Las tendencias tecnológicas que revolucionarán la educación en 2023

El 70% de los niños de 10 años no pueden comprender actualmente un texto simple, según el último informe publicado por el Banco Mundial

Bloomberg Línea
26 de diciembre, 2022 | 05:20 PM

Bogotá — La tecnología hoy se convirtió en una de las mayores oportunidades para el sector educativo, ya que se ha comprobado que es un instrumento que impulsa la creatividad e inmersión de los estudiantes y fomenta el desarrollo de nuevas metodologías de enseñanza.

Este tema es mucho más relevante teniendo en cuenta que la pandemia del Covid-19 dejó como resultado una de las peores crisis en las aulas de clase, puesto que la pobreza de aprendizaje se incrementó en un tercio en los países de ingreso bajo y mediano, donde se estima que el 70% de los niños de 10 años no pueden comprender actualmente un texto simple, según el último informe publicado por el Banco Mundial.

Sin embargo, lo positivo es que este contexto también permitió acelerar el crecimiento de las EdTech alrededor del mundo, quienes actualmente son las encargadas de desarrollar tecnologías, aplicaciones y herramientas, que son aplicadas a las estructuras y actividades del sistema educativo en sus diversos ámbitos y niveles.

Éstas, señala Nicolás Giménez, CEO y cofundador de fidu, logran generar grandes ventajas en la educación, permiten la exploración de nuevos conocimientos; fomentan el uso de actividades lúdicas de gamificación que aumentan el entendimiento y la comprensión; brindan autonomía, impulsan la creatividad y optimizan los procesos administrativos “entre un sinfín de cosas más”.

PUBLICIDAD

Y es que el auge de las EdTech dentro del ecosistema educativo ha tenido tanta fuerza, que de acuerdo con un informe realizado por Grand View Research, el mercado global de esta industria se valoró en 2020 en US$ 89.490 millones y se estima que tenga una tasa anual compuesta del 19,9% hasta el 2028, en donde alcanzará los US$377.850 millones.

“Las tecnologías cada vez son más innovadoras y su crecimiento demuestra que su uso es necesario para mejorar la forma en la que se está educando. Y si bien, en 2023 encontraremos la aplicación de nuevas herramientas digitales en las instituciones, también será un año cargado de retos por masificar, democratizar y promover el uso de estas herramientas en los colegios”, indicó el CEO de fidu.

Teniendo en cuenta esto, Giménez, decidió dar a conocer las cinco tendencias en tecnologías que serán fundamentales en los colegios latinoamericanos para el 2023:

PUBLICIDAD

1. Inteligencia Artificial (IA): Si bien, este es un tema del cual ya se ha venido hablando en otras industrias, la IA, será una de las grandes herramientas en el sector, puesto que su integración con otras tecnologías permitirá entender y adaptar la educación al estudiante, ayudando a que en un futuro se pueda llegar a hablar de la hiperpersonalización en la enseñanza. De esta forma, los niños pueden explorar sus lecciones a una velocidad cómoda y reducir la frustración que surge con los métodos de enseñanza tradicionales; mientras que los maestros, no tienen que gastar su tiempo revisando algunos exámenes, ya que este proceso lo puede realizar automáticamente la IA.

2. Apps 100% personalizadas para la comunidad escolar: Las plataformas estandarizadas ya no van más. En una época de cambios, fidu le da la posibilidad a los colegios de contar con una app a medida con el nombre, logo e identidad de su institución para brindarle una experiencia diferencial a su comunidad de padres, estudiantes, docentes y administradores. Además, permite integrar todas las herramientas digitales que el colegio desee a través de una API de última generación.

3. Realidad aumentada (VR) y Realidad Virtual (AR): La aparición de estas tecnologías puede ayudar a que el aula se vuelva más interactiva e inmersiva y al mismo tiempo busca involucrar los sentidos de los alumnos. Además, los ayuda a crear conciencia de sí mismos, estimulando su creatividad, facilitando la adquisición de conceptos y mejorando sus habilidades duras y blandas.

El aprendizaje inmersivo también permite a los alumnos ver entornos y proporciona una experiencia de aprendizaje divertido, de esta manera, pueden experimentar sitios históricos reales y que las lecciones cobren vida.

4. Tecnologías financieras para instituciones educativas: Las fintechs para colegios están floreciendo en América Latina y son fundamentales teniendo en cuenta que la mayoría de las instituciones aún basan su cobranza en recibos bancarios, efectivo y hojas de cálculo. Teniendo en cuenta esta problemática, fidu desarrolló una solución digital que promete mejorar la recaudación. ¿Cómo? Con una plataforma que permite gestionar pensiones, recargos y descuentos personalizados por familia y estudiantes, enviar notificaciones a los padres para ayudarlos a ganarle a los vencimientos, realizar un seguimiento automático de deuda y ofrecer la posibilidad de pagar desde la app y con múltiples medios, lo cual mejora la recaudación.

5. Internet de las Cosas (IoT): Las aulas se deben transformar en espacios de trabajo inteligente, con el objetivo de que los alumnos sientan una mayor conexión con la realidad. Y la digitalización de objetos físicos a través del IoT puede ofrecer nuevas maneras de trabajar, reservar recursos, coordinar servicios de las instalaciones y compartir información para colaborar.

Un estudio realizado por BlinkLearning reveló que «el uso de las herramientas digitales para la enseñanza aumentó 54% tras el confinamiento por la pandemia», un hecho que demuestra que hay una oportunidad de incorporar nuevas tecnologías dentro de las escuelas, y de promover un verdadero cambio en los métodos educativos y un espacio que fomente la cultura digital en las aulas de clases.