PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Argentina

¿Por qué Argentina y el FMI batallan nuevamente por la deuda del país?

Una guía básica para entender la disputa entre el soberano y el organismo multilateral

Fotógrafo: Samuel Corum/Bloomberg
Por Jorgelina do Rosario
17 de enero, 2022 | 12:16 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bloomberg — Puede que no resulte sorprendente el hecho de que Argentina esté en conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para obtener una ayuda de emergencia que evite el impago de su deuda con el organismo: sería el vigésimo segundo préstamo del FMI para la segunda economía más grande de Sudamérica en siete décadas.

Lo que es inusual es el tamaño del paquete del FMI que se está renegociando, la rapidez con la que ese paquete original fracasó y las complicaciones que asomaron a raíz de la pandemia, que golpeó a una economía ya tambaleante. Más familiar es el choque entre un gobierno de izquierda que quiere más libertad para gastar y los funcionarios del FMI que presionan para que se recorte el presupuesto.

PUBLICIDAD

Es mucho lo que está en juego para Argentina, ya que sus reservas internacionales disminuyen y se acerca la fecha límite de marzo para un reembolso de monto considerable. También lo es para el FMI, que ha invertido en un solo país una gran parte de sus recursos.

1. ¿Qué pide Argentina?

El país pide más tiempo para devolver los más de US$40.000 millones que le debe al FMI del último programa, que se firmó en 2018. El presidente Alberto Fernández pide un programa de ampliación de la facilidad del fondo, o EFF, que daría a Argentina al menos un periodo de gracia de cuatro años y medio antes de empezar a pagar su deuda. El FMI ha aceptado la idea, pero las conversaciones se han estancado en cuanto a la rapidez con la que el gobierno debe reducir su déficit fiscal. Fernández dice que el prestamista multilateral está tratando de imponer un programa que podría obstaculizar el crecimiento económico.

2. ¿Qué propone el gobierno?

El ministro de Economía, Martín Guzmán, quiere poner los presupuestos en una senda para alcanzar lo que se llama equilibrio fiscal primario para 2027; eso significaría un presupuesto equilibrado si no se tiene en cuenta el gasto en el pago de la deuda. Eso no ha convencido a los funcionarios del FMI, que dicen que necesitan ver un plan económico que establezca cómo se alcanzaría ese objetivo y cómo se podrían reducir la inflación y las salidas de capital. La directora del FMI, Kristalina Goergieva, dijo que el programa tiene que ser “creíble” e incluir “políticas sólidas” para inducir un crecimiento impulsado por el sector privado. La credibilidad en el exterior es clave, ya que el país sólo puede pagar su deuda si los inversores extranjeros aceptan volver a prestarle.

PUBLICIDAD

3. ¿Cuán pobre es la situación económica de Argentina?

La inflación aumentó en todo el mundo en 2021, a medida que las economías volvían a ponerse en marcha tras las interrupciones por la pandemia. Pero la cifra de Argentina, con una tasa anual del 51%, fue la más alta del Grupo de las 20 mayores economías. Con los controles de divisas aún en vigor, un dólar cuesta más de 200 pesos en el mercado paralelo, casi el doble de la tasa oficial. Las reservas netas de divisas han caído a US$3.200 millones, según un informe de Morgan Stanley. Las reservas líquidas del país, básicamente lo que está disponible en efectivo, son negativas. Los dólares son necesarios para hacer frente a los grandes pagos de la deuda, sobre todo los US$2.800 millones que se deben al FMI en marzo. Argentina sufrió una recesión desde 2018 hasta 2021, una desaceleración agravada por uno de los cierres más largos del mundo cuando la pandemia golpeó.

VER MÁS: Inflación: ¿Por qué se aceleró en diciembre y qué puede esperarse para el 2022?

4. ¿Cómo llegó la situación a este punto?

El FMI batió sus propios récords de crédito a mediados de 2018 al ofrecer a Argentina un rescate de US$50.000 millones. Quería ayudar a un gobierno promercado dirigido por Mauricio Macri a combatir la recesión a cambio de austeridad fiscal y reformas económicas. Pero casi nada salió como estaba previsto. Los índices de aprobación de Macri se desplomaron y los inversores perdieron la confianza en un gobierno que no logró enfriar la inflación de dos dígitos ni controlar la caída de la moneda. El país pidió recibir una mayor cantidad de financiación a un ritmo más rápido que el negociado originalmente y en pocos meses la línea de crédito se amplió a US$57.000 millones. Pero Macri perdió su candidatura a un segundo mandato en 2019. Fernández asumió la presidencia y pidió al Fondo que detuviera los nuevos desembolsos tras la entrega de US$45.000 millones.

