Green

Las grandes marcas ecológicas tienen un problema de proveedores sucios

Las marcas rara vez miran más allá de sus propias emisiones, a pesar de que sus complejas redes de suministro pueden emitir más de 11 veces más gases

Reciclaje
Por Irina Anghel y Akshat Rathi
13 de febrero, 2022 | 12:40 PM

Bloomberg — Muchas grandes marcas con ambiciones ecológicas no conocen los impactos de carbono de su cadena de suministro, según muestra un nuevo informe.

Solo la mitad de los proveedores de más de 200 empresas globales, que incluyen a Unilever Plc (UL), Nike Inc. (NKE) y Alphabet Inc. (GOOGL), tenían objetivos para reducir las emisiones en 2021, según un informe publicado el jueves por la organización sin fines de lucro CDP.

A medida que las empresas se esfuerzan por establecer objetivos para alcanzar emisiones cero neto en décadas, luchan por garantizar que haya un plan para el alcance total de sus emisiones. El impacto de carbono de los proveedores, definido como emisiones de Alcance 3 en las cuentas de carbono, suele ser muchas veces mayor que las emisiones directas de la empresa, denominadas Alcance 1 y 2.

PUBLICIDAD

Casi ninguno de los objetivos establecidos por los proveedores ha sido examinado por la iniciativa Science-Based Targets (objetivos basados en la ciencia), un árbitro de los planes climáticos corporativos. Tampoco es que los proveedores estén compitiendo para establecer objetivos de reducción de emisiones. Al ritmo promedio actual, se necesitaría al menos otra década para que los 5.000 proveedores restantes informaran al CDP sus objetivos para que la entidad pueda crear cualquier tipo de guía climática. (Bloomberg Philanthropies se encuentra entre los patrocinadores de SBTi).

Huella de carbonodfd

Las marcas rara vez miran más allá de sus propias emisiones, a pesar de que sus complejas redes de suministro pueden emitir más de 11 veces más gases de efecto invernadero que sus propias operaciones, según el informe. Esto significa que las 207 empresas que informan al CDP pueden parecer estar en camino de lograr sus objetivos de cero neto, mientras compran bienes y servicios por valor de US$5,5 billones de fuentes sucias.

Eso es muy malo, dicen los investigadores. Esos proveedores, que trabajaron junto con marcas en planes climáticos, diseñaron iniciativas para reducir las emisiones de CO2 en 231 millones de toneladas en 2021, aproximadamente lo mismo que la huella anual de Pakistán, según Proyecto Global de Carbono (GCP, por sus siglas en inglés).

PUBLICIDAD

“Nuestros datos muestran que la ambición ambiental corporativa aún está lejos de ser lo suficientemente ambiciosa”, dijo Sonya Bhonsle, directora global de cadenas de valor de CDP, en un comunicado. “Además de eso, las empresas tienen luces intermitentes cuando se trata de evaluar sus impactos indirectos y comprometerse con los proveedores para reducirlos”.

El impacto ambiental va más allá de las emisiones de gases de efecto invernadero. El abastecimiento de productos básicos de áreas vulnerables a la deforestación es otra área de preocupación. La situación también es grave cuando se trata de riesgos como inundaciones y escasez de agua. Solo el 16% de las empresas trabajan con proveedores para gestionar la seguridad hídrica.

Unilever, Nike y Alphabet no han respondido a las solicitudes de comentarios.

Le puede interesar:

Compromisos climáticos de los CEO están muy lejos del cero neto, según estudio

La ecoansiedad impulsó el ambientalismo y las decisiones de compra en 2021

PUBLICIDAD

Festivales que muestran que la música y la sostenibilidad pueden hacer dueto en LatAm

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD