Colombia

El camino para evitar la reclasificación del mercado bursátil en Colombia

La reciente sombra de una posible reclasificación del parqué local debido a la baja liquidez y alta incertidumbre genera tanto expectativas como preocupaciones en los mercados

Operador observa los monitores en la bolsa de NY
08 de diciembre, 2023 | 12:00 AM

Bogotá — La clasificación actual de Colombia como mercado emergente confiere un estatus a nivel internacional que se debe buscar conservar en todo sentido. Sin embargo, la reciente sombra de una posible reclasificación del parqué local debido a la baja liquidez y alta incertidumbre genera tanto expectativas como preocupaciones en los mercados.

Así, ante la posibilidad de reclasificación a lo largo del 2024 es importante responder a dos interrogantes. ¿Qué se debe hacer para conservar la clasificación actual? ¿Cuáles son los riesgos más evidentes que traería una reclasificación del mercado bursátil en Colombia?

Carlos Alberto Sánchez, managing director de Mercado de Capitales Credicorp Capital, sostiene que “plantear soluciones o medidas para conservar la clasificación actual del mercado bursátil en Colombia se debe hacer con cautela y sin caer en pesimismos o especulaciones desmedidas”.

Advierte que “en primer lugar, se debe cumplir con los requisitos de liquidez que las calificadoras tienen definidos y mantener las tres acciones que actualmente están en el índice. Buscar revertir la tendencia declinante del número de empresas listadas en bolsa, será a su vez un alivio y una ventana de oportunidad para ampliar la competencia y que lleguen empresas que puedan ser incluidas en dicho índice”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, advierte que también es clave mostrar estabilidad en las finanzas del país. “Colombia debe mostrar de manera clara y contundente estabilidad económica, política y legislativa, que le permita a los inversionistas extranjeros la tranquilidad suficiente para que sea un destino atractivo para sus recursos”.

En ese sentido, dice el experto, “se debe abrir el debate sobre el marco regulatorio que se tiene actualmente, la posibilidad de negociar algún porcentaje de las empresas con capital público en el mercado bursátil y expandir el mercado de capitales en Colombia. Iniciativas como la Misión del Mercado de Capitales en Colombia, que dejó varias recomendaciones para impulsar el sector bursátil del país deberían ser tenidas en cuenta y aplicadas en beneficio del sistema financiero”.

Los mensajes y acciones correctas pueden ser un respiro para la economía del país y por ese mismo camino para las empresas que cotizan o invierten en bolsa.

PUBLICIDAD

Sánchez, dice que “mayores negociaciones, acceso al mercado y mejor liquidez serán señales que los inversionistas y las calificadoras tengan en cuenta para mantener a Colombia dentro de los mercados emergentes y no tener que bajar a “jugar” en una categoría inferior, lo cual no solo sería negativo para los inversionistas sino para la economía nacional”.

Para el ejecutivo de Credicorp “lo primero que se debe entender es que una reclasificación del mercado colombiano significaría la disminución de la inversión extranjera en el país y que, para los inversionistas internacionales, Colombia ya no sea un destino atractivo para sus activos. Los inversionistas internacionales, ante la incertidumbre y los posibles cambios en las condiciones de mercado, suelen optar por redirigir sus fondos hacia mercados considerados más estables y predecibles. Si bien no sería un efecto inmediato, a mediano y largo plazo, una menor inversión extranjera tendría impactos en la estabilidad macroeconómica del país, el producto interno bruto y la deuda pública de los colombianos”.

También dice que algunas empresas extranjeras, que por política tiene restringidas las inversiones en mercados de frontera, automáticamente se alejarían del mercado colombiano, quedando excluidos de los mercados globales y por ende menores activos para el mercado bursátil colombiano y un estancamiento del cual es difícil salir.

“Esto resultaría, para el caso específico de las empresas, algunas primas de riesgo, aumento en el costo de capital y menor rendimiento de las acciones. Otro riesgo a considerar, es el potencial impacto en el desempeño de las empresas cotizadas. Esto podría afectar la valoración de las compañías en el mercado y tener consecuencias económicas empresariales a largo plazo”, explicó Sánchez.

Concluyó el ejecutivo de Credicorp que “el hecho de que Colombia haya podido evitar una reclasificación del mercado bursátil recientemente, no debe llevarnos a bajar la guardia, por el contrario, se debe seguir trabajando en mantener la clasificación actual y generar las condiciones adecuadas para que así sea”.

El mercado colombiano y los inversionistas extranjeros estarán atentos a las medidas que se tomen y que permitan mantener al país dentro de los mercados emergentes. Lo que ocurra hasta junio del 2024 será determinante para la clasificación de Colombia en los mercados globales.