Acciones de Boeing se desploman tras incidente de avión que perdió panel en pleno vuelo

Los inversores se deshicieron de Boeing al asimilar las posibles consecuencias del accidente en el que los pasajeros de un vuelo de Alaska Airlines quedaron expuestos a un agujero en el lateral de la aeronave

Tráfico de aviones en el aeropuerto JFK de Nueva York
Por Danny Lee
08 de enero, 2024 | 01:01 PM

Bloomberg — Boeing Co. (BA) sufrió la mayor caída en más de un año después de que su modelo 737 Max 9 fuera suspendido temporalmente por las autoridades tras un accidente ocurrido el 5 de enero en un avión recién entregado.

Las acciones caían un 8,3% a las 11:30 de la mañana en Nueva York, la mayor caída intradía desde octubre de 2022. El proveedor Spirit AeroSystems Holdings Inc, que fabrica el fuselaje del 737, se deslizó un 10%, mientras que Alaska Air Group Inc (ALK), la matriz de la aerolínea implicada, cayó un 2,8%.

VER +
FAA ordena inmovilización temporal de algunos 737 Max tras incidente de Alaska Airlines

Los inversores se deshicieron de Boeing al asimilar las posibles consecuencias del accidente. El vuelo de Alaska Airlines perdió un panel durante el vuelo del viernes, dejando a los pasajeros expuestos a un enorme agujero en el lateral de la aeronave. Aunque nadie resultó herido de gravedad en el episodio, el accidente pone en el punto de mira los posibles defectos de fabricación de Boeing y Spirit. Los investigadores afirman que es demasiado pronto para saber qué pudo provocar el desprendimiento de la pieza mientras el avión ascendía.

A la investigación contribuirá el hallazgo del panel en tierra dos días después del accidente. El hallazgo ayudará a determinar qué falló en el vuelo 1282, que transportaba 171 pasajeros desde Portland (Oregón). La Presidenta de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, Jennifer Homendy, declaró que sólo la suerte impidió un desenlace más desastroso.

PUBLICIDAD

La Administración Federal de Aviación estadounidense ha inmovilizado temporalmente el Max 9 para realizar comprobaciones de seguridad, lo que afecta a 171 aviones en todo el mundo. La mayoría de ellos se encuentran en Estados Unidos, donde Alaska y United Airlines Holdings Inc. son los principales operadores.

La recuperación del tapón de la puerta es un avance importante en la investigación, aunque la NTSB no ha podido conseguir otras pruebas clave. La grabadora de voz de la cabina del avión, que tiene una autonomía de dos horas, fue sobrescrita y esos datos se han perdido. Los investigadores también estudiarán la forma en que la compañía aérea gestionó varios avisos de presión en vuelos anteriores, así como el mantenimiento realizado después de la entrega, según Homendy.

VER +
Las aerolíneas y los reguladores toman medidas en relación con los Boeing 737 Max

Se han descubierto otros objetos aparentemente procedentes del avión, entre ellos un iPhone de Apple Inc. (AAPL) intacto y en funcionamiento.

PUBLICIDAD

El tapón de la puerta de la aeronave, que acababa de entrar en servicio el 11 de noviembre, fue encontrado en el patio trasero de un maestro de escuela con sede en Portland, dijo Homendy. Otras áreas de interés para la NTSB en la sesión informativa del domingo por la noche giraron en torno a las máscaras de oxígeno que se desplegaron y el estado del avión tras el incidente.

Boeing 737 Max 9 Grounded Following FAA Order | Regulator ordered carriers ground more than 170 of the plane type for inspectionsdfd

La luz de fallo de presurización automática del vuelo 1282 se había encendido en tres vuelos anteriores, el último el 4 de enero, según Homendy. En esos casos, la tripulación había puesto el interruptor en “modo alternativo”, lo cual es aceptable si se tiene en cuenta que hay una reserva.

El presidente de la NTSB dijo que hubo una decisión de Alaska Airlines, después de que se encendiera la luz, de poner en marcha una restricción que impide que un avión vuele largas distancias, o en el caso de Alaska Airlines, que vuele a Hawai sobre el agua. La aerolínea había ordenado una revisión de mantenimiento, pero no se había llevado a cabo, dijo.

“Estoy seguro de que me preguntarán si hay alguna correlación entre la luz que se iluminó y la expulsión del tapón de la puerta”, dijo Homendy. “No sabemos si hubo alguna correlación”.

Los organismos reguladores reaccionaron rápidamente al incidente del viernes, dejando en tierra 171 de las variantes menos de 24 horas después del incidente, incluida toda la flota de 737 Max 9 de Estados Unidos.

Homendy dijo que el disyuntor de la grabadora de voz de la cabina del avión no se desconectó porque cuando el equipo de mantenimiento salió a buscarla, estaba “justo en la marca de las dos horas y estaba completamente sobrescrita a las dos horas.”

“La NTSB ha hablado muchas veces de la necesidad de aumentar el tiempo de las CVR de dos horas a 25 horas, lo que es coherente con Europa y muchos otros países”, dijo. “Porque esa información es clave no sólo para nuestra investigación, sino para mejorar la seguridad aérea”.

PUBLICIDAD
United Airlines Is the Biggest Operator of the Max 9 | The 737 variant can carry up to 220 passengers, 10 more than the Max 8dfd

Homendy también describió los acontecimientos que tuvieron lugar en el interior del avión tras el enorme estruendo y la explosiva despresurización de la cabina, señalando que la puerta de la cabina salió volando, golpeó la puerta del lavabo y se quedó allí pegada. Una lista de comprobación para que los pilotos la consultaran en caso de emergencia, que estaba plastificada en la cabina frente a ellos, también salió volando del avión y la primera oficial se sacudió hacia delante, perdiendo sus auriculares en el proceso.

El capitán buscó rápidamente un manual de referencia de reserva en el asiento de al lado y tanto él como la primera oficial se pusieron las máscaras de oxígeno y encendieron el altavoz para poder comunicarse de nuevo con la tripulación de cabina.

“Quiero subrayar que las acciones de la tripulación de vuelo fueron realmente increíbles”, dijo Homendy, añadiendo que habría sido caótico y violento, con el viento del exterior muy fuerte una vez que el tapón de la puerta fue expulsado fuera del avión.

El hecho de que no hubiera personas sentadas en los asientos 26A y 26B fue casualidad. El asiento 26A estaba torcido y faltaban los reposacabezas de los asientos 25A y 26A. El respaldo del asiento 26A también había desaparecido, al igual que algunas bandejas, aunque no había ningún daño estructural en el exterior del avión.

PUBLICIDAD

También se habían caído todas las máscaras de oxígeno y algunas cercanas al agujero habían sido cortadas. También había muchos daños en los revestimientos interiores.

“Cuando lo vi, me dio una impresión aterradora”, dijo Homendy.

Lea más en Bloomberg.com