El S&P 500 tambalea si se descuenta la participación de las gigantes tecnológicas

El índice ha batido 31 récords este año, pero pocos de sus integrantes no tecnológicos son parte de este avance

S&P 500
Por Jessica Menton - Jan-Patrick Barnert
20 de junio, 2024 | 11:57 AM

Bloomberg — Si quitamos a las pocas grandes empresas tecnológicas que siguen impulsando al índice S&P 500 (SPY) a máximos históricos, parece que el motor está funcionando con humo.

Mientras el índice marcha de récord en récord, cada vez son menos los valores que participan en el repunte de este año. Casi un tercio de sus componentes han tocado mínimos de un mes en el último mes, según muestran los datos recopilados por Bloomberg hasta finales de la semana pasada. Eso supera con creces a los que lo están impulsando al alza. De hecho, sólo el 3,2% alcanzó un máximo de un mes, entre ellos Apple Inc. (AAPL) y la alcista Nvidia Corp. (NVDA), que acaba de superar a Microsoft Corp. (MSFT) para convertirse en la empresa más valiosa del mundo.

“Los vendedores están entrando en el mercado, y los toros están bailando en el filo de una navaja”, dijo Andrew Thrasher, analista técnico y gestor de carteras de Financial Enhancement Group. “Ahora todo depende prácticamente sólo de Nvidia y Apple. No hará falta mucho para hundir este mercado”.

El índice S&P 500 sube mientras cae la amplitud del mercado.

Aunque el S&P 500 ha batido 31 nuevos récords este año, pocos de sus integrantes fuera de los grandes valores tecnológicos están participando en el avance. En los últimos tres meses, los 10 mayores valores del índice por capitalización bursátil -en su mayoría gigantes tecnológicos- han registrado una ganancia media del 17%, mientras que el resto ha perdido un 1,3%, según datos recopilados por Gillian Wolff, estratega de renta variable de Bloomberg Intelligence.

PUBLICIDAD
La rentabilidad media de los miembros que no figuran entre los 10 primeros ha bajado un 1,3% acumulado en los últimos tres meses.

Una serie de medidas muestran cómo la amplitud del mercado sigue siendo débil, lo que aumenta la incertidumbre sobre la capacidad de resistencia del repunte. Tomemos la línea avance-descenso de la Bolsa de Nueva York, un popular indicador que registra el número de valores que suben menos el número que bajan en la bolsa cada día. El viernes cerró en un nuevo mínimo de seis semanas.

El aliento bursátil se mantiene lejos del máximo de noviembre

La proporción de valores del S&P 500 que cotizan por encima de sus medias móviles de 50 días también está disminuyendo, hasta el 47% el lunes, frente al 85% de finales de marzo y el 92% de enero. Esto está ocurriendo mientras un indicador del posicionamiento agregado en las acciones estadounidenses está rondando máximos de varios años, lo que aumenta la preocupación de que los inversionistas tengan poco margen para aumentar sus tenencias de acciones. Una medida del Deutsche Bank de la exposición a la renta variable entre los inversores discrecionales y basados en reglas está rondando el nivel más alto desde noviembre de 2021.

Más valores alcanzan nuevos mínimos de 52 semanas en la Bolsa de Nueva York

Al menos por ahora, la carrera sigue avanzando. El S&P 500 subió un 0,3% el martes, lo que sitúa su ganancia en lo que va de año en el 15%. Sin embargo, la versión de igual ponderación del índice, que no distingue entre el tamaño de las empresas, ha quedado por detrás de la versión ponderada por capitalización bursátil en casi 11 puntos porcentuales este año. Si terminara ahora, sería la segunda brecha más amplia desde la manía de las puntocom en 1998, justo por detrás de la de 2023.

Lea más en Bloomberg.com