¿Qué pasará con la acción de Nutresa cuando se reactive? Esto dicen los analistas

Por ahora, y para evitar especulaciones, las acciones de las empresas del GEA están suspendidas en BVC, pero muchos se preguntas si al reactivarlas habrá oportunidades interesantes de inversión

¿Es buena idea comprar acciones de Nutresa tras el acuerdo con Gilinski?
25 de mayo, 2023 | 11:03 AM

Bogotá — Así como en la noche del 10 de noviembre de 2021 el país se sorprendió con la OPA por Nutresa, el 24 de mayo de 2023 volvió a dejar a muchos boquiabiertos con el anuncio de un acuerdo que da por terminada la guerra empresarial entre el GEA y los Gilinski.

No hay mayores detalles oficiales de la transacción, apenas se conoce que el Grupo Nutresa pasará a control de los Gilinski, y estos a su vez, entregarán todas las acciones que compraron en el Grupo Sura. El compromiso es que las empresas del GEA no serán más accionistas de la compañía de alimentos.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Esto ha hecho que muchos tengan a Nutresa y Sura en sus portafolios de inversión pensando en lo que pueda venir más adelante una vez se concrete el negocio que dejará sin efecto el enroque empresarial que caracterizó al Sindicato Antioqueño por 4 décadas.

PUBLICIDAD

Para evitar que los especuladores aprovechen el momento de la negociación entre paisas y caleños, la Superintendencia Financiera ordenó la suspensión preventiva de la negociación de las acciones ordinarias de Grupo Argos S.A., Grupo Nutresa S.A. y Grupo de Inversiones Suramericana S.A. y las acciones preferenciales de cada una por un término de 15 días hábiles, es decir, hasta el próximo 15 de junio.

En consecuencia, a partir de la suspensión, las órdenes vigentes y activas sobre esta especie fueron eliminadas del sistema automáticamente y no se permitirá el ingreso de órdenes, ni la celebración de operaciones de contado sobre las especies mencionadas, mientras se encuentre vigente la medida de suspensión. Lo anterior, sin perjuicio del cumplimiento de las operaciones que se encuentren pendientes.

¿Qué hacer después?

Con las OPA de Gilinski por las acciones de Nutresa, muchos de los que no quisieron vender argumentaron que el GEA venía haciendo un buen trabajo al frente de la empresa.

PUBLICIDAD

Sin embargo, con el acuerdo, aquellos que en el pasado no quisieron vender a Gilinski lo tendrán ahora como socio mayoritario, por lo cual no se descarta que la Superfinanciera condicione el negocio a una nueva OPA que les dé a esos inversionistas la alternativa de salir de la compañía.

Sobre si comprar o no el próximo 16 de junio cuando las acciones regresen son más las dudas que las certezas. Ómar Suárez, gerente de renta variable en Casa de Bolsa, asegura que “hay mucha incertidumbre” y parta de ello lo resume en que “no sabemos a qué precio van a abrir ese día”.

Se pregunta si en el camino hasta la fecha de reactivación el mercado tendrá en sus manos más detalles de lo acordado. “¿Vamos a saber el precio de compra venta? ¿Va a ser un acuerdo fuera del mercado o va a incluir al mercado?”.

Lo cierto es que a pesar de las inquietudes que “no sé qué movidas van a hacer, hay muchos peros. Cabe la posibilidad de que en el futuro veamos una nueva OPA; puede que haya un tercero, o que hay aun vehículo de inversión, pero la posibilidad de una o varias OPA está ahí”, dice Sebastián Toro, inversionista particular y fundador de Arena Alfa.

“Con las acciones suspendidas no se puede hacer nada, y de cara al futuro puede que sobre Nutresa venga una OPA por un precio superior, pero tampoco necesariamente tiene que ser el precio de la OPA anterior, así que la incertidumbre es total. Yo, personalmente, preferiría comprar las preferenciales porque si hay un negocio y a Sura y a Grupo Argos les entra dinero en términos monetarias esas son las más beneficiadas”, agregó Toro.

Sin embargo, otro analista que prefiere no ser mencionado asegura que como estrategia de inversión es pésima idea, teniendo en cuenta que hay un acuerdo entre las partes interesadas con participaciones relevantes.

Lo cierto es que de recibir las aprobaciones de las distintas superintendencias en la segunda mitad del año se podría materializar el negocio que le daría una nueva cara a Nutresa y unas utilidades extraordinarias a Sura y Argos.