Aunque se distancia del petróleo, un 38,4% de la inversión al sector llegó con Petro

A falta de una semana de información, en 2022 inversión por US$8.078 millones a petróleo y minería, US$3.110 millones tras la posesión de Petro

Petróleo
13 de enero, 2023 | 01:00 AM

Bogotá — Con el ascenso al poder de Gustavo Petro, Colombia empezó a recorrer un camino en el que espera tener como puerto de destino el dejar de lado los combustibles fósiles, sin embargo, el camino es más largo y complejo de lo que se creía, al punto que casi el 40% de la inversión extranjera que llegó al país en 2022 lo hizo al sector de petróleo y minería.

Cifras del Banco de la República muestran que, con corte al 23 de diciembre, es decir, falta consolidar la información de una semana, en 2022 la Inversión Extranjera Directa en Colombia fue de US$11.201 millones.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Así mismo, de la información que reposa en el banco central colombiano se observa que US$8.078 millones llegaron al sector de petróleo y minería.

PUBLICIDAD

El 7 de agosto del 2022 se produjo la posesión de Gustavo Petro como presidente de Colombia, en repetidas ocasiones el primer mandatario de los colombianos ha manifestado la necesidad de acelerar la transición energética en el país.

De hecho, a pedido del líder de izquierda colombiano, Ecopetrol, empresa que tiene una participación estatal del 88,49%, suspendió, en principio, y posteriormente dejó por completo, los pilotos de fracking que venía desarrollando desde hace más de un año con el impulso del Gobierno anterior.

De los US$8.078 millones que llegaron al país como inversión para el sector de petróleo y minería, US$3.110 millones lo hicieron después de que Petro asumió su rol como presidente.

PUBLICIDAD

Hay que tener presente que una de las grandes promesas de campaña de Petro y Francia Márquez fue que en el país no se firmarían nuevos contratos de exploración y explotación petrolera, aunque enfatizó repetidamente que se respetarían los contratos que ya estuvieran firmados.

Uno de los temores de que Petro cumpla con dicha promesa es que se desacelere la inversión en el sector dado que al no firmarse nuevos contratos de exploración las empresas extranjeras que operan en el país podrían priorizar realizar inversiones en otras regiones más abiertas al sector.

Más allá de los planes del Gobierno Nacional con respecto a la transición energética, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo ha sido enfático en la alta dependencia que aún tiene Colombia de dicho sector, no en vano el 72% de la IED que llegó en 2022 lo hizo al sector petrolero y minero.

Es por ello que el ministro Ocampo habla de 3 transiciones en Colombia. La transición fiscal, exportadora y energética en donde la exportadora se constituye en la más retadora porque esta será la que le permita al país obtener los recursos que necesita para la ejecución de los programas sociales que tiene previstos el presidente.

Inversiones de portafolio

Al dar una mirada a las cifras de la balanza cambiaria del Banco de la Repúblicas se ve que, las inversiones de portafolio, también conocidas capitales golondrina, han venido perdiendo ritmo tras la posesión del primer mandatario.

En enero, cuando el presidente aún era Iván Duque, se fugaron de Colombia US$75 millones; para enero entraron US$207 millones y en marzo, mes de elecciones a Congreso, entraron US$711 millones. Para abril, entraron US$82, mientras que en mayo el ingreso por este concepto fueron US$441 millones.

Vale recordar que en mayo se realizó la primera vuelta electoral que dejó a Gustavo Petro y a Rodolfo Hernández como los dos candidatos que disputarían la presidencia en la segunda vuelta.

PUBLICIDAD

Ya en junio, cuando fue la segunda vuelta electoral se produjo el ingreso de US$387 millones. Durante julio, último mes de Duque como presidente salieron US$5 millones.

En agosto, con Petro ya posesionado como presidente entraron US$847 millones, un mes después, en septiembre, la llegada de capitales golondrina fue de US$124 millones y en octubre salieron del país US$38 millones. En noviembre ingresaron nuevamente US$194 millones, pero en diciembre, a falta de una semana por reportar información, se fueron US$571 millones.

Es decir, entre enero y julio ingresaron al país como capitales golondrina US$1.753 millones. Así las cosas, entre agosto y diciembre solamente entraron US$551 millones.