Argentina

Súper bono de Bridgestone: ¿en qué conviene que inviertan los trabajadores?

La filial argentina de la empresa de los neumáticos pagará un bono por más de $700.000 a sus empleados

La decisión de invertir se da en un contexto complejo de cepo cambiario.
11 de febrero, 2022 | 10:24 AM

Buenos Aires — Los empleados afiliados al Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) en la empresa Bridgestone acordaron un bono por participación en las ganancias de $730.000.

El monto acordado por el gremio liderado por Alejandro Crespo se abonará en dos tramos. La primera cuota, que será del 50% se pagará este viernes, mientras que la segunda se percibirá en mayo de este año.

El pago será concretado luego de un pedido al Ministerio de Trabajo por parte del sindicato del sector, dado que, según argumentó, “en los últimos 15 años sólo se pagó dos veces y con cifras irrisorias y arbitrarias”.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Inversiones en Argentina: ¿Cómo cubrirse de la inflación en 2022?

En ese contexto, el gremio informó en un comunicado que “la empresa Bridgestone anunció que el resultado del ejercicio contable actual implica una paga hacia los trabajadores”.

Con cepo cambiario de por medio, ¿en qué podrían invertir ese dinero en el corto plazo?

Para alguien que está pensando usa este bono como un ahorro de corto plazo para aprovechar alguna remodelación en la casa, vacaciones o cambiar el auto y quiere guardar los pesos por tres, cuatro, seis meses, nuestra recomendación es activos poco volátiles y que aseguren el plazo fijo, que es lo más normal, lo que más busca hacer la gente y que, por supuesto, le intente ganar a la inflación, también”, indicó José Bano, gerente de Research en InvertirOnline.

PUBLICIDAD

#1. “Lo más seguro es un bono que se llama TO23, que es a tasa fija. Ahí no depende de ninguna otra variable. El negocio ya se está haciendo, con una tasa anual de rendimiento de 56,3%. Entonces, se le está sacando como 18 puntos de diferencia a un plazo fijo”, explicó. “Al ser a tasa fija, hay poco riesgo”.

Sin embargo, aclaró que se debe entender que “vence en octubre de 2023″. “Todavía queda poco más de año y medio hasta el vencimiento, pero como todos los bonos que operan en bolsa, lo podés liquidar, vender cuando tengas ganas”, expresó.

#2. “Un escalón más arriba (en cuanto al riesgo) estaría el bono TX24″, señaló Bano a Bloomberg Línea. “Acá te asegurás ganarle a la inflación porque el capital del bono, la deuda que tiene el Estado hacia vos cuando lo comprás, está indexado por inflación. Ya no importa ahí cuánto es la tasa de inflación o si se dispara”, puntualizó el gerente de Research en InvertirOnline.

Según remarcó, ese instrumento “rinde hoy inflación más uno y medio por ciento”. “Hay bonos CER más cortitos y, por lo tanto, menos volátiles, pero están rindiendo inflación menos algo. Este bono vence en marzo de 2024, pero el nivel de riesgo es bastante bajo y no tiene tanta variación de precios”, sostuvo.

#3. Con un componente más especulativo, “se encuentra el bono dollar-Linked, el TV22″. “Vence a fines de abril de este año. Es un bono muy corto. Desde ese punto de vista, podría ser bienvenido porque cuánto más corto, menos riesgo”.

El título que se compra está en pesos vinculado con el tipo de cambio oficial, entonces, ¿cuál es la jugada acá? Vemos cómo últimamente, el Banco Central ha subido un poquito la tasa de devaluación diaria. Otra de las cosas que se habla del acuerdo con el Fondo Monetario es que probablemente haya una convergencia. Guzmán dijo que no va a haber ningún salto cambiario. Ahí hay discusión y por eso hay un tema especulativo”, argumentó.

PUBLICIDAD
Foto: FreePickdfd

De ese modo, destacó: “La especulación es que se va a acelerar el ritmo de devaluación en los siguientes dos meses. Si eso pasa, probablemente haya más rendimiento que con el plazo fijo o cualquiera de los otros bonos, pero insisto en que tiene un componente especulativo”.

#4. “Otra opción para el ahorro en pesos en el corto plazo es un fondo común de inversión que se llama Adcap balanceado II, que están colocados todos instrumentos vinculados al CER, entonces también va a proteger de la inflación”, puntualizó y aseguró que se debe tener en cuenta que en ese caso estará “la administración profesional que tiene un fondo común de inversión”.

¿En qué se podría invertir el bono a largo plazo?

Al referirse a “alguien que está pensando en construir ahorros a partir del bono”, consideró: “Son más de $700.000. A todos nos gustaría cobrarlo, pero si se divide por el tipo de cambio son 3.500 dólares aproxidamente, entonces no deja de ser una inversión para el mercado global más o menos chica”.

PUBLICIDAD

“En ese caso, hace un par de semanas, salieron los CEDEARs de ETFs. Es buenísimo, especialmente para estos casos. Para una persona que está pensando en el largo plazo, lo mejor es poder replicar de una manera sencilla, barata y eficiente, los principales índices”, aseguró Bano.

Así, precisó: “Hay dos CEDEARs. El SPY, que replica al S&P 500 y el otro, que es el QQQ, que replica el Nasdaq. Se operan acá, en la Argentina, en pesos. Estás dolarizado, si operás con esto porque los CEDEARs que se compran en pesos localmente, se pueden canjear en el exterior y terminás con los dólares afuera”.

PUBLICIDAD

“Entonces, se mantiene una paridad de tipo de cambio del contado con liquidación, el más libre, el que suele moverse más. Estás dolarizado, pero entrás en pesos. Con $5.000 o $10.000, ya estás comprando varias de estas cosas. No se necesita dedicar los $700.000. La ventaja es que se invierte siguiendo un índice”, subrayó.

De acuerdo con su punto de vista, “para ir construyendo capital es genial porque una persona puede comprar eso y quedarse, sobre todo para alguien que está empezando y no sabe cómo hacerlo”. “Te vas a estar enriqueciendo en dólares. Entre estos dos, el más volátil es el Nasdaq. No está mal comprar un poco de los dos”, estimó.

Otras recomendaciones

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI), indicaron, en cuanto a la cartera recomendada de bonos corporativos ley Nueva York, que se encuentra diversificada en cinco emisores de “buena calidad crediticia en diferentes industrias: O&G, Generación eléctrica y Telecomunicaciones”. La cartera cuenta con un rendimiento promedio de 9,5% y una duración promedio de 2.7 años.

PUBLICIDAD

ADEMÁS: Comprar bitcoin en Argentina: ¿conviene como cobertura ante la inflación?

A su vez, señalaron: “Para la exposición a pesos, nos parece prudente mantener cierto sesgo hacia títulos ajustables por CER de nuestro portfolio”. “Proponemos una posición mayor (80%) en instrumentos ajustables por inflación de corto plazo como el BONCER22 (TX22), combinada con una exposición menor (20%) a títulos más largos como puede ser el Discount Pesos (DICP)”, puntualizaron.

La posición en soberanos en dólares la limitamos a los inversores de perfil agresivo que apuesten por un escenario más constructivo. A pesar de la suba reciente ante el principio de acuerdo con el FMI, creemos que los bonos soberanos tendrían un mayor recorrido en caso de un cambio de administración”, explicaron.

PUBLICIDAD

En ese sentido, puntualizaron que “los precios actuales descuentan escenarios de reestructuración muy agresivos”. “Preferimos concentrar la posición en soberanos Ley Nueva York”, afirmaron.

TE PUEDE INTERESAR:

Plazo fijo en Argentina: las colocaciones quebraron tres meses de racha negativa

Las 3 variables clave que miran los empresarios argentinos para 2022

Plazo fijo: ¿Cómo quedaron tras el aumento de tasas del BCRA?

PUBLICIDAD