Argentina

Aracre, CEO de Syngenta: “Suba de retenciones no cumple función de desacople”

El ejecutivo del agro no esquiva a la discusión política, pide a la dirigencia estar a la altura y convoca una concertación nacional para combatir la inflación

El ejecutivo conversó en exclusiva con Bloomberg Línea
21 de marzo, 2022 | 11:06 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Buenos Aires — Con casa matriz en Suiza, Syngenta surgió en 1999, tras la unión de Novartis y AstraZeneca, y se fusionó con empresas estatales de China hace cerca de cinco años. En Argentina es una de las principales marcas de agroquímicos y continúa en crecimiento, tras haber cerrado un balance positivo en 2021, año el que consiguió ampliar la conexión entre productores locales y los compradores de granos más importantes del gigante asiático.

ADEMÁS: Tasa Leliq: BCRA define el miércoles cuánto sube, tras aceleración inflacionaria

“Fue un 2021 muy bueno en Argentina, con distintos factores que nos ayudaron a eso, desde el lanzamiento de nuevas tecnologías y también los precios internacionales”, dice Antonio Aracre, CEO de la compañía en el país.

PUBLICIDAD

El ejecutivo participó días atrás del almuerzo que organizó el ministro económico, Martín Guzmán, junto a otros empresarios, y generalmente no le esquiva a la discusión política.

En los últimos días, marcó su postura respecto al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y también sobre la lucha contra la inflación, que involucra de forma directa al sector agrícola y alimenticio. El ejecutivo conversó en exclusiva con Bloomberg Línea y profundizó sobre ambas cuestiones.

VER MÁS: Esto dijeron los CEOs de Visa, Syngenta y Accenture tras su encuentro con Guzmán

PUBLICIDAD

La siguiente conversación fue editada por motivos de extensión y claridad.

Bloomberg Línea: Hiciste mención a una concertación nacional de precios y salarios con un acuerdo amplio de todos los sectores. ¿En qué consiste?

Antonio Aracre: Manifesté lo que me parece que en un momento como este, en el que comenzamos un proceso de estabilización tras el acuerdo con el FMI, en el cual vamos a reconstituir reservas, a tranquilizar el frente externo, vamos a reducir el déficit fiscal y a bajar significativamente la emisión. Todo ese programa anti inflacionario requiere de un soporte adicional o complementario a esa mirada monetaria y fiscal. Y es cómo frenar esta inercia de una Argentina que viene hace muchos años con un proceso inflacionario alto. Todas esas medidas son importantes pero toman cierto tiempo plasmarse en la vida cotidiana. La gente no la está pasando bien y necesita ver resultados más cercanos. Para cortar con esa inercia, necesitamos una mesa de concertación que nos haga comprometer a todos los actores sociales (gobierno, empresas, sindicatos, movimientos sociales) en cómo podemos colaborar, aportar tranquilidad a la economía, a los precios y a la sociedad. Esto lo tenemos que arreglar entre todos y todos tenemos una cuota de responsabilidad vinculado al rol de liderazgo que cada uno tiene en lo que hace.

Hay luchas especulativas, mezquinas, hay desacuerdos que quedan muy expuestos y debilitantes en el frente del Gobierno

Antonio Aracre, CEO de Syngenta

¿Considerás que falta compromiso en algunos sectores de la dirigencia política o empresarial?

Hay toda esta situación de mirar para arriba, que no es ni positivo ni negativo. Pasa con los dirigentes políticos que tienen que dar el ejemplo y a veces, o algunas veces, no están a la altura de las circunstancias. Hay luchas especulativas, mezquinas, hay desacuerdos que quedan muy expuestos y debilitantes en el frente del Gobierno, y también en la oposición hay miradas muy distintas sobre cómo actuar con grandeza frente a situación como estas. Gobernar generando cambios importantes necesita un consenso amplio de la sociedad y la dirigencia política tiene que dar un ejemplo fuerte.

En la sesión del Senado se volvió a ratificar la oposición de un sector del oficialismo al acuerdo con el FMI. ¿Te referís, entre otras cosas, a ese evento?

La diversidad de pensamiento es algo valioso. A partir de la diversidad se construyen ideas mejores que cuando todos procesamos la misma forma de pensar. Ahora, en materia de oponerse a algo, lo valioso es tener una propuesta superadora o alternativa. Y a mi lo que me parece un tanto inconveniente para un frente que tiene ante todo la responsabilidad de gobernar, es que cuando vos te manifestás en algo tan importante, tenés que ser muy claro en qué alternativa propones y donde deja a la gente esa alternativa. Y no escuché nada coherente sobre eso.

¿Cuál es tu opinión respecto a las distintas medidas y programas lanzadas por el Gobierno durante este tiempo para frenar la Inflación?

Con cierto dolor hemos aprendido que los subsidios tienen y deben tener un espacio en la sociedad. Pero también es muy difícil poder sustentar en el tiempo una cantidad de subsidios porque la economía tiene sus límites y no siempre se puede afrontar ese nivel de gasto en medio de una situación de escasez. Eso te lleva a tener que decidir muy bien qué partes de la sociedad y qué rubros deben subsidiar. El Gobierno lo entendió bien con la segmentación de tarifas energéticas. Pero en alimentos no podemos pretender subsidiar los alimentos para toda la población, se llame precios cuidados, máximos o lo que sea, necesitamos también segmentar y tener una tarifa social para los sectores más necesitados. Argentina no tiene los recursos para generar alimentos baratos para toda la población.

No podemos pretender subsidiar los alimentos para toda la población

Antonio Aracre, CEO de Syngenta

Ante una situación externa compleja, otra vez sonaron medidas que impactan en el campo como la suba de las retenciones. ¿Cuál es su posición?

Son un mecanismo recaudatorio bastante injusto. Es fácil de recaudar pero no es un impuesto que siga criterios de progresividad porque ataca los ingresos del productor y no las ganancias. Pero además no cumple la función del desacople tan mencionada y anunciada y eso ya quedó a la vista. Tenemos retenciones, son altas y sin embargo los alimentos aumentaron por encima del 5% en febrero. Hay que apuntar a otros sistemas que podrán estar vinculados con las retenciones pero usándolos mejor para subsidiar la producción de algunos alimentos que son de necesidad para sectores vulnerables. Subir retenciones y aumentar la recaudación que va hacia las arcas del Estado no va a generar un cambio. Haciendo más de lo mismo es difícil que consigamos resultados diferentes.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD