Economía

¿Por qué en 2022 Colombia tuvo la inflación más alta del siglo?

El año pasado el país alcanzó una inflación anual de 13,12%, la cifra más alta desde marzo de 1999. Le contamos a qué se debe dicho repunte histórico:

¿Por qué en 2022 Colombia tuvo la inflación más alta del siglo?
05 de enero, 2023 | 02:03 PM

Bogotá — Este jueves el Dane informó que la inflación de Colombia cerró 2022 en 13,12% anual, la cifra más alta desde marzo de 1999. Desde meses atrás se ha venido hablando de que la inflación es histórica en el país, ¿pero por qué? ¿a qué se debe esto?

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

Antes de entrar en mayores detalles, vale recordar que Colombia no es el único país que se está enfrentando a inflaciones altas, sino que también hay otros con el mismo problema después de la crisis derivada por el coronavirus, entre otras cosas, por factores externos como la crisis en Europa, crisis logística y un dólar más caro.

PUBLICIDAD

¿Qué explica la inflación histórica de 2022?

De acuerdo con expertos consultados por Bloomberg Línea, hay al menos tres componentes que jugaron un papel clave en la inflación histórica del año pasado en Colombia: alimentos, vivienda y transporte.

Alimentos

Sobre los alimentos no hay que olvidar que los precios internacionales de fertilizantes y un dólar alto ha hecho más cara la importación de insumos agrícolas. Eso, sumado al prolongado invierno de Colombia, fueron algunas de las razones que hicieron que en los últimos meses comprar comida fuera mucho más caro en el país.

Según explicó David Cubides, gerente de investigaciones económicas de Alianza Valores, el incremento en los precios de los alimentos termina afectando a otros rubros como los restaurantes y hoteles, encareciendo sus servicios y productos.

PUBLICIDAD

No hay que olvidar que en diciembre de 2022 los alimentos fueron el rubro que más impulsó la inflación anual del país con un crecimiento de 27,8% y un aporte de casi 5 puntos a la variación anual.

El ascenso mensual habría obedecido a la mayor demanda de alimentos por las festividades, donde las proteínas de animal fueron las de mayor incremento”, explicó un informe reciente del equipo económico de Bancolombia.

Vivienda

Los precios de los servicios públicos también fueron protagonistas en 2022, tanto así que a finales de año el Gobierno y los prestadores de servicio llegaron a un acuerdo para ajustar las fórmulas de las tarifas de energía y de esta manera disminuir la presión en los bolsillos de los colombianos.

Los servicios públicos fueron el segundo rubro que más contribuyó a que la inflación anual de diciembre en 2022 fuera histórica en el país. Estos aportaron 2,25 puntos a la inflación total del año pasado. Para Cubides, aunque ha habido moderación en los precios de la electricidad en algunas ciudades, esta siguió subiendo en otras, jalonando el indicador al alza.

Según los analistas de Bancolombia, “en diciembre las tarifas de gas volvieron a mostrar un crecimiento de alrededor de 3,7%. Esto se explica por el mecanismo de opción tarifaria, ya que las presiones alcistas en los costos -en particular de la mayor tasa de cambio sobre los precios de la distribución- habrían llevado a las empresas del sector a incrementar de nuevo sus tarifas”.

De otro lado, vale mencionar que “el tema de los arriendos va a ser importante este año porque el incremento de la inflación del año pasado va a ser uno de los drivers para que se ajusten dichas tarifas y esto generaría presiones importantes en este primer trimestre del año”.

PUBLICIDAD

Para el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia, la indexación en las tarifas de los arriendos ha impactado el rubro de vivienda, recordando que “desde diciembre es cuando se suelen concentrar las nuevas negociaciones para definir las nuevas tarifas basados, normalmente, en la inflación de cierre de año y el incremento del salario mínimo (en esta ocasión de 16% para 2023)”.

Transporte

Aquí, como en otros de los rubros citados, la tasa de cambio juega un papel importante dado que la depreciación del peso colombiano frente al dólar ha hecho más caro importar vehículos o comprar insumos y repuestos.

Cabe recordar que desde octubre de 2022 el país comenzó a incrementar los precios de la gasolina en $200, mes a mes para que el déficit del fondo que subsidia estos precios, y que se paga con dinero público, no siga creciendo. Esto ha ido teniendo efectos en la inflación vía el componente de transporte.

PUBLICIDAD

Para Cubides, de Alianza Valores, el incremento de los precios de la gasolina que seguirá vigente este año será un factor importante a monitorear por su presión en la inflación. Ese efecto se vería “más marcado en enero”.

Los expertos de Bancolombia resaltaron que “la gasolina extra se incrementó en línea con la cotización del dólar y el precio internacional del petróleo. Es de destacar que desde el 1 de enero se autorizó un aumento fue de $400 en la gasolina corriente y de $57 en el diesel, por lo que el aporte de los combustibles a la inflación al inicio de 2023 se acentuará”.

PUBLICIDAD

Hay más razones...

Desde la visión de Javier Mejía, profesor de la Universidad de Stanford, hay otras 3 grandes razones que explican la inflación histórica de Colombia en 2022: causas externas, déficit fiscal y expectativas de inflación desancladas.

Causas externas

El 2022 fue un año “de una serie de choques de oferta que se han traslado a los precios en Colombia. Ahí entran las interrupciones en las cadenas de suministros que viene desde la pandemia y la guerra en Ucrania que disparó los precios de la energía. Hay una cosa que ha hecho esto particularmente problemático para el caso colombiano y es la devaluación. La transmisión de estos choques sucede fundamentalmente a través de la importación de productos, y con un dolar 30% más caro, eso ha encarecido particularmente esos productos”.

Déficit fiscal

“La segunda razón es el déficit fiscal, y lo que uno podría llamar soberestímulo a una economía recalentada. Los últimos años del gobierno Duque y el comiezo del gobierno Petro han tenido una política económica profudamente expansiva y el aparato productivo parece estar a tope, entonces esta demanda adicional del Estado se está traduciendo en mayores precios”.

PUBLICIDAD

Inflación desanclada

Los agentes están anticipando precios más altos para el futuro cercano. Esto, en buena medida, es responsabilidad del gobierno actual, el cual no solo ha dado señales de querer mantener la política fiscal expansiva de los últimos años, sino que parece querer profundizarla”.

Para Mejía, “si a esto se le suman los regulares anuncios que sugieren una aproximación poco ortodoxa al manejo de la macroeconómico, como controles de precios o de capital, es razonable pensar por qué los agentes sienten que la inflación será cada vez más alta”.

PUBLICIDAD