Nuevas inversiones forzosas ‘no son positivas’ y ‘se pueden optimizar’ las actuales: BBVA Colombia

Mario Pardo, presidente de la entidad bancaria, habló con Bloomberg Línea sobre las consecuencias que tendría esa medida, pero advirtió que aún no hay una propuesta formal del Gobierno Petro

A Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA (BBVA) bank branch at night in Barcelona, Spain, on Monday, Jan. 31, 2022. BBVA reports full year earnings on Feb. 3. Photographer: Angel Garcia/Bloomberg
11 de junio, 2024 | 12:00 AM

Bogotá — Las inversiones forzosas han despertado rechazo desde la primera vez que el ministro de Hacienda Ricardo Bonilla las mencionó, y, ahora, el presidente de BBVA Colombia, Mario Pardo, dio una explicación de las inconveniencias que ello podría generar.

Ver más: Qué pasa con la crisis de la vivienda en Colombia: banqueros y Gobierno la explican

En el marco de la Convención Bancaria, Pardo resaltó en conversación con Bloomberg Línea que, pesar de que se ha mencionado el tema, de parte del Gobierno no se ha recibido ninguna propuesta formal en esa dirección.

No obstante, advirtió que obligar a las empresas del sector financiero a invertir en la economía popular podría generar inconvenientes significativos para el entorno crediticio de Colombia.

PUBLICIDAD

“Nosotros, como con cualquier otra propuesta que venga del Gobierno, lo analizaremos en detalle. No hemos recibido una propuesta específica del gobierno, con lo cual estamos hablando en el plano teórico”.

Respecto a los efectos negativos que traería esta medida medida, consideró: “Nosotros estamos convencidos que para la economía las inversiones forzosas no son positivas, hacen que algunos sectores se financien más baratos pero que otros acaben pagando con tipos de interés más altos”.

Mario Pardo, presidente de BBVA Colombiadfd

Pero también considera que en la actualidad ya ha inversiones de este tipo y que lo que se debería buscar es la manera de optimizarlas. “Hemos dicho que hoy en día ya hay unas inversiones forzosas. Si se pueden optimizar para que se usen en su totalidad, pues pensamos que ese sería el punto de partida para este tipo de conversaciones”, aseguró Pardo.

PUBLICIDAD

Visión sobre la economía

Pardo advierte que uno de los grandes riesgos a los que se enfrenta la economía colombiana es el del frente fiscal, pero, así mismo, asegura que las instituciones del país son suficientemente sólidas para garantizar que se tomen medidas adecuadas.

Ver más: En Bancolombia preocupa el deterioro del déficit fiscal y su posible impacto

“Aquí tenemos una institución en la que confiamos firmemente, como lo es el Comité Autónomo de Regla Fiscal, y por tanto a partir de ese comité se verán qué ajustes se pueden hacer siempre cumpliendo la Regla Fiscal”.

Agregó que las calificadoras van a estar muy atentos a las medidas que vengan específicamente en el frente fiscal al igual que con lo relacionado con el crecimiento económico y advirtió que las agencias estarán muy atentas a estos dos frentes.

Con respecto a la fortaleza del dólar contra el peso colombiano asegura que es posible que en los próximos meses se mantenga alrededor de los COP$4.000 o incluso, en niveles e hasta COP$4.200.

La banca siente la debilidad económica

Pardo sostiene que el momento de debilidad que atraviesa la economía colombiana también los han sentido los bancos.

“Estamos en momentos económicos muy retadores, la economía está con unos niveles de actividad muy bajos y por ello precisamente la banca también está sufriendo. Estamos en un sector muy cíclico, cuando la economía no va bien nosotros tampoco vamos bien y es lo que estamos viendo hoy”, dice.

PUBLICIDAD

Sin embargo, sostiene que lo más difícil para l economía ya pasó y que, por tanto, “las carteras vienen mejorando ligeramente en los últimos meses”.

Además, dice que el sector financiero está con unos niveles de solvencia muy fuertes, por lo tanto, está listo para acompañar esta nueva fase del ciclo económico que es la de la recuperación.

Ver más: “Lo peor y más doloroso del proceso de ajuste ya quedó atrás”: Leonardo Villar

Pardo indica que, al igual que desde otros sectores de la economía, quisieran ver tasas de interés más bajas, pero “estamos absolutamente convencidos de que en las manos del Banco de la República estamos en las mejores manos posibles. Ellos son los que tienen que gestionar la inflación, la inflación es algo que afecta muy especialmente no a las empresas, no a los bancos, sino a las personas pobres y vulnerables. Y pensando en esas personas pobres y vulnerables tenemos que asegurarnos que controlamos la inflación”.

Pese a ello concluye que, cada vez más analistas coinciden en que las bajadas de tasas de interés pueden ser más agresivas, y en ese sentido, espera que en la próxima reunión sea posible ver un recorte de 75 puntos básicos.