitud y yo creo que soplan aires de optimismo para esta industria en el país”, concluyó.

¿Qué se necesita para regular el uso adulto del cannabis?

De acuerdo con lo dicho por Samper Strouss, se deben hacer cuatros cambios en la Ley y la demás normativa sí puede ser expedida mediante decretos y resoluciones.

Esos cuatro cambios son: 1) Que se levanten los delitos, las sanciones administrativas y policivas que existen alrededor de toda la cadena de producción y consumo de cannabis; 2) Regular la distribución de competencias, definir qué hace cada Ministerio y cada entidad; 3) Regular en Ley la gratuidad y el acceso especial a las licencias por parte de comunidades que han sido especialmente afectadas por una fallida guerra contra las drogas (pequeños productores indígenas, afrodescendientes, campesinos) y 4) Establecer en la arquitectura que se necesitaría frente al tema de impuestos.

Asimismo el dirigente gremial destacó que no puede pasar con el uso adulto del cannabis lo que pasó con el medicinal: “éramos el quinto país en regularlo, estábamos en la locomotora, pero hoy en día estamos en los vagones de atrás por todos los peros buricráticos y regulatorias que se impusieron. Eso no nos puede pasar cuando se regule el uso adulto. Tenemos que ser pioneros en esa industria a nivel mundial”.

PUBLICIDAD

En cuanto a los objetivos de regular el uso adulto, mencionó tres:

1. Salud pública: “nosotros regulando el uso adulto, que es un mercado que ya existe, pues evitamos que menores de edad consuman, por ejemplo. Hoy en día menores de 14 años tienen acceso más fácil al cannabis que a la cerveza, y eso ocurre porque el mercado de la cerveza es altamente regulado y el de uso adulto del cannabis no lo es”.

2. Democratizar el acceso a la industria por parte de pequeños productores y asociaciones populares

PUBLICIDAD

3. Reducción de violencia asociada al narcotráfico

“Estos tres objetivos no tienen mucho que ver con justicia, que es el Ministerio que actualmente apadrina a la industria. La planta de cannabis debería dejar de ser vista como un tema para jueces para empezar a ser vista como un tema de agroindustria o de comercio”, sostuvo Samper Strauss.

PUBLICIDAD

Radiografía del sector

Para el presidente de esta Asociación hoy la industria está en cuidados intensivos. “Ya han tenido que cerrar operaciones 400 empresas, es decir la tercera parte de la industria ya cerró. Los pequeños productores no han podido entrar a competir porque necesitan muchas inversiones”.

Al preguntarle ¿cómo se arreglaría la situación? habló de dos medidas “concretas”. La primera: permitir el uso en alimentos y bebidas, y la segundo, permitir unos registros fitosanitarios ante el Invima, especiales, que sean excepcionales y mientras se hacen todos los estudios clínicos, registros que sean rápidos. “Con esas dos medidas esta industria puede sobrevivir”, argumentó.

Frente al tamaño de las empresas que componen el sector dijo que del 100% de empresas de cannabis en Colombia: 95% son microempresas, 4,7% son pequeñas y solo 0,3% son medianas. “No existe una sola empresa que pueda ser catalogada como grande en este sector de la economía nacional”, destacó.

PUBLICIDAD