Negocios

Reforma eléctrica de AMLO se estanca en el Congreso; oposición exige cambios

Los principales legisladores de oposición dicen que no apoyarán la iniciativa de reforma eléctrica del Gobierno a menos que cambie significativamente

Los principales legisladores de oposición dicen que no apoyarán la iniciativa de reforma eléctrica del Gobierno a menos que cambie significativamente
Por Maya Averbuch y Amy Stillman
09 de marzo, 2022 | 11:36 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los principales legisladores de oposición en México dicen que no apoyarán la iniciativa de reforma eléctrica del Gobierno a menos que cambie significativamente, lo que reduce las posibilidades de que una de las propuestas más ambiciosas del presidente sea aprobada en el Congreso en el corto plazo.

Los legisladores, cuyo apoyo es crucial para que el presidente Andrés Manuel López Obrador logre la aprobación del proyecto de ley, quieren que se modifiquen aspectos como la preservación de los reguladores de energía independientes y el otorgamiento de garantías a las empresas privadas sobre su papel en el mercado, entre otras concesiones.

Mientras que el partido gobernante Morena pretende que la votación en la Cámara de Diputados se realice en abril, los miembros del opositor Partido Revolucionario Institucional, o PRI, que gobernó México durante la mayor parte del siglo XX, han endurecido su postura y prevén que el debate se retrase hasta al menos septiembre, cuando el Congreso vuelva a sesionar después de las elecciones regionales.

PUBLICIDAD

“Nosotros no vamos a caer en un juego de presiones por parte del partido mayoritario”, declaró a Bloomberg News Pedro Armentia López, diputado del PRI en la Comisión de Energía de la Cámara.

“La reforma como está no pasa”, dijo Mariano González Aguirre, otro legislador del PRI.

Ver más: Exclusiva: México analiza conveniencia económica de continuar exportando petróleo

PUBLICIDAD

El proyecto de ley es una de las piezas centrales del Gobierno de López Obrador y busca dar a la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad, o CFE, prioridad en el mercado eléctrico. El presidente hizo del control estatal del sector energético de México una de sus principales promesas de campaña, afirmando que la autosuficiencia energética ayudaría a reactivar la economía del país.

Los líderes empresariales han advertido que la legislación, que limita la participación de las empresas privadas al 46% del mercado total, dañará el clima de inversión de México. Por su parte, los activistas ambientales temen que dar prioridad a las antiguas instalaciones de la empresa eléctrica estatal sobre los proyectos privados de energía renovable podría aumentar emisiones de carbono.

Morena y sus aliados tienen mayoría en ambas cámaras del Congreso, pero necesitan más de 50 votos de los legisladores de oposición en la Cámara Baja y al menos 10 en el Senado para aprobar el proyecto de ley, que requiere una supermayoría dado que contiene reformas constitucionales.

El difícil proceso legislativo ha llevado a los analistas de Eurasia Group a dar al proyecto de ley “muy pocas probabilidades de aprobación”, reduciendo las posibilidades de que se apruebe al 15% desde el 30% estimado el año pasado.

“No hay indicios de que la coalición gobernante esté más dispuesta a diluir la reforma, ni la oposición a apoyarla”, escribió Carlos Petersen, de Eurasia, en una nota de investigación el 1 de marzo.

Ver más: Cofece recomienda no aprobar iniciativa de reforma eléctrica en México

PUBLICIDAD

Cambios al proyecto

Entre los cambios al proyecto de ley solicitados por los legisladores del PRI se incluyen garantizar que las energías renovables sean una prioridad para México y reconocer explícitamente el papel de los generadores privados en el mercado. También exigen que los organismos reguladores del país sigan siendo autónomos, incluida la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y el operador de red eléctrica Cenace.

En su forma actual, el proyecto de ley propone integrar a los reguladores en la Secretaría de Energía y la CFE, eliminando su papel como autoridades de supervisión independientes.

Sin embargo, hasta ahora Morena ha concedido muy poco y AMLO, como se conoce al presidente, ha tratado de influir en los legisladores utilizando su influencia política en lugar de buscar negociar con la oposición.

PUBLICIDAD

Ver más: Iberdrola, Enel y Acciona desdeñan debatir reforma eléctrica en Congreso de México

“Cuando no hay intervención del sector público, predomina el interés individual y, muchas veces, el afán de lucro”, dijo el presidente a los medios durante su rueda de prensa diaria del martes. “Yo hago un llamado para que los legisladores en su momento pongan por adelante el interés general, el interés público, el interés de la nación, no el interés de las empresas particulares”.

PUBLICIDAD

Manuel Rodríguez, de Morena, presidente de la Comisión de Energía, prometió que la legislación dará garantías a las inversiones privadas.

Juan Ramiro Robledo Ruiz, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, dijo que las propuestas de la oposición para modificar la iniciativa serán tomadas en cuenta por las comisiones del Congreso encargadas de presentar un nuevo proyecto de ley.

“Toda propuesta de cambio a la iniciativa será procesada y su ponderación reflejada en el dictamen”, dijo en respuesta a preguntas.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD