Colombia

Precio de la papa expuso problemas estructurales del sector en Colombia

Un 80% de los productores del país produce menos de una hectárea, por lo que no tienen músculo financiero para resistir a los altos costos de producción

Un mensajero en bicicleta lleva sacos de papa durante una huelga nacional en Bogotá, Colombia, el lunes 21 de septiembre de 2020.
20 de febrero, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — El sector de la papa, compuesto por unos 100.000 productores en el país y que participa con un 3,3% en el PIB agropecuario, vive horas grises por cuenta de la alta inflación que toca a los insumos para la actividad, con aumentos en algunos productos por encima del 80%, así como las afectaciones que han sufrido los productores del sur del país.

Los productores de papa aún sufren las consecuencias de la pandemia, cuyo impacto los llevó a movilizar sus camiones y vender sus productos en las calles de las ciudades, así como de los bloqueos del 2021 en el sur del país durante el paro nacional.

PUBLICIDAD

En condiciones normales en el país, los cultivos de papa alcanzan entre 125.000 y 130.000 hectáreas en producción, pero de cualquier forma en los últimos 18 años el área sembrada cayó un 11%.

En una entrevista con Bloomberg Línea, el gerente de la Federación Colombiana de Productores de Papa (Fedepapa), Germán Palacio, comentó que la producción actual en el país se ubica entre las 2,5 a 2,7 millones de toneladas.

PUBLICIDAD

Ver más: ¿Tiene razón Nairo Quintana en reclamar al Gobierno por el precio de la papa?

Hoy, el sector tiene un déficit en su balanza con exportaciones equivalentes a unas 2.000 toneladas, en tanto que las importaciones alcanzaron las 80.000 toneladas en 2021, un volumen que Palacio considera innecesario dado que en condiciones normales el país tiene la capacidad de cumplir con la oferta interna.

Según información del Ministerio de Agricultura, el sector tenía una balanza comercial deficitaria de unos US$18.805.061 hasta abril del año pasado pese a las medidas antidumping del 2018. La mayoría de la papa importada proviene de países como Bélgica, así como Países Bajos y Alemania.

“El déficit de la balanza comercial de papa se presenta a partir del 2009, año a partir del cual se cierra el mercado de Venezuela para la papa colombiana en estado fresco y, por otra parte, se inicia un crecimiento sostenido de las importaciones de papa, especialmente de papa precocida congelada”, explica en una presentación sectorial.

PUBLICIDAD

La situación actual en el sector está generando una migración hacia otro tipo de cultivos o actividades, algo que el gerente de Fedepapa considera normal en el ciclo estacional, aunque sí preocupa que para algunos estos pueda ser permanente.

Ver más: Las millonarias cifras detrás de la importación de alimentos en Colombia

PUBLICIDAD

Los campesinos se desencantan con la papa

Las papas se ven en una fotografías cerca de Portage la Prairie, Manitoba, Canadá, el lunes 20 de mayo de 2019.dfd

Desde Fedepapa calculan ya que entre un 10% o 15% de los cultivadores han migrado hacia otro tipo de cultivos, varios de ellos motivados por el alza de precios que ha impactado sus finanzas.

De acuerdo a Germán Palacio, los costos de producción por hectárea aumentaron de $22 millones a más de $30 en la actualidad, un 48% de los cuales están asociados a los precios de los fertilizantes y los agroquímicos.

PUBLICIDAD

El gerente de Fedepapa destaca los esfuerzos del Gobierno colombiano en cuanto a las medidas antidumping adoptadas desde el 2018, pero considera que aún se requiere blindar al sector contra las prácticas anticompetitivas.

A propósito, señala que no están en contra de la libre competencia, por lo que reconocen que las cadenas de restaurantes -sobre todo las internacionales- tengan que surtirse de algunas variedades que no se producen en el país, aunque resalta que todo debe darse en el marco de una igualdad de condiciones.

PUBLICIDAD

Frente a la estabilidad de los precios comenta que estos se mantendrían elevados por lo menos este semestre, una vez entren en el mercado las cosechas del sur del país en mayo, en tanto que las de Cundinamarca y Boyacá se sumarían en junio.

En 2021, un bulto de papa llegaba a costar hasta $80.000 y ahora este se ubica en unos $150.000.

PUBLICIDAD

De acuerdo al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la inflación no da tregua en Colombia y se ubicó en enero de este año en 6,94% anual, siendo la división alimentos y bebidas no alcohólicas la que registró el mayor aumento con una variación anual de 19,94%.

Y dentro de esta los mayores incrementos de precio se registraron precisamente en las subclases papas con un 140,16%.

Según el Dane, “el 81,8 % de los insumos del grupo de alimentos incrementaron su precio mensual en enero 2022. De estos, 92% presentaron alzas de entre el 0% y el 5%”.

Ver más: El precio de los alimentos está por las nubes en Colombia: ¿a qué se debe?

PUBLICIDAD