5. ¿Qué significa esto para el FMI?

El acuerdo original de Argentina de 2018 representaba más de 10 veces la asignación de crédito del país con el Fondo, y un tercio de todo el crédito pendiente del Fondo. Desde que se hizo el acuerdo, el FMI se ha enfrentado a una ola de demandas de alivio por parte de países vulnerables que luchan por hacer frente al impacto de la crisis de Covid-19. A partir de marzo de 2020, el Fondo aprobó US$170.000 millones mediante financiación de emergencia y créditos, según su página web. El total de préstamos pendientes del FMI alcanza los US$250.000 millones. Hace un mes, el FMI publicó una evaluación de su acuerdo de 2018 con Argentina que concluía que el acuerdo había sido mal diseñado y ejecutado, y añadía que la falta de apropiación por parte del gobierno era “fatal” para el programa.

Argentina y el FMI: 66 años, 21 líneas de crédito

1956

- Argentina se convierte en miembro del FMI, pero su solicitud de ayuda financiera inmediata fue rechazada. Dos años más tarde firmó el primer acuerdo stand-by.

1976

- Un golpe de estado de la derecha instaura una dictadura militar y la deuda externa de la nación alcanza los US$46.000 millones.

PUBLICIDAD

1982

- Cuando el país vuelve a la democracia, Argentina se une a otras 26 naciones, entre ellas 16 de América Latina, para reprogramar su deuda con los bancos privados.

1992

- Argentina firma su primer programa de ampliación de fondos con el FMI tras introducir un sistema monetario que vincula el peso argentino al dólar estadounidense.

2005

- Un gobierno de izquierda paga de una vez toda su deuda de US$9.800 millones con el Fondo, para poder cortar los vínculos con el organismo.

PUBLICIDAD

2018

- El país obtiene el mayor rescate de la historia del FMI por US$57.000 millones. El acuerdo se desmoronó y la ayuda facilitó la salida de capitales del país.

6. ¿Cómo se desarrolla esto políticamente?

El Congreso de Argentina tiene que aprobar cualquier acuerdo antes de que llegue a la junta ejecutiva del FMI. La oposición consiguió una posición más fuerte en ambas cámaras tras la dura derrota de la coalición gobernante en las elecciones legislativas; la Cámara baja rechazó en diciembre el proyecto de presupuesto del gobierno para 2022. También hay tensiones de larga data dentro del gobierno. Cristina Fernández de Kirchner, la vicepresidenta y ex presidenta, comanda un ala más radical de la coalición gobernante. Ha dicho que no cree que se pueda llegar a un acuerdo realista con el FMI, una postura que se considera que disminuye la posibilidad de alcanzar un entendimiento. Fernández de Kirchner batalló con los acreedores privados del país durante sus ocho años de gobierno, entre 2007 y 2015.

PUBLICIDAD

7. ¿Qué significa esto para los inversores?

Muchos de los inversores todavía estaban sufriendo cuando Argentina y sus mayores acreedores extranjeros llegaron a un acuerdo en 2020 para reestructurar US$65.000 millones de deuda después de que el país entrara en mora por novena vez en su historia. Los tenedores de bonos tuvieron que conformarse con 55 centavos de dólar, con pagos de capital a partir de julio de 2024. El sentimiento de los inversores ha seguido siendo negativo, ya que un acuerdo con el FMI antes de la fecha límite de pago de marzo se ha visto como menos probable. Argentina entraría inmediatamente en mora con el Fondo si no paga, ya que el FMI, como acreedor principal, no ofrece ningún periodo de gracia a los prestatarios. Los bonos soberanos en dólares cotizaban a mediados de enero a unos 30 centavos de dólar. Incluso si se llega a un acuerdo, el plan de posponer los vencimientos de la deuda hace que los mercados se pregunten si Argentina está dando una patada a la lata.

VER MÁS:

Caen los bonos argentinos tras las críticas de Guzman a los pedidos de ajuste del FMI

PUBLICIDAD

Por menores ingresos, el Gobierno argentino recortará el gasto público en 2022

Argentina sale de lista de países seguros de la UE y tendrá restricciones de viaje

PUBLICIDAD